Consejos para preparar comidas seguras en los días de verano

Una alimentación segura es una de las claves para una vida saludable, por lo que Susan Bowerman, Directora de Capacitación sobre la Nutrición de Herbalife, nos comparte algunos consejos para preparar comidas seguras en las parrilladas o días de campo de verano.Prefiere alimentos a la parrilla o al vapor: tradicionalmente, comer carnes y verduras asadas o al vapor, es la manera más segura de que tus alimentos estén libres de grasas saturadas. Imagen: Depositphotos.

En este periodo vacacional los niños y las niñas tienen mucho tiempo libre, por lo que cualquier oportunidad para enseñarles la importancia de la actividad física, es valiosa. Una oportunidad para juntos en familia educar niños saludables y activos.

El verano es una de las épocas del año que más se disfruta en familia, con actividades tan agradables como son parrilladas, campamentos y días de campo al aire libre. Susana nos subraya que se debe de tener mucho cuidado al realizarlas, pues algunas bacterias “no deseadas” pueden estar presentes en los alimentos si no se toman medidas preventivas.

Las bacterias en los alimentos que pueden causar enfermedades crecen rápidamente a temperatura ambiente, es por ello que la refrigeración y el cocimiento de los mismos son clave para combatirlas y eliminarlas. Para preparar comidas seguras este verano Susana nos recomienda:

  • Si tienes que cargar con carne cruda para asarla en el parque o en el campamento, procura empacarla con cuidado. Adoba la carne y colócala en un recipiente de plástico cerrado herméticamente o en una bolsa de plástica de almacenamiento, luego mantenla separada de los alimentos listos para comer en el refrigerador, para que los jugos de la carne cruda no goteen sobre tus frutas, verduras y platos de acompañamiento.
  • Cuando sea el momento de servir los alimentos de la parrilla, verifica las partes gruesas – como el pollo en hueso- para asegurarte de que están bien cocidos antes de servir, ya que en ocasiones, se cocinan rápido en el exterior, pero siguen estando crudos o poco cocidos en el centro. Si tienes un par de horas antes de usar la parrilla, puedes cocinar parcialmente los trozos de pollo en el microondas, colocarlos en una bolsa de plástico con el adobo, y refrigerarlos. Dado que el pollo ha sido cocido parcialmente, tarda menos tiempo para hacerse en la parrilla, tiende a cocinarse de manera más uniforme, y es menos probable que quede seco.
  • Una vez que el pescado, carne o aves salgan de la parrilla, puedes estar tentado a remojarlos de nuevo en el adobo, pero no lo hagas, al estar en contacto con la carne cruda o poco cocida podría albergar algunas de las bacterias que pueden causar enfermedades.
  • Al finalizar la degustación de alimentos, debes almacenar los sobrantes en recipientes poco profundos – no más de dos pulgadas de hondo – para que se puedan enfriar de manera uniforme y rápida. Si los contenedores son demasiado profundos, se tarda demasiado tiempo para que el centro de la comida se enfríe.

Finalmente destaca que se deben utilizar las sobras refrigeradas antes de 4 días, de lo contrario, deberías deshacerte de ellas.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste