Fuente

Todo lo que hay que considerar antes de tener un hijo

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 2 minutos, 458 palabras

Desde siempre la especie humana se ha reproducido sin necesariamente ponerse a pensar por qué lo hace y si en verdad así lo desea. En el caso de la mujer el tema de la maternidad es un tema central, ya sea que quiera o no tener hijos, siempre habrá presiones sociales, prejuicios, deseos de otros, estereotipos y condiciones físicas que impacten en sus decisiones. Muchas mujeres saben, desde que son muy pequeñas, que quieren tener un hijo, otras dicen no quererlo y cambian de opinión cuando se acercan a una edad en la que su tiempo fértil va disminuyendo, o cambian de opinión cuando se enamoran, otras lo posponen por cuestiones laborales y otras nunca llegan a quererlo.

Sea como sea, lo más recomendable en una decisión de este tipo, es tener bien claro para qué se quiere un hijo y lo que implica ser madre. Querer un hijo no necesariamente significa desear ser madre, ya que se puede querer por muchas razones que no siempre son las más convenientes para ese bebé, por ejemplo: para darle gusto a alguien de la familia, para retener a la pareja, para competir con otras mujeres, para cumplir con ideales y expectativas propias y de otros, o para tener compañía. Cuando la decisión de tener un hijo va acompañada del deseo de convertirse en madre, tanto la mujer como el hombre saben que su vida cambiará y que será difícil, sobre todo al inicio, adaptarse a la nueva dinámica familiar. Es fundamental que la mujer sea consciente de que no solo su cuerpo se transformará, sino también su identidad, ya que después de tener un bebé no volverá a ser la misma, también hay que considerar que habrá que hacer una gran inversión de tiempo, dinero y esfuerzo; es importante saber que el bebé por su inmadurez requerirá de una madre que esté pendiente de sus necesidades. Y principalmente, hay que tener presente que la mujer requerirá de un respaldo en todos los ámbitos, este respaldo consiste en que tenga a alguien que la cuide y que le permita sentirse segura y tranquila, este es uno de los aspectos más importantes ya que solo así, ella podrá conectarse emocionalmente con su hijo, sin preocupaciones ni presiones.

Tener un hijo no es cualquier cosa y no basta con desearlo, siempre conviene pensar en ese bebé y en aquello que es mejor para él. Un niño no requiere únicamente amor ni deseo de que exista, necesita de estabilidad, de tiempo y de una gran disposición para convertirse en madre con todas las renuncias y ganancias que eso implica.

Autor
Claudia Rodríguez Acosta
Claudia Rodríguez Acosta

Estudié la Licenciatura en Psicología en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y la Maestría en Psicoterapia General en la Asociación Psicoanalítica Mexicana. Desde 2006 me he desempeñado como docente a nivel medio superior y superior, y ejerzo la psicoterapia psicoanalítica en consulta particular. He participado en Congresos y Coloquios de la Asociación Psicoanalítica Mexicana, de la Universidad del Valle de México, así como de la Universidad Nacional Autónoma de México. Mi labor ha estado enfocada al entendimiento de los padecimientos psíquicos. Actualmente radico en Ciudad de México, continúo mis labores docentes y clínicas, e imparto talleres y grupos de estudio. Trabajo en consulta privada con niños (a partir de diez años), adolescentes, parejas y adultos.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul ó Logotipo Facebook, letra efe en color blanco con fondo azul.


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

agosto 2019
L M X J V S D
« Jul    
  1 2 3 4
 5 6 7 8 91011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !