En México se ha hecho mucho, pero aún queda mucho por hacer para atender Chagas o tripanosomiasis

Convocan a contar con un sistema de diagnóstico eficaz que aproveche las ventajas de las pruebas rápidas validadas a nivel internacional. Estimaciones realizadas por la Organización Panamericana de la Salud, sitúan a México como el tercer país en América Latina, con más de 800 mil casos. Médicos Sin Fronteras reporta a nivel de sus proyecto en la Costa de Oaxaca, aproximadamente un 2% de casos positivos sobre el total de la población que pudo realizarse la prueba rápida.

En México, la enfermedad de Chagas empieza a salir del olvido
En México, la enfermedad de Chagas empieza a salir del olvido Médicos Sin Fronteras
Ante una audiencia de 180 médicos y laboratoristas procedentes de 21 sistemas de estatales de México, se realizó el pasado jueves 16 de agosto, en el Antiguo Palacio de Medicina, la formación en diagnóstico y tratamiento para la enfermedad de Chagas para responsables de salud de los Estados de México, convocada por Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENPARECE). El principal objetivo fue brindar conceptos claves y prácticos para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad a nivel de atención primaria de salud.

La doctora Carina Perotti Fux, coordinadora médica de MSF en México, señaló que en los dos últimos años, la organización humanitaria ha estado implementando un proyecto piloto en la costa de Oaxaca para asegurar el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad a nivel de atención primaria, demostrando que en zonas endémicas es imprescindible asegurar la disponibilidad del diagnóstico y tratamiento cerca de los lugares donde la gente vive y trabaja. Con tal fin, adelantó que en los próximos meses, MSF empezará a trabajar en coordinación con las autoridades nacionales en la elaboración de una Guía para la Atención Integral de la Enfermedad, que contemple las lecciones aprendidas de este proyecto piloto y los pasos a seguir para que pueda ser replicado de forma sostenible en otras áreas endémicas de México.

Durante el acto inaugural, el Director del CENAPRECE, Dr. Jesús Felipe Gonzáles Roldán, sostuvo que por primera vez México cuenta con un “Programa de Acción Específico para la Prevención y Control de Chagas, que nació con recursos presupuestarios“, en cuya implementación se espera la contribución de los sistemas estatales de salud, las instituciones académicas y las organizaciones no gubernamentales.

Destacó que el CENAPRECE está “dando pasos adelante para asegurar el abastecimiento del medicamento para combatir la enfermedad de Chagas” en todos los estados de la República.

El Dr. Roberto Salvatella, Asesor Regional de Chagas de la Organización Panamericana de la Salud, aseguró que ésta es una “enfermedad desatendida” por los sistemas de salud y por las escuelas de medicina hasta tiempos muy recientes. Reconoció los esfuerzos hechos por México frente a los múltiples desafíos, concluyendo que, “se ha hecho mucho, pero aún queda mucho por hacer“. Remarcó también los esfuerzos y avances que se están haciendo en el país en los últimos años para aumentar el acceso a diagnóstico y tratamiento.

El Chagas o la tripanosomiasis humana americana es una enfermedad infecciosa provocada por el parásito Tripanosoma cruzi. La enfermedad provoca 14,000 muertes cada año y se estima que en América, la padecen entre 10 y 15 millones de personas. La chinche es el insecto que transmite el parásito Trypanosoma cruzi a las personas.
El Chagas o la tripanosomiasis humana americana es una enfermedad infecciosa provocada por el parásito Tripanosoma cruzi. La enfermedad provoca 14 mil muertes cada año y se estima que en América, la padecen entre 10 y 15 millones de personas. La chinche es el insecto que transmite el parásito Trypanosoma cruzi a las personas. Médicos Sin Fronteras
Un requisito indispensable para romper el ciclo del olvido que pesa sobre la enfermedad de Chagas es contar con un sistema de diagnóstico eficaz que aproveche las ventajas de las pruebas rápidas validadas a nivel internacional, sostuvo Laurence Flevaud, referente de Laboratorio de la organización MSF en Barcelona. Para ello propuso “superar las dificultades logísticas y de transporte de las muestras de sangre para confirmación diagnóstica, descentralizar el diagnóstico confirmatorio o acercar unidades de laboratorio a las zonas endémicas o de mayor prevalencia“, por lo que la utilización de pruebas rápidas diagnósticas, podría facilitar enormemente el proceso para detectar pacientes en zonas endémicas.

Se destacó además la presencia del Pediatra Argentino Jaime Altcheh, que remarcó que la enfermedad de Chagas no es exclusiva de las zonas donde habita el vector (chinche) sino que los pacientes viajan con su enfermedad desde estas zonas hasta las grandes ciudades, objetivo final de la migración. En este sentido, en las grandes ciudades podemos encontrar pacientes con la enfermedad, y la prevención de la transmisión de la enfermedad de madre a hijo durante el embarazo y el tratamiento de mujeres en edad reproductiva debería ser un objetivo prioritario para interrumpir la transmisión, incluso en zonas no endémicas.

El Chagas o la tripanosomiasis humana americana es una enfermedad infecciosa provocada por el parásito Tripanosoma cruzi. La enfermedad provoca 14 mil muertes cada año y se estima que en América, la padecen entre 10 y 15 millones de personas. La chinche es el insecto que transmite el parásito Trypanosoma cruzi a las personas. Si después de la picadura la persona se rasca, el parásito puede pasar al flujo sanguíneo. El Chagas también puede transmitirse por transfusiones de sangre y de madres a hijos durante el embarazo.

Respecto de la prevalencia de Chagas en México, estimaciones realizadas por la Organización Panamericana de la Salud, sitúan a México como el tercer país en América Latina, con más de 800 mil casos. Médicos Sin Fronteras reporta a nivel de sus proyecto en la Costa de Oaxaca, aproximadamente un 2% de casos positivos sobre el total de la población que pudo realizarse la prueba rápida. Esta cifra, debe tomarse como el punto de partida para destinar los esfuerzos necesarios a las actividades de control vectorial, la prevención comunitaria y la búsqueda, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad, incluyendo los pacientes que por la evolución de la enfermedad ya estén presentando complicaciones cardíacas.

Esta Formación Nacional en Chagas convocada por MSF y el CENAPRECE antecede a la Cumbre Latinoamericana sobre la Enfermedad de Chagas convocada por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En México, Médicos Sin Fronteras (MSF) trabaja entre otros programas con el proyecto de Atención Integral a la Enfermedad de Chagas en Pochutla, Oaxaca.

Publicaciones relacionadas