Fuente

Inmunoterapia, una nueva esperanza contra el cáncer

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 4 minutos

Con la inmunoterapia se ven venir herramientas más efectivas contra el cáncer.

Investigadores oncólogos están por encontrar una nueva forma para atacar con tumores malignos avanzados.

Hasta ahora la batalla de la medicina contra el cáncer se ha centrado en la quimioterapia que muchas veces resulta tan agresiva y con tan fuertes efectos adversos, que termina debilitando al paciente a tal grado que muchas veces le aniquila su calidad de vida durante el tratamiento, si es que logra sobrevivir.

Esto es porque la quimioterapia ataca con fuerza sí a las células malignas pero también se lleva de paso a muchas células sanas; de ahí que dicha terapia tenga duros efectos adversos indeseables como la caída de cabello, náuseas, vómito, diarrea, úlceras de todo tipo, y una enorme variedad de síntomas dependiendo del paciente y del tipo de cáncer que padece. Por décadas ha sido la única herramienta utilizada en la lucha contra el cáncer.

La buena noticia es que hoy la oncología abre una gran esperanza de encontrar una mejor manera de atacar esa epidemia que los tumores cancerígenos representan para la humanidad.

Se acaba de presentar con gran entusiasmo a la comunidad de oncólogos del mundo reunidos en la Convención Anual de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO 2014 por sus siglas en inglés), los resultados de un estudio multinacional donde por primera vez se recurre a otra manera para atacar el cáncer; es mediante inmunoterapia, es decir aprovechando la respuesta del propio sistema inmunológico, nuestras propias defensas.

¿Por qué nuestras defensas no atacan al cáncer?

Se trata de un tratamiento antiPD1 –un mecanismo antitumoral de acción realmente novedoso- con el cual se le ayuda al sistema inmunológico a devolverle la capacidad de luchar contra los tumores.

Conforme nos explica el médico oncólogo Alfredo Luis Caparrós, durante décadas los investigadores y oncólogos han tratado de entender mejor por qué el sistema inmunológico no puede atacar a los tumores en forma eficiente.

Hoy, el avance de la ciencia médica ya permite saber que los tumores malignos producen una sustancia conocida como PD1. Esta sustancia debilita a las propias defensas del cuerpo, es decir a los linfocitos que comúnmente son las células que quieren atacar el tumor, pero llegan los PD1 y los debilitan; no le permiten a los linfocitos hacer su trabajo, no dejan que ataquen al tumor maligno, y entonces esas defensas del cuerpo se paralizan.

Digamos que los linfocitos son como soldados del ejército que defienden al cuerpo, pero al ser debilitados por el PD1 que el mismo cáncer les hace llegar, pues no tienen manera de hacer esa labor de ataque.

Por aprobarse a fines del 2014

Lo que se anunció en ASCO 2014 realizado esta semana en la ciudad de Chicago es justamente un mecanismo que forma una barrera para evitar que el ejército de soldados linfocitos sean debilitados y entonces –reestablecidos- sí puedan atacar al tumor.

La molécula que forma esa barrera ya tiene nombre aunque aún está en la fase final de investigación clínica probándose en pacientes. Se llama Pembrolizumab y es de la farmacéutica Merck Sharp and Dohme (MSD) que de alcanzar resultados positivos como se vislumbra, estaría logrando la autorización para estar lanzándolo a fines de este año en distintos países. En Estados Unidos el regulador sanitario (FDA) ya tiene los estudios en revisión para hacerlo de manera acelerada, y ya se autoimpuso el mes de octubre como plazo para emitir una opinión y definir si autoriza este nuevo tratamiento.

Así nos lo informa el doctor Caparrós quien es director asociado del Departamento Médico de MSD en Argentina, quien vía telefónica desde la sede de ASCO este año en Chicago nos ha compartido su entusiasmo pues conforme van las cosas, este paso en la medicina significará un completo cambio de paradigma en la lucha contra el cáncer.

Por ahora los tipos de cáncer en los que se está probando Pembrolizumab incluye pacientes con melanoma avanzado, cáncer de pulmón avanzado y cáncer de cabeza y cuello avanzado; estos tres se caracterizan porque son difíciles de atacar con el tratamiento estándar actual y la sobrevida de quienes lo padecen está por debajo de la media.

Menores efectos adversos

Pero justo por los buenos augurios que trae Pembrolizumab, el programa de investigación se ha extendido a 30 diferentes tumores de cáncer, y se incluyen pacientes de todo el mundo, incluso de la región latinoamericana como Brasil, Colombia, México, Chile y Argentina.

Hablando de los efectos adversos de esta inmunoterapia, los especialistas reportaron que son notoriamente menores a los causados por la quimioterapia. Algunos de los efectos de Pembrolizumab son cansancio y fatiga general, reacción en la piel, diarreas, inflamación del intestino o del sistema endocrino o pulmonar, pero la mayoría de las reacciones son de grado bajo, según los estudios reportados en ASCO.

Como se ve, hay válidas razones para el gran entusiasmo entre los especialistas de MSD y en el ámbito de los oncólogos, porque este nuevo mecanismo de acción inmunológico podría cambiar la forma en que se tratarán los tumores malignos de aquí en adelante.

 

Crédito de la imagen © Depositphotos.com/iqoncept

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Autor
Maribel Ramírez Coronel
Maribel Ramírez Coronel

Directora General de Plenilunia, autora de la columna Salud y Negocios en el periódico El Economista, colaboradora sobre temas de salud en TV Azteca y en Reporte 98.5 de FM.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo google plus, fondo rojo letra g y simbolo de suma Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul

Código QR


Consulta por fecha

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
  1 2 3 4 5 6
 7 8 910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Fase lunar


Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !

Pero puedes darlo a conocer en:

cerrar