Ya es tiempo de que el sector financiero tome en cuenta a las mujeres, ellas ¡quieren invertir!

Es por ello que debe diseñar e implementar mecanismos de inclusión financiera para todos. Pero cuando se habla de inclusión, el foco es en las mujeres ya que lamentablemente el 35% de la población femenina del mundo -aproximadamente 980 millones- permanecen excluidas del sistema financiero mundial.

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible marca acciones puntuales sobre la inclusión financiera para lograr la equidad de género, y es que su importancia radica en que los servicios financieros digitales pueden ser la clave para empoderar a las mujeres, para que ganen más, tengan más control y acumulen sus activos. Lo que a su vez fomentará la equidad y el crecimiento económico.

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible marca acciones puntuales sobre la inclusión financiera para lograr la equidad de género.
La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible marca acciones puntuales sobre la inclusión financiera para lograr la equidad de género.
En ese sentido no sólo es natural, sino necesario ofrecer las herramientas para lograr la equidad de género en el ámbito económico y así se puedan obtener datos desglosados por sexo, con los cuales los proveedores de servicios financieros diseñen mejores productos financieros digitales para las mujeres.

Un ejemplo, son las plataformas de crowdfunding las cuales no hacen distinción entre géneros, ya que si una PYME está en busca de financiamiento, éste se otorga con base en su salud financiera, sin importar que una mujer esté al frente de la empresa. Si eres inversionista basta con que tengas una cuenta de banco mexicana para poder invertir.

Al respecto Paulina Aguilar, Directora de MarketPlace de la plataforma de crowdfunding especializada en PyMEs Cumplo, indica que en esta plataforma el 35% de los inversionistas son mujeres de entre 25 y 35 años, “las mujeres en México han demostrado estar dispuestas a invertir en PyMEs comprometidas y esto les ha ayudado a que su ahorro crezca”.

Ampliar la inclusión financiera digital ofrece una oportunidad excepcional para disminuir la brecha de desigualdad de género y dará lugar a repercusiones económicas y sociales duraderas para millones de personas en el mundo.

 

Image courtesy of Depositphotos

Related posts