Se presentaron logros de Estrategia Nacional para la Prevención de las Adicciones Juntos por la Paz

La Estrategia Nacional para la Prevención de las Adicciones Juntos por la Paz contribuirá a disminuir el impacto sanitario del consumo de bebidas alcohólicas, al estar enfocada hacia las y los jóvenes, a través de un modelo de convocatoria a la escucha y al diálogo familiar, para fomentar la inclusión y la reconstrucción del tejido social, afirmó el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela.

El secretario de Salud encabezó la conmemoración del Día Nacional contra el uso nocivo de bebidas alcohólicas 2019.
A esta ceremonia conmemorativa asistieron la secretaria técnica del Consejo Nacional de Salud Mental (Consame), Lorena Rodríguez Bores Ramírez; el comisionado nacional de Bioética (Conbioética), Manuel Ruiz de Chávez; el titular de los Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP), Juan Manuel Quijada Gaytán, y el director general del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), Guillermo Rafael Santiago Rodríguez, entre otros.
Al encabezar la conmemoración del Día Nacional contra el Uso Nocivo de Bebidas Alcohólicas 2019, se pronunció por impulsar factores protectores como la salud emocional, deporte, literatura, música y las artes en general, e intervenir en el entorno familiar de los adolescentes con factores de riesgo.

El encargado de la política sanitaria del país informó que:

  • 4 de cada 10 adolescentes han consumido alcohol alguna vez en su vida;
  • 1 de cada 3 estudiantes de primaria y secundaria probó el alcohol antes de los 12 años;
  • Se registra un promedio de 200 casos mensuales de intoxicación por alcohol en los servicios de urgencias a nivel nacional, en jóvenes de 10 a 19 años de edad.

El secretario de salud dio a conocer que en los últimos 5 años el consumo excesivo de alcohol aumentó 43% en hombres y 150% en mujeres. No obstante, es posible reducir este problema y los daños causados principalmente en los jóvenes, a través de la detección y el asesoramiento. “Nuestro deber es trabajar desde nuestras trincheras y, al mismo tiempo, de manera transversal, necesitamos impulsar los factores protectores, a fin de que nuestros jóvenes tengan un estilo de vida saludable”, puntualizó.

En su mensaje, durante la ceremonia realizada en el auditorio del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM), indicó que a unos meses de la puesta en marcha de la Estrategia Nacional para la Prevención de las Adicciones Juntos por la Paz, se ha logrado la instalación de un nuevo modelo de atención con enfoque en los derechos humanos y el fortalecimiento del centro de atención ciudadana denominado “La Línea de la vida”, además

de la creación de una red de capacitadores para superar las brechas de atención en salud
mental, que se replicarán en los Centros de Integración Juvenil (CIJ).

Al respecto, el representante en México de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS), Cristian Morales Fuhrimann, refrendó el compromiso de este organismo internacional para seguir acompañando a México en el combate a las adicciones.

En su oportunidad, el director del INPRFM, Eduardo Madrigal de León, mencionó que este Instituto ha desarrollado modelos de prevención e intervención, con efectos favorables en la
atención primaria, en centros comunitarios, laborales y escuelas, así como en programas de
autoayuda en línea, la clínica de trastornos adictivos y el centro de atención al alcohólico y sus familiares (CAAF) para personas de bajos recursos económicos.

Por su parte, el titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky Sirot, expresó que el uso nocivo de bebidas alcohólicas es un factor que aumenta desigualdad, ya que los daños en la salud son mayores en las familias con menos recursos económicos.

Finalmente, la directora general de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), Carmen Fernández Cáceres, destacó que el consumo de alcohol, además de representar una carga en salud de enfermedades hepáticas, cáncer y accidentes de tránsito en jóvenes, también ocasiona violencia familiar, en las calles y en los centros de trabajo, por ello se han construido modelos terapéuticos para atender los problemas asociados con el consumo de alcohol y de drogas ilícitas.

Imagen cortesía de Secretaría de Salud | México

Publicaciones realcionadas