Fuente

Tratamientos de apnea del sueño y dispositivos de presión positiva

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 4 minutos, 945 palabras

La apnea del sueño o “Síndrome de Apnea o Hipoapnea del Sueño” (SAHOS) se refiere al conjunto de síntomas asociados a dejar de respirar o reducir significativamente la respiración durante el sueño. Uno de los síntomas más comunes es el ronquido, que es el que principalmente lleva a los pacientes (o a su compañero de cama) a buscar un diagnóstico y tratamiento, afirma Oscar de la Peña, Director de producto para Sleep & Respiratory Care de Philips México.

DreamStation Sistema de terapia de CPAP

DreamStation Sistema de terapia de CPAP

Agrega que más allá de la molestia del ronquido el SAHOS puede desencadenar y empeorar otros problemas de salud como pueden ser:

Oscar de la Peña, Director de producto para Sleep & Respiratory Care de Philips México

Oscar de la Peña, Director de producto para Sleep & Respiratory Care de Philips México

  • hipertensión arterial,
  • migrañas,
  • incremento de peso,
  • e inclusive fallas cardiacas.

Nos explica que los síntomas más comunes son:

  • somnolencia diurna
  • dolores de cabeza en las mañanas
  • insomnio
  • y falta de concentración

La apnea del sueño puede ser de dos tipos:

  1. obstructiva
  2. o central

La apnea obstructiva se debe, como su nombre lo dice, a una obstrucción mecánica de las vías aéreas superiores; esto es que la lengua al relajarse mientras dormimos puede “caer” hacia la parte posterior de la laringe y obstruir el paso del aire hacia los pulmones. En estos casos el paciente mantiene el esfuerzo respiratorio, pero no logra llevar aire a los pulmones por esta obstrucción.

En el caso de la apnea central el paciente simplemente deja de respirar sin presentar obstrucción alguna en las vías aéreas.

Los tratamientos que se basan en mantener las vías aéreas abiertas para permitir el paso del aire pueden funcionar en la apnea obstructiva pero no en la central. Algunos dispositivos, como los de avance mandibular, no pueden tratar las apneas centrales.

Los dispositivos de presión positiva más avanzados, como los desarrollados por Philips, pueden determinar el tipo de apnea del paciente y ajustar el tratamiento de acuerdo al mismo.

Los equipos de presión positiva han sido evaluados y aprobados por las autoridades sanitarias en diversos países para pacientes mayores de 7 años y de más de 20 kilogramos de peso, por debajo de estos límites no se prescribe terapia de CPAP. Por arriba de los 7 años de edad el tratamiento es esencialmente el mismo: un equipo generador de aire y una mascarilla. La diferencia se da por los niveles de presión y por las tallas y modelos de mascarillas.

El tratamiento más adecuado para el SAHOS es el uso de un equipo de presión positiva de las vías aéreas (CPAP, por sus siglas en inglés de Continuous Positive Airway Pressure).

Este equipo mantiene las vías aéreas presurizadas durante el proceso de respiración usando un pequeño equipo generador de aire que se coloca en el buró y una mascarilla que se mantiene conectada al paciente.

Existen gran variedad de mascarillas que se adaptan a cada tipo de cara y de hábitos de dormir, pueden ser tan pequeñas como una “bigotera” que permiten dormir en cualquier posición.

Al respecto del los beneficios son inmediatos en el descanso y estado anímico, pero los más importantes se dan a largo plazo ya que los pacientes tratados de apnea de sueño reducen posibles comorbilidades asociadas a la apnea de sueño que pueden deteriorar su salud en el futuro.

Mencionando algunos relevantes:

  • Mejoramos la calidad de nuestro sueño nocturno. Los patrones de sueño se van normalizando.
  • Al mejorar el sueño nocturno obtenemos un sueño más reparador. Por lo que durante el día el paciente estará menos somnoliento y mejorará notablemente tanto su concentración, memoria y producción laboral.
  • Crece el estado anímico de los pacientes que utilizan CPAP.
  • Problemas de presión elevada se verán disminuidas.
  • Mejora el sueño de nuestra pareja.

Philips ha desarrollado la línea “Dream Family” para el tratamiento del SAHOS. En equipos de generación de presión positiva cuentan con DreamStation y en las mascarillas los diferentes modelos de DreamWear.

El precio de un equipo de CPAP es en promedio $15,000 pesos; pudiendo variar dependiendo de la complejidad del equipo y tratamiento. Adicionalmente se requiere de una mascarilla que debe reemplazarse al menos 2 veces por año con un costo promedio de $2,500 pesos.

Finalmente, con respecto al acceso al tratamiento nos informa que SAHOS debe ser diagnosticado a través de un estudio de sueño y los equipos prescritos por un somnólogo, médico especialista en medicina del dormir.

El diagnóstico se puede realizar con equipos que miden diferentes variables mientras el paciente duerme (frecuencia cardiaca, saturación de oxígeno, ronquidos, frecuencia respiratoria, entre otros) y se pueden realizar con equipos portátiles a domicilio.

Hay diversos laboratorios o clínicas de sueño privados en el país y también en algunas instituciones de salud pública como el

  • IMSS
  • ISSSTE
  • INER
  • y INNCM

El diagnóstico y tratamiento son accesibles a todos los pacientes a través de estas instituciones de salud, tanto para asegurados como pacientes en general.

Créditos de las imágenes Koninklijke Philips y Philips

Autor
Plenilunia Salud Mujer
Plenilunia Salud Mujer

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo google plus, fondo rojo letra g y simbolo de suma Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul ó Logotipo Facebook, letra efe en color blanco con fondo azul.

Código QR



Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
  1 2 3 4 5 6
 7 8 910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !