Fuente

Promover consumo de frutas y limitar azúcares agregados en dietas de embarazadas y sus hijos ¿impulsa el desarrollo cognitivo?

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 4 minutos, 867 palabras

El consumo de más frutas, menos azúcar y evitar los refrescos de dieta durante el embarazo podría tener un efecto benéfico en el funcionamiento cognitivo infantil de acuerdo a un estudio 1.

Mujer sostine cubo de azúcar en una mano en la otra tien el pulgar hacia abajo

Promover dietas más saludables puede prevenir efectos adversos en la cognición infantil.

Un estudio publicado en el American Journal of Preventive Medicine determinó que la cognición infantil más deficiente ocurrió, especialmente en la memoria y el aprendizaje, cuando las mujeres embarazadas o sus descendientes consumían mayores cantidades de azúcar. Sustituir los refrescos de dieta por versiones endulzadas con azúcar durante el embarazo también parece tener efectos negativos. Sin embargo, el consumo de frutas en niñas y niños tuvo efectos beneficiosos; y se asoció con puntuaciones cognitivas más altas.

La investigación se centra cada vez más en el impacto adverso del consumo de azúcar en la salud, especialmente en el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. El consumo de azúcar entre los estadounidenses está por encima de los límites recomendados, y las pautas dietéticas actuales para los estadounidenses enfatizan la importancia de reducir las calorías de los azúcares agregados. Se incorporan a los alimentos y bebidas durante la preparación o el procesamiento, siendo las bebidas endulzadas con azúcar (SSB, sugar-sweetened beverages) las que más contribuyen a las dietas de los estadounidenses. También está surgiendo evidencia de que el consumo de azúcar puede tener un impacto negativo en el desarrollo cognitivo de los niños.

El objetivo de nuestro estudio fue examinar las asociaciones entre el embarazo y el consumo de azúcar en la descendencia (sacarosa, fructosa) con la cognición infantil“, explicó la investigadora principal Juliana FW Cohen, ScD, School of Health Sciences, Merrimack College, North Andover, MA (Escuela de Ciencias de la Salud, Merrimack College, North Andover, MA) y el Department of Nutrition, Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston, MA. (Departamento de Nutrición, Harvard TH Escuela de Salud Pública Chan, Boston, MA.). “Además, examinamos las asociaciones de consumo maternoinfantil de SSB, otras bebidas que incluyen refrescos y jugos dietéticos y frutas con la cognición infantil“.

Los investigadores recopilaron datos de evaluación de la dieta de más de mil mujeres embarazadas entre los años de 1999 a 2002 que participaron en el Proyecto Viva. Las dietas de sus hijos fueron evaluadas en la primera infancia. La cognición infantil se evaluó en la infancia temprana y media (aproximadamente a la edad de 3 y 7 años, respectivamente).

Los resultados de este estudio indican que consumir más frutas y menos azúcar, así como evitar los refrescos de dieta durante el embarazo, puede tener un impacto significativo en el funcionamiento cognitivo de la niña o niño. Los hallazgos clave incluyen:

  • El consumo materno de azúcar, especialmente de las bebidas endulzadas con azúcar, se relaciono con la cognición infantil más deficiente, incluidas las habilidades no verbales para resolver problemas nuevos y la memoria verbal más deficiente.
  • El consumo materno de bebidas endulzadas con azúcar se asoció con una inteligencia global más pobre asociada con el conocimiento verbal y las habilidades no verbales.
  • El consumo de refrescos de la dieta materna se asoció con capacidades motoras finas, visuales y motoras visuales más pobres en la primera infancia y capacidades verbales más deficientes en la infancia media.
  • El consumo de bebidas endulzadas con azúcar infantil se asoció con una inteligencia verbal más deficiente en la mitad de la infancia.
  • El consumo infantil de fructosa y fruta en la primera infancia se asoció con puntuaciones cognitivas más altas en varias áreas y mayor vocabulario receptivo.
  • La fruta también se asoció con mayores habilidades visuales motoras en la primera infancia y con inteligencia verbal en la mitad de la infancia.
  • El consumo de jugo de frutas no se asoció con la mejora de la cognición, lo que puede sugerir que los beneficios provienen de otros aspectos de las frutas, como los fitoquímicos, y no la fructosa en sí.

Este estudio proporciona evidencia de que no debería haber más demoras en la implementación de la nueva etiqueta de Información nutricional. La nueva etiqueta proporcionará información sobre los azúcares agregados para que las mujeres embarazadas y los padres puedan tomar decisiones informadas con respecto a los azúcares agregados y limitar su consumo más fácilmente. El estudio también brinda apoyo adicional para mantener la solidez de los programas federales de nutrición, como el Special Supplemental Nutrition Program for Women, Infants, and Children (WIC, Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños) y el National School Lunch Program (Programa Nacional de Almuerzos Escolares), ya que su promoción de dietas más altas en frutas y más bajas en azúcares agregados puede ser asociado con la mejora de la cognición infantil“, comentó el Dr. Cohen.

Referencias

  1. ,,,; Associations of Prenatal and Child Sugar Intake With Child Cognition; American Journal of Preventive Medicine; June 2018 Volume 54, Issue 6, Pages 727–735; Fecha de publicación 01/06/2019; DOI: 10.1016/j.amepre.2018.02.020; Disponible en el URL : ; Consultado el 09/06/2019
Crédito de la imagen © Depositphotos.com/rsedlacek


Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

junio 2019
L M X J V S D
« May    
  1 2
 3 4 5 6 7 8 9
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Publicidad

Longevitta

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !