Fuente

Lo que debes conocer del Programa de Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana (TANIT)

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 3 minutos, 791 palabras

Los problemas asociados con la hipoacusia o sordera son múltiples y se refleja en la educación, la productividad, la salud mental y la personalidad del individuo, entre otras.

Ilustración de dos manos protegiendo un oido

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que alrededor del 60% de
las pérdidas de audición en la niñez se podrían evitar con medidas de prevención.

Los beneficios del Programa Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana (TANIT), una vez identificada alguna anomalía como por ejemplo la hipoacusia o sordera, permiten tomar ventaja durante el periodo más importante del desarrollo del lenguaje.

¿Qué es el TANIT?

Infografía Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana (TANIT)

Infografía Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana
(TANIT)

Es un programa federal que incorpora un conjunto de estrategias y acciones
coordinadas para la detección temprana de alteraciones auditivas, cuyo objetivo general se centra en garantizar la atención integral de los recién nacidos con diagnóstico de hipoacusia o sordera, con el fin de disminuir la prevalencia de la discapacidad auditiva en la población infantil y contribuir a su plena integración e inclusión social.

En el caso de los niños y niñas que tienen problemas auditivos, las investigaciones han proporcionado evidencias de que la identificación temprana; la apropiada selección y adaptación  de prótesis auditivas y, aún más importante, el brindar apoyo y asistencia oportuna a la familia en la etapa inicial del diagnóstico; puede asegurar el desarrollo del lenguaje oral del niño y por tanto favorecer su aprendizaje escolar e integración a la sociedad.

La importancia del TANIT

Radica en el hecho de que un niño que no oye, no desarrolla su lenguaje oral y le será prácticamente imposible aprender a leer y a escribir. El lenguaje que haya logrado desarrollar un niño sordo a los cuatro o cinco años de edad, será el lenguaje con el que se podrá comunicar en el futuro.

Debemos estar conscientes de que existe la posibilidad de conocer si las
condiciones auditivas de los recién nacidos son deficitarias, desde las
primerísimas horas después del parto, razón por la cual es imprescindible actuar en las etapas en las que las estructuras corticales van madurando y pueden modelarse, por ser la base para definir el futuro de más de 4 mil a 6 mil bebés que nacen sordos o con problemas profundos de audición cada año en México, esto de acuerdo con al documento de postura de la Academia Mexicana de Medicina escrito por Pedro Berruecos Villalobos titulado, Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana, 2014.

Al obtener un diagnóstico positivo a hipoacusia o sordera, es necesario iniciar con el tratamiento, el cual, consiste en terapia auditivo-verbal y/o del lenguaje; y en caso de requerirse, se proporcionan aparatos auditivos y/o implante coclear, con el fin de evitar trastornos en el lenguaje y favorecer un desarrollo adecuado, incorporándolo a las actividades habituales.

Consideraciones

  • El desarrollo óptimo del lenguaje termina a los 5 años de edad.
  • La hipoacusia tiene impacto negativo en el desarrollo del lenguaje oral y escrito
  • Un niño que no percibe sonidos padecerá consecuencias durante toda su vida en desarrollo e integración en las áreas:
    • Familiar
    • Intelectual
    • Educativa
    • Social
    • Emocional
    • Económica
  • Hipoacusia o sordera: Daño en la capacidad de audición de una persona
  • 10 millones de personas tienen algún grado de pérdida auditiva (200 mil a 400 mil con sordera profunda, más de 40% de ellos son menores de edad/CONADIS)
  • En México: 2 de cada 1000 recién nacidos, aun sin factores de riesgo cursarán con discapacidad por sordera si no se detectan y atienden con oportunidad (CONADIS)
  • Nacen entre 4 mil y 6 mil niños con sordera congénita cada año.

Factores de riesgo de hipoacusia congénita:

  • Prematurez (menos de 34 SDG), y/o peso bajo al nacimiento (-1.5 Kg): 9-60%
  • Hipoxia perinatal severa: 50-60%
  • Hiperbilirrubinemia que amerite exanguinotransfusión: 9-40%
  • CMV 10-30%
  • Rubeola congénita: 30-60%
  •  TORCH: 50-60%
  • Sepsis neonatal: 68%
  • Amikacina: 5-30%
  • Malformaciones congénitas craneofaciales
  • Familiares con hipoacusia congénita
  • Meningitis: 20-60%
  • Sarampión: 5-10%
  • Alteraciones traumáticas, inflamatorias o neoplásicas del oído

Biblografía

  • Berruecos Villalobo, Pedro, Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana, 2014
  • Flores Beltrán, Lilian, Ph.D., LSLS Cert AVT
  • Dr. Salvador Castillo, adscrito al Departamento de Audiología y Foniatría del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” (HIMFG) Boletín Número 028, 19 de abril de 2016
  • Organización Mundial de la Salud
Créditos de las imágenes © Depositphotos.com/harishmarnad y Escuchar es lo máximo

Autor
Escuchar es lo Máximo
Escuchar es lo Máximo

Somos una Asociación Civil sin fines de lucro, que trabaja de manera conjunta con el Gobierno y la Sociedad Civil para incidir en políticas públicas, así como para exigir y comprobar el cumplimiento de los programas destinados a ayudar a las niñas y niños con problemas de audición.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul ó Logotipo Facebook, letra efe en color blanco con fondo azul.


Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

julio 2019
L M X J V S D
« Jun    
 1 2 3 4 5 6 7
 8 91011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Publicidad

Longevitta

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !