Fuente

Lo que los ex-fumadores deben conocer del aneurisma aórtico abdominal

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 4 minutos, 798 palabras

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar un aneurisma aórtico abdominal y uno de los más importantes es el consumo de tabaco. Se puede realizar una exploración que incluye un examen físico y una ecografía del abdomen y la perspectiva es buena cuando se encuentra pronto el aneurisma. 

Hombre en consulta con doctora que observa una pantalla con ilustración del sistema cardivascular

En base a estos factores de riesgo, muchas organizaciones médicas, recomiendan a los hombres fumadores o ex-fumadores que se realicen una exploración para aneurisma aórtico abdominal a partir de los 65 años.

Cuando una persona tiene antecedentes de fumador, por ejemplo; si tiene 70 años y fumó durante 30 años, se le debe realizar una exploración para aneurisma aórtico abdominal, que incluye un examen físico y una ecografía del abdomen. En algunos casos, otros estudios por imágenes también podrían ser necesarios. Cuando se descubre un aneurisma abdominal, el tratamiento depende del tamaño, la velocidad con la que crece y de si ocasiona algún síntoma.

El Dr. Peter Gloviczki, Cirugía Vascular y Endovascular de Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, explica que la aorta es un gran vaso sanguíneo de dimensión similar a la de una manguera de jardín que va desde el corazón hasta el centro del pecho y abdomen. El aneurisma aórtico abdominal consiste en una dilatación de la aorta, justo por encima de la zona del ombligo, formada a consecuencia de la debilidad de la pared vascular. El principal riesgo de ese tipo de aneurisma es que reviente, ya que la aorta provee al cuerpo la mayor cantidad de sangre y una rotura en la aorta abdominal puede conducir a un sangrado interno mortal.

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar un aneurisma aórtico abdominal y uno de los más importantes es el consumo de tabaco. Aparte de los efectos nocivos directos del tabaco sobre las arterias, fumar contribuye a la acumulación de placas de grasa en las mismas, hipertensión, también daña la pared de la aorta y eso puede permitir que el aneurisma crezca más rápido.

Otros factores de riesgo son, entre otros, antecedentes familiares de aneurisma aórtico abdominal, ser del sexo masculino y sufrir de ateroesclerosis, afección en la que se acumula grasa y otras sustancias en el revestimiento interno de los vasos sanguíneos. El riesgo de un aneurisma aórtico abdominal aumenta con la edad, por lo que la mayoría de personas que sufre esta afección tiene 65 o más años de edad.

En base a estos factores de riesgo, muchas organizaciones médicas, entre ellas Mayo Clinic, recomiendan a los hombres fumadores o ex-fumadores que se realicen una exploración para aneurisma aórtico abdominal a partir de los 65 años. Los hombres y mujeres con antecedentes familiares de la enfermedad pueden empezar las exploraciones antes y algunas organizaciones recomiendan iniciarlas a partir de los 55 años.

El Dr. Gloviczki comenta que la mayoría de aneurismas abdominales aórticos pueden detectarse mediante un examen físico, combinado con pruebas abdominales por imágenes, tales como una ecografía, una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Es muy importante recurrir a estos medios de exploración porque en la gran mayoría de casos, los aneurismas crecen muy lento y no producen ningún signo o síntoma notable sino hasta que revientan. En raras ocasiones, un aneurisma aórtico cerebral no reventado puede desencadenar dolor de espalda constante, dolor abdominal profundo y continuo o una pulsación cerca del ombligo.

Los síntomas de un aneurisma abdominal reventado incluyen la repentina aparición de dolor de espalda, dolor abdominal o sufrir un desmayo. Si la persona presenta cualquiera de esos síntomas, es fundamental que reciba atención médica de urgencia.

Cuando en la exploración se detecta un aneurisma, por lo general, la cirugía para repararlo se recomienda si el aneurisma mide 5,5 centímetros o más, si crece rápidamente, produce dolor o muestra evidencias de formar coágulos sanguíneos. Cuando el aneurisma es pequeño, crece lentamente y no ocasiona síntomas molestos, el médico puede recomendar controlarlo a intervalos regulares, sin ningún tratamiento inmediato.

A pesar de que tener un aneurisma aórtico abdominal es un problema médico grave, la perspectiva es buena cuando se encuentra pronto el aneurisma, debido a que hasta los aneurismas grandes pueden repararse con éxito. Puede motivar a la persona que presenta este padecimiento para hacer una cita con el médico y realizarle una exploración para aneurisma aórtico abdominal.

Crédito de la imagen © Depositphotos.com/imagepointfr


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
  1 2 3 4 5 6
 7 8 910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !