Fuente

Promover autocuidado para fortalecer sistema de salud y bienestar de mexicanos

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 6 minutos, 991 palabras

Ante la inversión de la pirámide poblacional y el aumento en la expectativa de vida, el autocuidado se convierte en una herramienta fundamental para fortalecer la salud en México. Por ello, a fin de detonar la conversación y reflexión sobre este tema, la Asociación de Fabricantes de Medicamentos de Libre Acceso (AFAMELA) llevará a cabo el Foro: El autocuidado como herramienta para fortalecer al sistema de salud y el bienestar de los mexicanos, el próximo 17 de abril, en el cual participarán diversas personalidades nacionales e internacionales”, apuntó Ricardo Ramírez, Director Ejecutivo de dicha institución.

Consolidar el autocuidado, clave para fortalecer a México, AFAMELA

Consolidar el autocuidado, clave para fortalecer a México, AFAMELA

De hecho, la organización internacional WSMI (World Self-Medication Industry) señala que “un país que alienta el autocuidado puede esperar tener una población más sana y redirigir recursos escasos en áreas prioritarias. El cuidado personal puede desempeñar un papel crucial en la prevención de la próxima epidemia mundial de padecimientos crónicos no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes”.

Asimismo, la Declaración sobre la asistencia sanitaria centrada en el paciente emitida por la International Alliance of Patients Organizations señala que los sistemas de salud en todas las regiones del mundo están bajo presión y no podrán hacerle frente si continúan centrándose en las enfermedades en lugar de los pacientes; por ello, es fundamental que los pacientes participen adheriéndose a sus tratamientos, realizando cambios de comportamiento y autogestionándose1.

El autocuidado de la salud incluye diversas actividades que empoderan al consumidor/paciente en torno a su bienestar e incluyen seguir una dieta balanceada, realizar actividad física, evitar el tabaquismo y la automedicación, explicó Ricardo Ramírez.

El autocuidado de la salud es una estrategia que ayuda a fortalecer los esquemas de prevención; por ello, es importante no confundir conceptos como la automedicación con la autoprescripción”, advirtió el Director Ejecutivo de AFAMELA.

Las diferencias entre ambas prácticas son marcadas, ya que los tratamientos indicados para la automedicación responsable fueron autorizados por las autoridades sanitarias de cada país (la Secretaría de Salud y la COFEPRIS en el caso de México) para aliviar, tratar o prevenir síntomas o problemas comunes de salud de fácil autodiagnóstico, como un resfriado, una infección en las uñas por hongos o una indigestión.

A estos fármacos se les conoce como medicamentos de venta sin receta u OTC por sus siglas en inglés (Over The Counter o Frente al Mostrador), los cuales han demostrado altos niveles de eficacia y seguridad 2,3,4.

En comparación, los fármacos que requieren prescripción solamente deben ser indicados por un médico, de acuerdo con los síntomas, historial y características del paciente. “En estos casos jamás debe considerarse la recomendación de alguna otra persona”, advirtió Ricardo Ramírez.

El autocuidado de la salud implica, entre otras acciones, el uso informado de tratamientos clasificados por las autoridades sanitarias como OTC o de venta sin receta, cuyo fin es aliviar, tratar o prevenir síntomas o problemas de salud comunes y de fácil autodiagnóstico.

El autocuidado de la salud implica, entre otras acciones, el uso informado de tratamientos clasificados por las autoridades sanitarias como OTC o de venta sin receta, cuyo fin es aliviar, tratar o prevenir síntomas o problemas de salud comunes y de fácil autodiagnóstico.

Por esto, mientras que el consumidor puede elegir entre las diversas opciones de productos OTC y tomarlos directamente del estante, los productos de prescripción siempre están detrás del mostrador de la farmacia y sólo se pueden adquirir con una receta emitida por un médico. En dicha receta el médico establece la dosis, periodicidad y otros detalles relacionados con el tratamiento y administración del fármaco. En cambio, cuando se trata de un medicamento OTC, el consumidor debe:

  • En primer lugar, verificar si sus molestias coinciden con las que están en el empaque del producto en un apartado llamado INDICACIONES, pues el tratamiento sólo está aprobado para tratar los problemas que están en dicha sección.
  • Asimismo, antes de administrarse el tratamiento, el consumidor debe leer toda la información restante del empaque, especialmente las CONTRAINDICACIONES, así como las PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS para evitar cualquier riesgo asociado. En este último apartado también se indica el límite de días de uso del producto, tras los cuales, si persisten las molestias, el consumidor debe acudir al médico.

En cuanto a la DOSIS Y MODO DE EMPLEO, el consumidor debe poner especial atención a la cantidad del tratamiento indicada, la edad mínima para su administración y otras precisiones, así como la dosificación adecuada”, señaló Ricardo Ramírez.

A diferencia de la autoprescripción que representa un peligro para la salud de las personas, la automedicación responsable ha sido reconocida por múltiples organismos –incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Food and Drug Administration (por sus siglas en inglés FDAAdministración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) y la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)– como una herramienta del autocuidado que beneficia la salud y reduce la presión a los servicios médicos, especialmente cuando éstos son limitados 5,6,7.

En este sentido, la OMS advierte que los consumidores deben recibir información suficiente y precisa para ejercer la automedicación responsable y beneficiarse de ésta 8. “Para lograrlo, invitamos a autoridades y profesionales de la salud a trabajar en conjunto para concientizar a la población, empoderarla a través de información precisa sobre su bienestar y el uso adecuado de cada uno de los productos, de manera que contribuyamos a mejorar la salud de los mexicanos y de nuestro sistema de salud”, concluyó Ricardo Ramírez.

Referencias

  1. ; Declaration on patient-centered Healthcare; International Alliance of Patients’Organizations; Publicado en línea 28/02/2006; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  2. ; LEY 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios; Boletín Oficial del Estado. España, Jefatura del Estado; 27 de julio de 2006 (178):28122-65; Fecha de publicación 27/07/2006; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  3. ; Nonprescription drug therapy: issues and opportunities; American Journal Pharmaceutical Education; 70 (6):137; Fecha de publicación 15/12/2006; PMID: 17332863; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  4. ,; Automedicación y términos relacionados: una reflexión conceptual. ; Revista Ciencia Salud 2011; 9(1): 83-97; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  5. ; WHO. General Policy Issues. The benefits and risks of self-medication. WHO Drug Information Vol. 14, No. 1, 2000. Consultado el 09/03/18. Disponible en ; WHO Drug Information; Vol. 14, No. 1, 2000; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  6. ; Medicamentos sin receta: ¿Cual es adecuado para usted?; Fecha de publicación 01/02/2016; Fecha actualización 30/08/2013; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  7. ; Diferencias entre medicamentos sin receta y con receta. ; Revista Cofepris. Protección y Salud.; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
  8. ; El rol de los farmacéuticos en el auto-cuidado y la automedicación. ; Organización Mundial de la Salud; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/04/2018
Créditos de las imágenes © Depositphotos.com/Syda_Productions y AFAMELA

Sitios de interés

Publicidad

Código QR



Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

julio 2018
L M X J V S D
« Jun    
  1
 2 3 4 5 6 7 8
 9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !