Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura alerta sobre aumento en consumo de alimentos procesados que dañan la salud

Durante la presentación del Informe en español OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2019-2028. Enfoque especial: América Latina, la representante del Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Lina Pohl Alfaro refirió que este fondo está al servicio de los países en donde tiene presencia con toda su capacidad técnica y política de análisis de lo que sucede en otras regiones del mundo.

Lina Pohl Alfaro.
México puede convertirse en referente en la solución de problemas agropecuarios de América Latina y de otras economías del mundo, lo que redundaría en el gran problema de la migración, afirmó la representante del Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Lina Pohl Alfaro. FAO | Honorable Cámara de Diputados
No somos sino un servidor de gobiernos, de las cámaras de diputados, de sociedades de los países en donde estamos ubicados y la finalidad de ustedes y la nuestra es absolutamente coincidente: abordar los retos que se presentan en el informe”.

Dijo que el documento identifica los riesgos en los mercados agrícolas; incluye la propagación de posibles enfermedades animales y eventos extremos como las tensiones en las relaciones comerciales de varios países.

El aumento de la producción de alimentos, continuó, está más allá del crecimiento de la demanda. “Pero cuidado, porque lo que estamos viendo en algunos países es un crecimiento de productos y también del consumo de alimentos procesados, generando otros graves problemas de salud, malnutrición, obesidad y sobrepeso”.

Añadió que con el fin de advertir los riesgos que se enfrentarán el informe contiene pronósticos a 10 años, en cuanto a:

  • Producción y demanda de alimentos (cereales, pescados, mariscos, granos básicos);
  • Las tendencias de los mercados, cómo se van a comportar los precios, cuáles serán las variables que incidirán en ese aumento de la productividad, de tal manera que se puedan advertir los riesgos que se enfrentarán.

Aclaró que no incorpora situaciones como la desaceleración económica mundial. “Se ha pronosticado que podría haber una crisis económica mundial, y eso alteraría el tema de precios y la productividad”.

Además, dijo, permite conocer lo que otros países están haciendo, los problemas que enfrentan y cuáles van a ser las tendencias.

El informe tiene una evaluación consensuada de las perspectivas a 10 años para los mercados de productos básicos agrícolas y pesqueros a escala regional, nacional e internacional

Se indica que la población mundial continuará consumiendo cantidades crecientes de estos productos básicos agrícolas, y en la próxima década gran parte de la demanda adicional provendrá de regiones con un alto crecimiento demográfico como África Subsahariana, África del Norte, la India y Medio Oriente.

Este año el informe se centra en América Latina y el Caribe, región abundante en tierra y agua que representa 14% de la producción mundial y 23% de las exportaciones mundiales de productos básicos agrícolas y pesqueros.

A pesar de este crecimiento de la región, Latinoamérica se enfrenta a:

  • Desafíos en materia de seguridad alimentaria, pues muchos hogares no pueden costearse los alimentos que necesitan;
  • Enfrenta retos crecientes en materia de recursos naturales.

Se indica que garantizar una senda más sostenible e inclusiva para el futuro crecimiento agrícola dependerá de los avances en nutrición, protección social, ambiental y apoyo a medios de subsistencia.

Agrega que las políticas focalizadas podrían ayudar a agricultores y consumidores a aprovechar estas oportunidades y proteger la base de sus recursos naturales.

El documento prevé que el crecimiento de la producción se desacelerará durante la siguiente década, pero con un incremento del 22% de cultivos y de 16% en los productos ganaderos, será de 7 y 2 puntos porcentuales respectivamente, más rápido que el promedio mundial.

El aumento de exportaciones limitará la desaceleración de la producción y eso resaltará la importancia para los países latinoamericanos y caribeños de la apertura del comercio mundial. En 2028 la región representará más de 25% de exportaciones mundiales de productos agrícolas y pesqueros, lo cual destaca la importancia de la apertura comercial en el ámbito nivel internacional.

Señala que varios gobiernos tendrán que invertir para mejorar el desempeño en materia ambiental y reducir la erosión del suelo, la deforestación y las emisiones derivadas de la producción agrícola.

El incremento en cultivos de frutas y verduras de alto valor brinda oportunidades a pequeños productores, pero las políticas deberán diferenciarse de acuerdo con la asignación de recursos y su potencial de mercado.

Añade que, ante la feminización de la actividad agrícola en la región, es necesario dirigir la atención a las mujeres agricultoras para mejorar su acceso a:

  • educación
  • crédito
  • servicios de extensión agrícola

Reconoce que la seguridad alimentaria es un problema para la región, pues muchos hogares no pueden costear la comida que necesitan y como la pobreza extrema ha aumentado desde 2015, se debe garantizar el incremento de los ingresos en las comunidades más pobres.

Explica que en la región hay un aumento de obesidad y sobrepeso, lo que representa un problema de salud pública cada vez mayor.

El diputado Diego Eduardo Del Bosque Villarreal destacó la importancia de este documento por la información agrícola, legislación rural y el Plan Nacional de Desarrollo (PND), así como del futuro del campo. Dijo que la situación rural es fundamental, pues en todo el mundo 2 mil millones de personas viven de la agricultura y la mayoría está en situación de pobreza.

Refirió que, aunque se produce lo suficiente para alimentar 2 veces al total de la población del planeta, aún hay mucha gente que muere de hambre y padece mala nutrición. “820 millones de personas están subalimentadas, sin contar a los malnutridos y el problema de la obesidad”.

El diputado Juan Enrique Farrera Esponda afirmó que uno de los principales retos es abatir el hambre; pero también proteger el medio ambiente. Pidió hacer conciencia y atender las necesidades de los campesinos. Expresó que este informe aporta información valiosa para la actividad legislativa y es de suma importancia en para la toma de decisiones de política agropecuaria.

Incluye una visión de las perspectivas agrícolas y facilita comparar cifras de producción y alimentación en el futuro. “México tiene una gran riqueza natural y escucharlos nos enfoca en el objetivo mejorar el campo, garantizar la seguridad y autosuficiencia alimentaria”, aseveró.

Al participar, la diputada María Chávez Pérez se pronunció por enfrentar la problemática del sector, pues hay estados muy prósperos; sin embargo, la delincuencia organizada se ha apropiado de los agricultores pidiéndoles su contribución.

Esa parte es rescatable, pero necesitamos que todos los partidos políticos hagan un esfuerzo para tener esa perspectiva de producción, orientación y comercialización, incluso hacia el extranjero”.

Al dar la bienvenida, el encargado de la Dirección General del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), Gildardo López Tijerina, señaló que este documento proporciona estadísticas para la proyección de la agricultura, y es una fuente de información fundamental, en el trabajo de la Cámara de Diputados y las investigaciones de este Centro.

Estas perspectivas ayudarán a elaborar y analizar el Plan Nacional de Desarrollo; deben colaborar en la creación de programas sectoriales, y el Programa de Desarrollo Rural Sustentable que elaboran varias dependencias”.

En el marco de esta presentación, Hubertus Gay, experto de la División de Comercio Agroalimentario y Mercados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señaló que en el caso de México se vio un aumento en el consumo por persona de productos agrícolas, y se redujo el consumo de azúcar.

Se registró un incremento del consumo de aceites vegetales, por lo que destacó la importancia de implantar políticas para que ayuden a mejorar la alimentación del país y combatir el sobrepeso y la obesidad[.]

Publicaciones relacionadas