Fuente

Informe convoca a garantizar que cada persona con epilepsia tenga acceso a atención y tratamiento que necesita

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 5 minutos, 1,132 palabras

Se presentó el primer informe mundial sobre la epilepsia que resume la evidencia disponible sobre la carga de la epilepsia y la respuesta de salud pública requerida a nivel mundial, regional y nacional. El informe “Epilepsy: a public health imperative1, (Epilepsia: un imperativo de salud pública), publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y 2 importantes organizaciones no gubernamentales: la Liga Internacional contra la Epilepsia y la Oficina Internacional para la Epilepsia.

Este informe es un llamado a una acción sostenida y coordinada para garantizar que cada persona con epilepsia tenga acceso a la atención y el tratamiento que necesita, y la oportunidad de vivir sin estigma ni discriminación en todas partes del mundo. Es hora de resaltar la epilepsia como un imperativo de salud pública, alentar enérgicamente la inversión para reducir su carga y abogar por acciones para abordar las brechas en el conocimiento, la atención y la investigación de la epilepsia.

Este informe es un llamado a una acción sostenida y coordinada para garantizar que cada persona con epilepsia tenga acceso a la atención y el tratamiento que necesita, y la oportunidad de vivir sin estigma ni discriminación en todas partes del mundo. Es hora de resaltar la epilepsia como un imperativo de salud pública, alentar enérgicamente la inversión para reducir su carga y abogar por acciones para abordar las brechas en el conocimiento, la atención y la investigación de la epilepsia.

epilepsia

La epilepsia, una de las enfermedades neurológicas más frecuentes en todo el mundo, afecta a unos 50 millones de personas de todas las edades, aunque su frecuencia es mayor entre los niños y los mayores de 60 años. Se trata de una enfermedad cerebral caracterizada por una actividad eléctrica anormal que provoca convulsiones o comportamientos y sensaciones inusuales, y, a veces, pérdida de conciencia, y que tiene consecuencias neurológicas, cognitivas, psicológicas y sociales.

Labor de la OMS en materia de salud mental y trastornos neurológicos
La salud cerebral es un área de trabajo prioritaria para la OMS debido a la gran carga de mortalidad y discapacidad que causan los trastornos neurológicos. En el centro de nuestro trabajo se encuentra el Programa de acción para superar las brechas en salud mental, a través del cual se capacita a los no especialistas para que que proporcionen atención de primera línea a los trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias. La OMS presta apoyo a los Estados Miembros para ayudarles a incorporar la salud cerebral en las políticas y planes pertinentes y a mejorar la gestión de los trastornos neurológicos mediante modelos de atención integrados en el sistema de atención primaria.

El déficit terapéutico de la epilepsia es inaceptablemente alto, cuando sabemos que el 70% de las personas que la padecen podrían dejar de tener crisis si tuvieran acceso a medicamentos cuyo costo anual no supera los de US$ 5 y se pueden administrar a través de los sistemas de atención primaria“, dijo el Dr. Tarun Dua, del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

El riesgo de muerte prematura en personas con epilepsia es hasta 3 veces mayor que en la población general. La mortalidad prematura en personas con epilepsia es significativamente mayor en los países de ingresos bajos y medianos que en los de ingresos altos. Esta mayor mortalidad prematura en los países de ingresos bajos y medianos probablemente esté relacionada con la falta de acceso a la atención sanitaria cuando las crisis son de larga duración o se producen muy cerca unas de otras sin que haya recuperación entre ellas, y con la insuficiente atención prestada a causas prevenibles como el ahogamiento, los traumatismos craneoencefálicos y las quemaduras.

Aproximadamente la mitad de los adultos con epilepsia tienen al menos otro problema de salud. Los más frecuentes son la depresión y la ansiedad: el 23% de los adultos con epilepsia sufrirán depresión clínica durante su vida y el 20% tendrá ansiedad. Los trastornos psiquiátricos, como la depresión y la ansiedad, pueden empeorar las crisis y reducir la calidad de vida. El 30-40% de los niños con epilepsia tienen problemas de desarrollo y aprendizaje.

La estigmatización de la epilepsia es uno de los principales factores que hacen que los afectados no busquen tratamiento“, dijo el Dr. Martin Brodie, Presidente de la Oficina Internacional para la Epilepsia. “Muchos niños con epilepsia no van a la escuela y a los adultos se les niega el trabajo, el derecho a conducir e incluso a casarse. Hay que acabar con estas violaciones de los derechos humanos que sufren las personas con epilepsia“.

Las campañas de información pública en las escuelas, los lugares de trabajo y la comunidad en general para ayudar a reducir la estigmatización y la introducción de leyes para prevenir la discriminación y las violaciones de los derechos humanos también son elementos importantes de la respuesta de salud pública.

El informe también muestra que cuando existe voluntad política, el diagnóstico y el tratamiento de la epilepsia pueden integrarse con éxito en los servicios de atención primaria. Los proyectos piloto introducidos en Ghana, Mozambique, Myanmar y Viet Nam en el marco del programa de la OMS para reducir el déficit terapéutico de la epilepsia han aumentado considerablemente el acceso, de modo que hay 6,5 millones más de personas que pueden acceder al tratamiento de esta enfermedad si lo necesitan.

Sabemos cómo reducir el déficit terapéutico de la epilepsia. Ahora hay que acelerar las acciones para introducir las medidas necesarias para marcar la diferencia“, dijo el Dr. Samuel Wiebe, Presidente de la Liga Internacional contra la Epilepsia. “Garantizar el acceso ininterrumpido a los medicamentos anticomiciales es una de las principales prioridades, al igual que la capacitación de los profesionales de la salud no especializados que trabajan en los centros de atención primaria“.

Entre las causas de la epilepsia destacan las lesiones perinatales, los traumatismos craneoencefálicos, las infecciones cerebrales (como la meningitis o la encefalitis) y los accidentes cerebrovasculares. Se estima que el 25% de los casos son prevenibles.

Hay intervenciones preventivas eficaces que se pueden integrar en respuestas de salud pública más generales en el ámbito de la salud materna y neonatal, el control de las enfermedades transmisibles, la prevención de las lesiones y la salud cardiovascular. La detección de las complicaciones del embarazo y la atención al parto por personal capacitado pueden ayudar a prevenir las lesiones perinatales, mientras que la inmunización contra la neumonía y la meningitis, los programas de lucha contra el paludismo en las zonas endémicas, las iniciativas para reducir las lesiones causadas por los accidentes de tráfico, la violencia y las caídas, y las intervenciones sanitarias y comunitarias para prevenir la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad y el tabaquismo pueden contribuir a reducir las tasas de epilepsia.

Referencias

  1. ; Epilepsy: a public health imperative; World Health Organization; Fecha de publicación 20/06/2019; ISBN: 978-92-4-151593-1; Disponible en el URI : https://www.who.int/mental_health/neurology/epilepsy/report_2019/en/; Consultado el 20/06/2019
Crédito de la imagen WHO


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

agosto 2019
L M X J V S D
« Jul    
  1 2 3 4
 5 6 7 8 91011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !