Fuente

Cámara de Diputados aprobó incluir a cirugía estética y reconstructiva; y medicina estética, dentro de actividades requiere de títulos profesionales o certificados

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 7 minutos

La Cámara de Diputados aprobó con 395 votos el dictamen que incluye a la cirugía estética y reconstructiva, y a la medicina estética, dentro de las actividades que requieren títulos profesionales o certificados de especialización legalmente expedidos y registrados por las autoridades competentes. Fue enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

El documento que reforma los artículos 79, 83 y 425 de la Ley General de Salud, contempla una sanción administrativa que podrá ser clausura temporal o definitiva, parcial o total, según la gravedad de la infracción y características de la actividad o establecimiento.

Cuando se ofrezcan o realicen servicios de cirugía estética o reconstructiva sin que el personal profesional a cargo cuente con los títulos profesionales y certificados de especialización o subespecialización, o mediante anuncios, documentos, papelería o publicidad sin los datos de registro ante las autoridades educativas.

Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Salud, diputado Elías Octavio Íñiguez Mejía, expresó que cada día avanza más la moda de que las personas, principalmente las mujeres, quieran arreglar, modernizar o cambiar su cuerpo, situación que “no limita nada más a las mujeres, también algunos hombres que pretenden cambiar su forma de verse o su estética”.

Se busca, dijo, que en México no siga avanzando ese tipo de clínicas o médicos, que a veces ni médicos son, sino personas que dicen ser doctores y abren una clínica. “Lo peligroso de esto es que hacen intervenciones quirúrgicas en un consultorio e inyectan o aplican productos a las personas”.

México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en el ranking de procedimientos quirúrgicos de cirugía plástica y cada vez se ve el aumento en diferentes partes del país. México se ha convertido en un turismo de cirugía plástica y estética.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofrepris) revisó más de 2 mil clínicas, pero solamente el 10% contaba con un permiso sanitario y, además de eso, cumplía con todas las normas que obliga por ley tener un tipo de clínica de esta naturaleza. “No podemos seguir permitiendo que mucha gente lucre con la salud de los mexicanos”.

Íñiguez Mejía mencionó que se requiere que quienes hagan estas intervenciones sean médicos cirujanos plásticos y estéticos, los cuales debieron ser doctores generales por 6 años, para después hacer una especialidad en cirugía general 4 años y una subespecialidad en cirugía plástica, estética y reconstructiva durante 3 años más, así como estar actualizados.

La finalidad, añadió, es que la Cofepris supervise todas estas clínicas y establecimientos, para que cuenten con títulos profesionales de la especialidad y de la subespecialidad, así como tener los registros tanto en colegios como en la propia Cofepris con su cédula profesional.

Urgió a la Cofepris a clausurar temporalmente a quien no cumpla, o definitivamente, todos los establecimientos que ofrezcan estos servicios de cirugía estético-reconstructiva y no cuenten con personal especializado, certificado y no tengan esos títulos.

En los posicionamientos, la diputada Melissa Torres Sandoval señaló que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, por cada cirujano médico reconstructor especializado existen 15 personas que se ostentan como especialistas sin serlo, llegan a emplear insumos, tales como aceites, parafinas o silicón industrial, situación que puede provocar enfermedades, amputaciones, o incluso la muerte.

Se busca dar mayor claridad al ordenamiento legal, evitar que estas personas ejerzan sin tener los respaldos correspondientes para el ejercicio de la cirugía estética, a fin de prevenir riesgos en la salud de quienes acuden a estos servicios médicos.

La diputada Karina Sánchez Ruiz resaltó que en el país existen más de 20 mil médicos cirujanos plásticos que no cuentan con los requerimientos para ejercer estas prácticas; por ello, es primordial incluir a la cirugía estética y reconstructiva al listado de actividades profesionales en el campo de la medicina que requieran títulos profesionales o certificados de especialización, expedidos o registrados por las autoridades educativas competentes.

Estamos comprometidos con la salud de los mexicanos y consideramos fundamental tomar medidas más severas para quienes por codicia engañan y lucran con la necesidad de la misma población. Ya basta de charlatanes y clínicas patitos”, agregó.

La diputada Rosa Alba Ramírez Nachis, precisó que México ocupa el quinto lugar en cirugía estética después de Estados Unidos, China, Brasil e India. Agregó que se realizan más de 800 mil procedimientos por año y la Secretaría de Salud afirma que no constituye un problema de salud pública.

En 20 años las cirugías estéticas aumentaron un 80%, siendo la rinoplastia, lipoesculturas e implantes mamarios las más solicitadas. Al reformar la ley, dijo, “se da la garantía de que sacaremos del mercado a muchos charlatanes que se han encargado de arruinar la vida de aquellos que ponen en sus manos la integridad de su salud”.

La diputada Concepción Villa González expresó que en los últimos años la demanda de toda clase de cirugías estéticas ha aumentado considerablemente, como resultado de la reducción al costo y por la aparición de consultorios y clínicas de belleza que prometen mejorar físicamente al cuerpo humano y se han convertido en un fenómeno recurrente en el país.

Hizo votos por establecer una sanción a las personas que practican tratamientos y cirugías, sin contar con la cédula de especialidad correspondiente así como a los hospitales que los permiten.

El diputado Cesáreo Jorge Márquez Alvarado, puntualizó que de acuerdo al Estudio Internacional de Procedimientos Estéticos, Cosméticos, realizado por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética, la demanda de este tipo de intervenciones creció alrededor de 28% entre el 2010 y el 2014, y debido a este crecimiento, han proliferado en México técnicos y auxiliares que engañan a personas con recursos limitados.

Se requiere incrementar la vigilancia y las restricciones para la operación de las unidades que ofrezcan o realicen servicios de cirugía estética o reconstructiva, endureciendo las sanciones para aquellos establecimientos a cargo de personal que no cuente con los títulos correspondientes expedidos por universidades y certificados de especialización correspondientes.

El diputado J. Guadalupe Hernández Alcalá expuso que conforme al Hospital General de México han acudido más de 100 mil pacientes por malas prácticas en clínicas clandestinas. “Proteger el derecho a la salud de quienes se realizan estas cirugías es responsabilidad de nosotros los legisladores y es importante que quienes hacen estas cirugías tengan un entrenamiento especial”.

La toxina botulínica es la intervención estética más común para hombres y mujeres. En intervenciones quirúrgicas el aumento mamario es la principal entre las mujeres, mientras que la blefaroplastia, es decir, la corrección de la caída de los ojos, es la más común en los varones.

En su intervención el diputado Jesús Antonio López Rodríguez relató que es importante incluir a la cirugía estética y reconstructiva dentro de las actividades profesionales que requieren título profesional o certificado de especialización legalmente expedidos, dado que en los últimos años han proliferado en el país los servicios de cirugía estética y reconstructiva realizados por personal no especializado, que incluso ni siquiera tienen la formación mínima en el campo de la salud.

Llamó a garantizar la atención adecuada de quienes recurren a la cirugía estética y reconstructiva y que esta sea realizada únicamente por médicos especialistas. “Modificar la apariencia física o la corrección de una malformación congénita o secuela de alguna enfermedad mediante una cirugía plástica, estética o reconstructiva, no es cosa banal, se han documentado complicaciones importantes y hasta la muerte de muchos pacientes”.

Elvia Graciela Palomares Ruiz, resaltó que México ocupa el tercer lugar a nivel mundial entre los países donde se realizan más procedimientos de cirugía estética o reconstructiva. A nivel nacional, es la especialidad médica que arroja el mayor número de casos de mala praxis, es decir, existen más de 20 mil falsos médicos cirujanos que ponen en riesgo la vida de las personas o les causan daños severos e irreversibles, por desconocimiento e irresponsabilidad.

Se busca, subrayó, tener el control preciso de los lugares en donde se lleven a cabo dichos procedimientos sancionando a aquellos en cuya publicidad o documentación aparezca la leyenda “registro en trámites o similares”, procediendo a la clausura total o parcial, según la gravedad del caso. “En síntesis, es proteger la salud de las mujeres y hombres que deciden someterse a cirugías estéticas o reconstructivas brindándoles la certeza de que solo sean practicadas por médicos con probada experiencia y conocimiento”.

Sitios de interés

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Autor
Plenilunia Salud Mujer
Plenilunia Salud Mujer

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo google plus, fondo rojo letra g y simbolo de suma Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul ó Logotipo Facebook, letra efe en color blanco con fondo azul.

Código QR



Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
  1
 2 3 4 5 6 7 8
 9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !

Pero puedes darlo a conocer en:

cerrar