Noticias 

Convocan a legislar sobre uso de amapola, “sin mitos o tabús”

El senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), dijo que se debe legislar sobre la regulación del uso de la amapola, “sin mitos o tabús”, porque su cultivo ha sido uno de los más crecientes en el país, en los últimos años.

Durante el foro “Regulación de la amapola: retos y perspectivas, realizado por el Instituto Belisario Domínguez (IBD), señaló que su despenalización necesita un análisis profundo de todas las propuestas para obtener soluciones integrales a la problemática que implica.

Refirió que es probable que el Senado de la República discuta el tema en Parlamento Abierto, para revisar con claridad y apertura el proceso, y abordarlo de manera plural, directa e integral.

Hace unos meses era imposible hablar de este tema en la Cámara de Senadores. Ahora, estamos hablando de dos temas claves: la despenalización del uso de la marihuana y el de la amapola”, comentó.

Al inaugurar el foro, el senador Manuel Añorve Baños informó que según estimaciones de la Organización de Naciones Unidas, más de 30 mil hectáreas de tierra cultivable en el país se han utilizado para sembradíos ilícitos de amapola.

Detalló que los estados con mayor registro de los mismos, son:

  • Sinaloa
  • Guerrero
  • Chihuahua
  • Durango

Por ejemplo, dijo, en Guerrero más de 100 mil campesinos viven en la ilegalidad, sembrando amapola.

El legislador señaló que ya estamos en el Siglo XXI. Ya no hay temas tabús. “Se va a analizar con mucha responsabilidad”.

Detalló que el foro tiene como propósito generar un espacio de análisis y deliberación, que le permita a las y los legisladores del Congreso, tener mayores elementos para estudiar el impacto y consecuencias de una nueva regulación de la amapola desde el punto de vista médico, social, de seguridad pública y económico.

Nos permitirá, continuó Añorve, interlinear una hoja de ruta para transformar la realidad en torno al cultivo de la amapola para uso medicinal en el país. “Durante las 3 mesas de trabajo, se escucharán distintos planteamientos sobre opciones para regular el cultivo de esta planta. El impacto que puede tener su producción en el actuar público y privado. Además de analizar los aspectos ante un eventual cambio jurídico”, agregó.

Miguel Ángel Mancera, manifestó que los campesinos dedicados a la siembra de amapola no deben ser criminalizados, ya que lo hacen con fines de subsistencia. No hay opciones reales de sustitución de cultivo de la planta, debido al alto precio que tiene en el mercado, dijo. Además, las zonas cultivadas están aisladas, con escasa infraestructura y prácticamente carecen de asistencia estatal.

El senador Raúl Bolaños, dijo que es necesaria una regulación del uso de amapola y marihuana, y ello derive en el beneficio de la sociedad mexicana, y en especial de los habitantes de Guerrero y Oaxaca.

Dante Delgado, señaló que en México se ha tardado la discusión responsable sobre la legalización de las drogas.

Por su parte, Miguel Ángel Osorio Chong, subrayó que se deben poner estos temas en la mesa. A partir de este foro, añadió, inicia el diálogo con gran trascendencia.

Las senadoras y senadores nos comprometemos, dijo el también presidente del Instituto Belisario Domínguez, a retomar las conclusiones del foro para debatir y tener mejores leyes, que le sirvan al país.

En su oportunidad, Mauricio Kuri González destacó que esta discusión es fundamental. Lo importante, abundó, es que analistas y expertos opinen, en relación con lo que tanto ha dañado al país.

En la mesa “Regulación de la amapola para usos medicinales y científicos: experiencias internacionales, Gerardo Isaac Morales Tenorio, director general adjunto para la Seguridad Multidimensional de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dijo que no existe un modelo aplicable a la situación nacional, producto del mercado ilícito. Sin embargo, para regular su uso, recomendó al Senado acercarse a la Junta de Fiscalización de Estupefacientes.

Al hablar del caso de España, en cuanto a manejo y legalización de estupefacientes, Jesús Pérez Caballero, investigador del Colegio de la Frontera Norte, planteó la necesidad de crear nuevos marcos de actuación y crear una nueva agenda con marcos legales, jurídicos y sociales. “México debe revisar las situaciones que hoy se viven a nivel internacional, donde la cuestión de la cannabis ha tomado más fuerza. Ello dará bases para tener un proceso paulatino en la legalización de la amapola“.

Raúl Martín del Campo Sánchez, miembro de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes, recalcó que la Organización de Naciones Unidas no está en desacuerdo en que la amapola se utilice con fines médicos. Lo que propone, dijo, es que se deben aplicar políticas sensibles y con respeto a derechos humanos[.]

Related posts