De los 20 a los 30 ¿qué debe incluir el Check Up anual?

Un chequeo médico preventivo una vez al año es clave para nuestra salud. Podemos anotar en nuestra agenda, de manera prioritaria, ese CHEQUEO ANUAL para asumirlo como un compromiso que finalmente será en beneficio personal.

Check Up anual
Un chequeo médico nos permitirá conocer cómo se encuentra nuestro estado de salud.

 

 

 

 

 

Así lo explica la doctora Laura Vilchis, ginecóloga, quien apunta que un chequeo médico nos permitirá conocer nuestro estado de salud y enfocarnos en aquellos aspectos que no anden del todo bien para atenderlos de forma inmediata.

Para empezar -dice- es importante tomar en cuenta varios factores para que nuestro chequeo sea el más adecuado: edad,  antecedentes familiares, si hay prácticas de riesgo  como consumo de drogas o relaciones sexuales sin protección, así como hábitos como tabaquismo, sedentarismo, consumo excesivo de grasas o dieta inadecuada, todo esto para determinar la batería de pruebas y estudios que debe incluir nuestro chequeo para lograr un mejor diagnóstico.

A continuación te anotamos los exámenes de laboratorio y estudios médicos que debe incluir el check up en mujeres de 20 a 30 años de edad, de acuerdo con la doctora Vilchis y, además, nos recuerda los trastornos de salud que se presentan con mayor frecuencia en esa década de la vida para tenerlos en cuenta.

Década de los 20 

En la década de los 20 y 30 las mujeres sufren principalmente de trastornos de tipo hormonal, emocionales, alimentarios y enfermedades asociadas al inicio de la vida sexual.

Trastornos hormonales

Este tipo de trastornos son muy frecuentes en mujeres de 15 años en adelante y se estima que entre 30 a 40 % de las jóvenes que acuden a consulta médica buscan atención para tratar alteraciones hormonales.

Por ejemplo, el ovario poliquístico es un padecimiento de los más frecuentes entre chicas de 15 a 25 años, cerca de 70 por ciento de mujeres en esas edades lo presentan y está muy asociado a obesidad, mala alimentación, consumo de hormonas no indicadas por el médico, sino por autoconsumo, lo que les provoca grandes trastornos.

Trastornos de tipo emocional

En la década de los 20 las mujeres presentan problemas de tipo emocional que pueden estar o no asociados a los trastornos hormonales o a los relacionados con la obesidad.

Estos dos temas impactan significativamente su estado emocional y las llevan a padecer problemas de autoestima, depresión o ansiedad afectando su ámbito familiar, escolar, interpersonal. Muchas de ellas sienten que nadie de su entorno toman en cuenta estos aspectos.

Trastornos alimentarios

Son frecuentes la bulimia y la anorexia que forman parte de todo el cuadro emocional que están experimentando las jóvenes. El consumo de drogas está muy presente; chicas de clase media y clase media baja tienen acceso a cualquier droga mayoritariamente sintéticas, tienen, así mismo, un alto consumo de alcohol y sufren grandes conflictos de tipo familiar.

 

Enfermedades asociadas al inicio de la vida sexual

La Enfermedades de Trasmisión Sexual (ETS) están al día en ellas, la enfermedad más frecuente es el Virus del Papiloma Humano (VPH).

En México 8 de cada 10 mujeres…

• Son portadoras de VPH;
• Presentan infecciones vaginales no necesariamente de trasmisión sexual que no se tratan y dejan pasar;
• Infecciones vaginales sin ser tratadas por un especialista;
• Infecciones urinarias que se tratan de manera frecuente a través de la automedicación.

Embarazos no planeados

Otra problemática muy frecuente en las adolescentes son los embarazos no planeados; en la CDMX el sector salud atiende de 200 a 250 mil interrupciones de embarazo al año en chicas de 15 a 25 años de edad, refiere la Dra. Vilchis.

Muchas de ellas tienen un gran desconocimiento de los métodos anticonceptivos, falta de autocontrol o dominio de su sexualidad. En la actualidad el uso del condón en jóvenes es muy bajo, la educación sexual es poca o nula, se exponen a embarazos no planeados y ETS.

 ¿Qué debe incluir el chequeo anual? 

  • Citología vaginal (Papanicolaou).

 

  • Colposcopía de manera anual para poder descartar o confirmar si es portadora de Virus de Papiloma Humano y poder actuar con tratamiento.

 

  • Ultrasonido endovaginal pélvico para revisar cómo están sus ovarios, cómo está su función hormonal.

 

  • Perfil hormonal en caso de que presenten dolor menstrual (puede ser normal hasta los 15 años, pero si continúa teniendo este dolor intenso después de esa edad puede ser que no sea sólo un problema de inmadurez hormonal, sino un problema de endometriosis o quistes de ovario. Si se dejan pasar y se llega a los 30 años muchas veces es muy difícil revertir esos cuadros.

 

  • Química sanguínea para revisar nivel de glucosa, de colesterol, analizar si hay presencia de anemia o si hay presencia de trastornos alimentarios. Con estos estudios se puede identificar si se empieza a presentar trastornos de tipo hormonal, a nivel orgánico o a nivel funcional.
chica con chamarra anaranjada

 

La doctora Vilchis indica que las chicas de esta edad llegan al consultorio médico con altos niveles de ansiedad, asociados a la poca comunicación con la familia pues no participan ni comparten muchas de sus experiencias con sus padres, ocultan mucho de su vida pública, sus relaciones; sienten que no cuentan con el apoyo de sus padres.

En este sentido, la especialista hace un llamado de atención a los padres de familia para que tengan más apertura con sus hijas, que las observen más e identifiquen el tipo de apoyo que necesitan, esto podría facilitarles que puedan ubicar de manera más temprana cualquier padecimiento.

En cuanto al uso de métodos anticonceptivos, Vilchis destaca que no todas las jóvenes son candidatas a usar un mismo método anticonceptivo, muchas de ellas se automedican y llegan a consulta con trastornos importantes; les recomienda no automedicarse.

Década de los 30

En mujeres en los 30, además se debe agregar el ultrasonido de mama ya que el cáncer de mama se está presentando en México a edades más tempranas, sobre todo en aquellas chicas que están utilizando tratamientos hormonales o tienen antecedentes familiares.

En México se presentan unos 25 mil casos de cáncer de mama al año y se estima que 15 por ciento corresponde a mujeres de entre 33 a 35 años, concluye la especialista.

Imágenes cortesía de IgorVetushko, HayDmitriy y Bulatovic Milos


Gabriela Xochiteotzin Peña

Escrito por

Editora y periodista especializada en salud. @GabXochiteotzin

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste