Fuente

Conocer forma en que las parejas felices argumentan, pueden ser claves para un éxito matrimonial

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 4 minutos, 791 palabras

La forma en que las parejas manejan los conflictos maritales puede depender de los problemas que enfrentan, ya que algunos problemas pueden ser más difíciles de resolver que otros. Un estudio analizó los problemas que enfrentan las parejas felices; y cómo estos pueden ser diferentes para las parejas dependiendo de su etapa de desarrollo.

¿Qué distingue a las parejas felices?

¿Qué distingue a las parejas felices?

En el matrimonio, el conflicto es inevitable. Incluso las parejas más felices discuten. Y la investigación muestra que tienden a discutir sobre los mismos temas que las parejas infelices: hijos, dinero, suegros, intimidad.

Entonces, ¿qué distingue a las parejas felices?. De acuerdo al estudio “¿Cuáles son los problemas matrimoniales de las parejas felices? Una investigación de dos muestras y métodos múltiples1, publicado el mes de agosto en Family Process, expone: es la forma en que las parejas felices argumentan que puede marcar la diferencia.

Las parejas felices tienden a adoptar un enfoque orientado a la solución de conflictos, y esto es claro incluso en los temas que eligen discutir“, dijo la autora principal Amy Rauer, profesora asociada de estudios de niños y familias y directora del Laboratorio de Relaciones y Desarrollo en la Facultad de Educación, Salud y Ciencias Humanas.

Rauer y 3 colegas, Allen Sabey, de la Universidad Northwestern, Christine Proulx, de la Universidad de Missouri, y Brenda Volling, de la Universidad de Michigan, observaron dos muestras de parejas heterosexuales, en su mayoría blancas, educadas, que se describen como felizmente casadas. 57 de las parejas tenían entre 30 y 30 años y habían estado casados ​​un promedio de nueve años; 64 de las parejas tenían poco más de 70 años y habían estado casados ​​un promedio de 42 años.

Las parejas en ambas muestras clasificaron de manera similar sus problemas más graves y menos graves. La intimidad, el ocio, el hogar, la comunicación y el dinero fueron los más serios, así como la salud para las parejas mayores. Las parejas en ambas muestras clasificaron los celos, la religión y la familia como los menos serios.

Cuando los investigadores observaron parejas discutiendo problemas matrimoniales, todas las parejas se enfocaron en problemas con soluciones más claras, como: la distribución del trabajo doméstico; y cómo pasar el tiempo libre.

Reequilibrar las tareas puede no ser fácil, pero se presta a soluciones más concretas que otros problemas“, dijo Rauer. “Un cónyuge podría hacer más de ciertas tareas para equilibrar la balanza“.

Las parejas rara vez optan por discutir sobre temas que son más difíciles de resolver. Rauer sugiere que esta decisión estratégica puede ser una de las claves para un éxito matrimonial.

Centrarse en los problemas perpetuos y más difíciles de resolver puede socavar la confianza de los cónyuges en la relación“, dijo Rauer.

En cambio, en la medida de lo posible, centrarse primero en problemas más fáciles de solucionar puede ser una forma efectiva de desarrollar el sentido de seguridad de ambos cónyuges en la relación.

Si las parejas sienten que pueden trabajar juntas para resolver sus problemas, puede darles la confianza para abordar los problemas más difíciles“, dijo Rauer.

En cuanto a qué problemas pueden ser más difíciles de resolver, las parejas:

  • evitaron discutir los desafíos relacionados con la salud
  • y la intimidad física de su cónyuge.

Estos problemas pueden ser más difíciles de abordar sin desafiar el sentido de competencia de su pareja o hacer que la pareja se sienta vulnerable o avergonzada, lo que genera más conflictos.

Dado que estos problemas tienden a ser más difíciles de resolver, es más probable que conduzcan a una menor felicidad matrimonial o la disolución de la relación, especialmente si las parejas no han acumulado éxitos anteriores para resolver otros problemas matrimoniales“, dijo Rauer.

Los investigadores también encontraron que las parejas que estuvieron casadas por más tiempo reportaron menos problemas serios y en general discutieron menos. Esto es consistente con investigaciones anteriores que sugieren que las percepciones de las parejas con más tiempo pasan menos tiempo juntos pueden llevarlos a priorizar su matrimonio y decidir que algunos temas no valen la pena.

En otras palabras, las parejas pueden querer elegir sus batallas sabiamente, según Rauer.

Ser capaz de diferenciar con éxito entre los problemas que deben resolverse frente, a los que pueden dejarse de lado por ahora… puede ser una de las claves para una relación feliz y duradera“.

Referencias

  1. ,,,; What are the Marital Problems of Happy Couples? A Multimethod, Two‐Sample Investigation; Family Process; DOI: 10.1111/famp.12483; Disponible en el URL : ; Consultado el 17/09/2019
Crédito de la imagen © Depositphotos.com/Feverpitch


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
  1 2 3 4 5 6
 7 8 910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !