Fuente

Preservar la función neural y de la columna, reto del neurocirujano

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 7 minutos, 1,464 palabras

Los avances en la medicina han permitido que procedimientos tan delicados como las cirugías de columna se conviertan actualmente en intervenciones con menores riesgos, a tal grado de que los pacientes pueden salir caminando al día siguiente de la cirugía.

Mpedico observando en l pantalla una columna vertebrl al fondo se observa desenfocada una mujer de pie

Ya no hay personas ‘inoperables’, se pueden operar a personas de 70, 80 o 90 años si así lo requiere médicamente. Anteriormente si el médico consideraba que ese paciente era inoperable, lo estaba condenando a vivir con dolor por mucho tiempo, eso ya no existe

No obstante que existen pocos especialistas de cirugía de columna certificados en nuestro país, se pueden encontrar médicos entrenados en Universidades o Centros internacionales de investigación de prestigio que reciben una excelente formación para ofrecerla a la sociedad mexicana.

El Dr. Juan Fernando Calderón Carrillo es un ejemplo de ello. Egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, se especializó en neurocirugía y posteriormente en cirugía de columna del paciente geriátrico.

Sus inicios como neurocirujano los desarrolló en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS. Ahí obtuvo entrenamiento en neurocirugía en general, así como de columna, oncológica y vascular.

Posteriormente tuvo la oportunidad de realizar un entrenamiento en Rush University Medical Center, en Chicago, Illinois, Estados Unidos, así como en el Riverside en Kankakee, Chicago y, finalmente, un entrenamiento en cirugía de columna en el paciente anciano en el Hospital Cantonal, en Fribourg, Suiza, bajo la batuta del doctor Gianluca Maestretti, titular de la clínica de columna de ese nosocomio.

Enfermedades de columna en los ancianos

Juan Fernando Calderon Carrillo de traje sonriendo con cuadros de cirugias en la parte posterior Doctor Juan Fernando Calderón

PleniluniaA pesar de que en México el perfil demográfico se haya modificado en los últimos años con un aumento en la expectativa de vida y, por lo consiguiente, el incremento de enfermedades degenerativas en la población adulta, no existe en las escuelas de medicina una especialidad en la materia y mucho menos enfocada al paciente anciano, señala el doctor Juan Fernando Calderón.

Si bien hay diplomados y entrenamientos de cirugía de columna para ortopedistas, cirujanos o neurocirujanos, como los que se imparten en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, en el de Traumatología y Ortopedia o en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, ninguno se refiere a la enfermedad degenerativa de personas mayores de 65 años, explica el especialista.

Y es que en el grupo geriátrico, la cirugía de columna es muy diferente a cualquier otro tipo de intervención quirúrgica debido a que los ancianos presentan, por lo general, otros padecimientos que hacen más complejo el procedimiento como osteoporosis o, incluso, algunos cambios morfológicos por lo que la cirugía de columna requiere un entrenamiento muy especializado que garantice buenos resultados, dice el experto.

Avances

En relación con los avances que han tenido procedimientos como las cirugías de columna, el doctor Calderón Carrillo cuenta que en la década de los 80 se comenzaron a realizar cirugías con técnicas de mínima invasión que ofrecen mejores pronósticos para los pacientes: se reduce el tiempo de recuperación, se reincorpora rápidamente a sus actividades, desaparece el dolor, mejora su calidad de vida.

Así pues una de las técnicas de mínima invasión que se llevan a cabo en las cirugías de columna es la de tipo tubular, indica el especialista. Ésta se utiliza para retirar alguna hernia de disco o porción del disco enferma que esté comprimiendo alguna raíz nerviosa ocasionando dolor (ciática). Dicho procedimiento es muy efectivo y permite que el paciente se reincorpore con normalidad a su vida cotidiana.

Otro de los abordajes de mínima invasión, además de la técnica tubular, es el que se realiza para colocar tornillos percutáneos. El doctor Juan Fernando Calderón Carrillo explica que esta técnica se creó para evitar el daño a los tejidos y, por lo tanto, disminuir el sangrado durante la cirugía, así como la inflamación, el dolor después de la intervención y una recuperación mucho más rápida. Esta técnica también ayuda a disminuir las complicaciones que antes se presentaban como neumonía o trombosis venosa profunda debido a que evita que el paciente permanezca en cama por tiempo prolongado.

El doctor Juan Fernando Calderón, quien es miembro de la Sociedad Interamericana de Cirugía de Mínima Invasión, detalla que en los años 70 la cirugía de columna implicaba permanecer meses en cama; es así que saca a relucir el caso de la pintora mexicana Frida Kalho que “estaba inmovilizada por una fractura vertebral sumamente dolorosa”. “Definitivamente si Frida Kalho se hubiera sometido a una cirugía de columna en la actualidad hubiera salido caminando al día siguiente sin dolor”.

Hoy sabemos, continúa el doctor, que “lo que requería Frida Kalho era un procedimiento que se llama Xifoplastia, que consiste en rellenar con cemento a las vértebras dañadas por medio de un globo que se introduce a través de cánulas (agujas) muy delgadas; ese es un procedimiento de mínima invasión en cirugía de columna que desde el año 2000 está disponible en México”, comenta el especialista.

Resalta que estas técnicas para tratar enfermedad lumbar y de columna son tan variadas y avanzadas que pueden ofrecer solución a las necesidades que cada paciente requiere, incluso personas de edad avanzada. “Ya no hay personas ‘inoperables’, se pueden operar a personas de 70, 80 o 90 años si así lo requiere médicamente. Anteriormente si el médico consideraba que ese paciente era inoperable, lo estaba condenando a vivir con dolor por mucho tiempo, eso ya no existe”, enfatiza el experto.

Quiénes son candidatos para una valoración o cirugía

La degeneración de las articulaciones es progresiva y sucede al momento de realizar actividades de la vida cotidiana como el simple hecho de levantarnos de la posición de sentado, al acostarnos, al salir del automóvil, al amarrarnos las agujetas o al agachamos para levantar algo del piso, todo ello va inflamando y desgastando haciendo que algunos mecanismos de compensación del cuerpo se echen a andar y, por lo tanto, el desgaste va progresando con el tiempo, dice el neurocirujano.

Por ello, se recomienda a las personas que presenten alguno de los siguientes síntomas acudir con el especialista para que le realice una valoración del estado de sus articulaciones y de su columna:

Las personas que persisten con dolor lumbar o dolor cervical o que ocasionalmente tienen adormecimiento en las manos, que sienten adormecimiento en alguna porción del pie de manera ocasional o que les duela constantemente la cabeza en la parte occipital (atrás de la nuca) o en el cuello. También las personas que sientan dolor al girar o cuando se agachen y tengan dolor en la parte lumbosacra.

Otras personas que son candidatas para una valoración son “ancianos que presenten caídas constantes, disminución de fuerza en las manos, es decir, que se les caigan las cosas fácilmente, ancianos que cambian su forma de caminar de manera evidente, aquellos que caminan con pasos cortos, ya que esto obedece a una disminución de la función en los tractos largos de la médula espinal que refleja que hay una compresión en la médula”.

Aunque estas personas requieran de una valoración de su columna, no significa que todas ellas necesiten una cirugía, aclara el especialista.”Hay que entender que no todas estas personas tendrán que ser ‘operadas’ ya que son perfectamente funcionales y con acciones como adelgazar, mantener un peso adecuado, toma de medicamentos o activdad física podrán detener la progresión de los síntomas o disminuir el dolor.

Cuando el dolor empieza a ser parte de la cotidianidad, cuando se está acostumbrando a él, es momento de acudir con el especialista. “No está bien vivir con dolor”, puntualiza el experto.

Dr. Juan Fernando Calderón Carrillo. Neurocirujano especializado en columna del paciente geriátrico.

Algunas de las asociaciones de las que es miembro:

  • Asociación Mexicana de Cirugía Neurológica.
  • Asociación Mexicana de Cirujanos de Columna.
  • Sociedad Interamericana de cirugía de mínima invasión.
  • Sociedad Europea de Cirugía de Columna.
  • Sociedad Iberolatinoamericana de Columna Vertebral (SILACO).
  • North American Spine Society.
  • Aospine internacional.

Correo electrónico: calderon [punto] neuro [arroba] me [punto] com

Créditos de las imágenes © Depositphotos.com/imagepointfr y Plenilunia

Autor
Reportaje publicitario Plenilunia
Reportaje publicitario Plenilunia

Este es un artículo pagado de carácter informativo que promueve el mensaje de un especialista, organización, productos y/o servicios. Las declaraciones, afirmaciones y/o recomendaciones hechas en este artículo son responsabilidad del anunciante, por lo que no necesariamente reflejan la opinión de Plenilunia Sociedad Civil.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis

Código QR



Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

junio 2018
L M X J V S D
« May    
  1 2 3
 4 5 6 7 8 910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !