En 61 aniversario del Voto femenino en México, reconocen en Senado avances a favor de las mujeres

En el marco del 61 aniversario del Voto femenino en México, legisladoras de todos los grupos parlamentarios representados en el Senado, reconocieron el avance a favor de sus derechos, la creación de la Unidad de Género en este cuerpo colegiado y el avance para que en las próximas elecciones el 50% de las candidaturas al Congreso de la Unión sean encabezadas por mujeres.


La senadora Itzel Sarahí Ríos de la Mora, del invitó a los tres niveles de gobierno a sumarse a un compromiso real, para que al ocupar las mujeres un puesto de representación popular, no sea por cumplir una cuota de género, sino que lleguen las mejores, las que tengan la capacidad y compromiso para representar los intereses de la sociedad.

No se trata de excluir a los varones sino de caminar juntos para abrir brecha hacia una sociedad mejor, afirmó. Se debe allanar el camino para que las mujeres tengan a salvo sus derechos y para que la perspectiva de género esté presente cada vez más en el establecimiento de las políticas públicas.

La legisladora se dijo convencida de que al contar con más mujeres tanto en el Senado como en el Congreso, habrá más visión hacia éstas, pues se buscará el incremento de la calidad de vida de la población en general. Además, reconoció el compromiso de todos los partidos para lograr el 50-50 en los puestos de elección popular, pues abona a la igualdad de los derechos de las mujeres.


La senadora Sonia Mendoza Díaz, subrayó que el decreto de 1953 no fue un obsequio ni una concesión, sino que el derecho de la mujer a votar y ser votada se ganó con movimientos universales y locales a favor de la equidad de género.

Se congratuló de la iniciativa presentada por senadoras, con el apoyo de los senadores para que en las próximas elecciones, el 50% de las candidaturas en el Congreso de la Unión sean encabezadas por mujeres. En este sentido, la solución a la desigualdad de género no es sólo la igualdad de cuotas, sino en la igualdad de oportunidades, y de la marcha conjunta de hombres y mujeres.

La realidad, dijo, no se cambia por decreto, pues persisten inercias y atavismos históricos, por lo que es necesario erradicar actitudes y conductas, cambiar la cultura política y contar con el apoyo de la población masculina en puestos de decisión, además del esfuerzo de senadores y senadoras para lograr que a igual trabajo igual remuneración. Sólo así, el país será una economía más fuerte y alcanzará mejores niveles de desarrollo y sustentabilidad, y mejorará la calidad de vida de todos.


La senadora Luz María Berinstain Navarrete, destacó la aportación histórica de Elvia Carrillo Puerto diputada local, conocida la “Monja roja del mayab”, por su lucha a favor de los derechos políticos de la mujer en México, y que dedicó su vida a consagrar el derecho al voto femenino.

Desde la tribuna, la legisladora reconoció que a pesar de los avances en materia de igualdad de género en el país, es necesario implementar acciones de gobierno que mantengan la evolución de las políticas gubernamentales para establecer mayor inclusión de la mujer en la política.

Exhortó a las mujeres del país a demostrar que las mujeres sirven para dirigir y gobernar, y cuestionó a las legisladoras si consideran oportuno que una mujer sea la próxima presidenta de México en 2018, “porque hechos son amores”, y el empoderamiento de la mujer tiene un avance real y sustantivo, pero es más en el discurso que en la realidad.


La senadora María Elena Barrera Tapia, resaltó que la perspectiva de género no solo está inscrita como estrategia transversal en el Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, sino que existe total respaldo al desarrollo y empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la vida nacional.

Hoy el Senado dio un paso sin precedentes, al firmarse un acuerdo de la Mesa Directiva con el que se crea la Unidad de Género del Senado, encargado de institucionalizar la perspectiva de género dentro del senado a fin de avanzar a la igualdad sustantiva, subrayó.

Se congratuló que la mujer mexicana tenga el derecho a votar y ser electa, que sea parte fundamental de la toma de decisiones políticas del país, y reconoció la necesidad de continuar trabajando para fortalecer el trabajo, respeto, inclusión y la equidad de género para romper los muros que existen para que las mujeres tengan acceso a este derecho civil y político.


Finalmente, la senadora Martha Palafox Gutiérrez, expresó que las mujeres contribuyen de manera directa y fundamental al desarrollo del país y refirió que con la lucha de los movimientos feministas se logró crear instituciones para la defensa de los derechos políticos de las mujeres.

Sin embargo, reconoció que a pesar de los avances alcanzados para obtener la equidad de género aún hay pendientes para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres en lo económico, laboral, política y sociedad, y destacó que a pesar del logro del derecho al voto, la cuota de género para candidaturas a puestos de elección popular, no ha sido tan equitativa como se dice.

Asimismo, subrayó la creación del Instituto Nacional de las Mujeres para la protección de éstas, pero aun así, dijo, persiste la violencia física, económica, sexual y psicológica, incluso el sometimiento al varón y el desconocimiento a sus derechos, en algunos lugares de la República.

Related posts