Fuente

Mitos y realidades sobre la hidratación

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 3 minutos, 556 palabras

Tomar agua es necesario para el desarrollo saludable de la vida; sin embargo aún existen muchas dudas alrededor de la hidratación, las cuales pueden confundirnos.


Como madres, se debe poner el ejemplo y para ello es muy importante saber sobre el tema. Te compartimos una serie de verdades y falsedades sobre el agua.

  1. La cantidad de agua que se recomienda beber es igual para todos. Falso. Los requerimientos diarios de agua son individuales porque dependen de diferentes factores como la edad, peso, género, estado de salud, dieta, clima y actividad física. Sin embargo, la recomendación general es consumir 8 vasos de agua de 150ml al día para niños y de 8 a 12 vasos de 200 para adultos.
  2. El agua que se encuentra en la comida aporta lo suficiente para la correcta hidratación diaria. Falso. La comida sólo provee alrededor de 0.7 litros de agua al día. Incluso el consumo de vegetales altos en agua no es suficiente para hidratar el cuerpo, lo que significa que se debe proveer la hidratación adicional con agua simple.
  3. Cuando tenemos sed, significa que estamos deshidratados. Verdadero. Cuando la pérdida del agua es mayor a su consumo el cerebro envía un mensaje de sensación de sed. En el momento en que pensamos en beber, la falta de hidratación ya está presente (1%). Por ello es muy importante tomar agua antes de sentir sed.
  4. Es mejor tomar traguitos de agua durante el día que gran cantidad de una sola vez. Verdadero. Tomar tragos de agua durante el día facilita una buena hidratación y compensa la pérdida de agua. También es mucho más fácil beber de forma gradual que tomar mucha agua de golpe.
  5. El agua es indispensable para que el cuerpo funcione bien. Verdadero. El agua es un líquido vital porque es un componente esencial del cuerpo, además es un medio para las reacciones metabólicas, ayuda a transportar nutrimentos, eliminar desechos, regular la temperatura, lubricar articulaciones, y mantener el nivel sanguíneo en el organismo.
  6. Un adulto sano debe beber más de 1 litro de agua al día. Verdadero. Un adulto sano necesita beber aproximadamente 2.5 litros de agua al día para mantener las funciones vitales de su cuerpo.
  7. Toda el agua potable sabe igual. Falso. No toda el agua potable sabe igual, por eso es importante elegir la que tenga sabor agradable y que sea fresca, pues estas dos características la hacen perfecta para nuestros hijos y toda la familia en general.
  8. El consumo de agua debe aumentar en época de frío. Falso. El consumo de agua debe ser mayor en tiempo de calor. Por ejemplo, las necesidades de agua en las personas que viven en climas calurosos pueden aumentar entre 50 y 100%. La combinación de una temperatura elevada y mayor actividad física puede elevar de 3 a 10 veces las pérdidas de agua a través de la piel y pulmones.

Recuerda que heredar hábitos saludables es igual a heredar amor. Si informas a tus hijos sobre los beneficios de la hidratación, los ayudarás a que recuerden tomar agua y tú también saldrás beneficiada.

Referencias

  • Angelita Marín Salcedo. Nutrióloga de Nestlé Pureza Vital.
Crédito de la imagen © Depositphotos.com/puhhha


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

agosto 2019
L M X J V S D
« Jul    
  1 2 3 4
 5 6 7 8 91011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !