La salud sexual y reproductiva es un derecho humano básico y fundamental

La posibilidad de disfrutar tu sexualidad y muchas cosas más, es uno de tus derechos como persona humana.
La posibilidad de disfrutar tu sexualidad y muchas cosas más, es uno de tus derechos como persona humana.
La salud sexual y reproductiva consiste en la capacidad de disfrutar de una sexualidad satisfactoria y sin riesgos, cuyo propósito es el enriquecimiento de la vida y de las relaciones personales.

La salud reproductiva es un estado general de bienestar físico, mental y social; no es mera ausencia de enfermedades o dolencias en todos los aspectos relacionados con la reproducción.

La posibilidad de disfrutar tu sexualidad y muchas cosas más, es uno de tus derechos como persona humana. De esto se habla poco porque tiene que ver con aspectos muy íntimos, pero la Constitución y distintas leyes sirven para garantizar tus derechos sexuales y reproductivos como parte de tu bienestar físico, mental y social.

Estos derechos incluyen la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria, sin riesgos y sin ser criticada o discriminada, la libertar para decidir embarazarte o no, cuándo y cada cuánto tiempo. Esto implica el derecho de tener información y acceso a distintos métodos anticonceptivos seguros, eficaces y gratuitos.

Tú tienes los siguientes derechos:

  • A decidir libremente cuándo, cómo y con quién tener relaciones sexuales.
  • A que nadie te presione para tomar decisiones sobre tu vida sexual.
  • A ejercer su sexualidad con placer y sin riesgo de infecciones.
  • A no ser forzada para tener relaciones sexuales que no quieras o de formas que no te gusten.
  • A saber cómo hacer para no quedar embarazada. Esto implica que las instituciones de salud del Gobierno te informen sobre los diferentes métodos anticonceptivos y te faciliten el acceso a ellos.
  • A decidir por ti misma el número de hijas o hijos que quieras tener.
  • A no ser discriminada si eres mujer y te gustan las mujeres.
  • A recibir gratis los condones para muer o para hombre que reparten las instituciones de salud pública.
  • A la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.
  • A que la información que da el Gobierno sobre el sexo y la reproducción esté basada en el conocimiento científico.
  • A tener acceso a una educación sexual integral que promueva el disfrute de la sexualidad sin culpa, pena, miedo y pensar que es sólo para tener hijos.
  • A recibir servicios adecuados de salud para que el embarazo o parto no pongan en riesgo tu vida y tus hijas e hijos tengan las máximas posibilidades de nacer sanos.
  • A participar en las decisiones de política pública para garantizar tus derechos sexuales y reproductivos.

Referencias

  • Servicios de Salud Pública del D.F.
  • Organización Mundial de la Salud
  • Organización Panamericana de la Salud
Imagen cortesía de depositphotos
Avatar

Written by 

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , ,

Temas relacionados