Fuente

Recomendaciones de rutinas y dietas que puedes emplear en las diferentes décadas de la vida

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 3 minutos, 735 palabras

Mientras más acostumbrado esté tu cuerpo a realizar actividad física, será más sencillo mantener ese ritmo y gozar de los beneficios que esto traerá a tu vida. Recuerda que el ejercicio y la actividad física son parte de un estilo de vida saludable.

¿Sabías que debes elegir una rutina de acuerdo con tu edad?

¿Sabías que debes elegir una rutina de acuerdo con tu edad?

Armando Saldaña, entrenador de acondicionamiento físico de Smart Fit nos recomienda conocer tu cuerpo y tus limites, “hay personas que hacen ejercicio desde que son jóvenes y pueden tener mejor condición que las personas que nunca han hecho ejercicio. Sin embargo, el tipo de rutina para cada edad varía debido a que los metabolismos y las necesidades del cuerpo tienen que ver con la estructura y rangos de movimiento de cada persona, ya que la estructura determina la función”.

Por lo que nos presenta sus recomendaciones de rutinas y dietas agrupándolas por décadas, aunque debemos destacar que antes de modificar el nivel intensidad de tu actividad física es importante consultar con un médico para tener su visto bueno ya que cada persona es diferente.

20s

De acuerdo Armando, estás preparado para comerte el mundo casi de manera literal, pues tu metabolismo es rápido, puedes tener un gasto calórico de hasta 2500 calorías y la mejor manera de mantenerlo de esa forma es haciendo 5 comidas al día: 3 grandes y 2 colaciones. Deben formar parte de tu dieta carnes magras, pescado, huevos, legumbres cocinadas sin grasa, lácteos desnatados, frutas y verduras.

Un buen programa para ejercitarte debe incluir pesas, cardio o aeróbico y estiramientos, por lo que unas excelentes opciones serían un entrenamiento de alta intensidad, gimnasia aeróbica, running, spinning, zumba, entre otras con una frecuencia de 75 a 90 minutos al día hasta 5 veces por semana.

30s

Momento importante para romper la rutina sedentaria, aprovecha la hora de la comida y sal a caminar. En esta etapa tu organismo alcanza el punto más elevado de masa ósea, paradójicamente inicia también la pérdida gradual y constante de la misma. Por lo que es bueno que realices un consumo cotidiano de alimentos ricos en calcio, legumbres, verduras de hoja verde, frutas con aporte de vitamina C para propiciar la fijación del calcio, cereales y levadura de cerveza.

La intensidad de los ejercicios debe ser más moderada, pero en lapsos más prolongados, ya que lo que más interesa es quemar grasa y fortalecer el corazón. Incluye en tu rutina ejercicios específicos en máquinas o pesas, más cardio, corre de manera moderada, entrenamiento funcional, body combat o TRX, en un lapso de 60 a 75 minutos, 4 o 5 veces por semana, puedes aplicar una variante en tus rutinas para incrementar el tono muscular y la resistencia aeróbica controlando tus pulsaciones al correr, nadar o hacer bici.

40s

La OMS estima que a partir de este momento tu necesidad energética disminuye un 5% por cada década, pues el metabolismo basal se reduce. Por este motivo es recomendable disminuir el consumo de grasa de origen animal; es mejor consumir comida a la plancha, pescado y aceite de oliva.

Tienes que procurar un entrenamiento que esté más enfocado en evitar la pérdida de fuerza, mantener el tono y la resistencia física. Realizar ejercicio cardiovascular y deportes de menor impacto. Actividades acuáticas, baile, bicicleta, yoga y pilates son ideales para ti. No olvides que realizar un calentamiento antes de cualquiera de estas actividades es indispensable.

50s o más

A partir de esta etapa hay una pérdida importante de masa muscular equivalente a casi el 65% y la fuerza física también decae, por lo que debe haber una ingesta alta de vegetales y frutas no procesados y proteína animal; alto consumo de lácteos, pescado, frutos secos y derivados de soya para prevenir la descalcificación.

Tu rutina no necesariamente debe implicar cargar peso, pero si trabajar hasta sentir fatiga muscular por zonas. Disciplinas ideales para esta etapa son el yoga, pilates, taichi y sus variantes acuáticas o caminatas a paso acelerado para mantener fuerza a nivel músculo esquelético y hormonal. Actividades de bajo impacto entre 45 o 60 minutos entre 3 y 6 días por semana.

Crédito de la imagen © Depositphotos.com/franckito

Autor
Plenilunia Salud Mujer
Plenilunia Salud Mujer

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo google plus, fondo rojo letra g y simbolo de suma Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul ó Logotipo Facebook, letra efe en color blanco con fondo azul.

Código QR



Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
  1 2
 3 4 5 6 7 8 9
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !