Realidades sobre la enfermedad mental: ¿Qué debemos saber?

Las enfermedades mentales no son enfermedades de la mente, sino del cerebro. A diferencia del siglo XVIII ahora hay evidencia científica de las disfunciones neuroquímicas que son las que afectan en una enfermedad de esta índole.

Enrique Chávez León. Presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexican
Enrique Chávez León. Presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana Plenilunia | Elisa Guzmán
Así lo dio a conocer en conferencia del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” el Dr. Enrique Chávez León, Presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, quien informó que el estigma de la enfermedad mental ha perseguido a la humanidad desde hace muchos años; puesto que antes el padecer insomnio, ansiedad, depresión, esquizofrenia o trastorno bipolar no tenía evidencia.

[recuadro]

Síntomas

El Psiquiatra Enrique Chávez enlistó una serie de síntomas que pudieran alertar sobre el padecimiento de una enfermedad mental:

  1. Sentir tristeza y desinterés por más de dos semanas.
  2. Cambios de humor, conducta y personalidad.
  3. Periodos de miedo sin causa con síntomas físicos o preocupantes.
  4. Preocupación excesiva y ansiedad.
  5. No comer, vomitar o usar laxantes para bajar de peso.
  6. Oír voces.
  7. Comportamientos riesgosos o fuera de control.
  8. Consumo repetido de drogas.
  9. Consumo excesivo y repetido de alcohol.
  10. Dificultades para concentrarse, prestar atención o para quedarse quieto.
  11. Planear o intentar lastimarse.

[/recuadro]

“Si nos asomamos al cerebro de las personas con enfermedad mental encontramos una serie de factores químicos determinantes, como disminución de volumen, alteración de los circuitos cerebrales y alteración en la capacidad de organización; por eso las funciones mentales son alteradas y se manifiestan los trastornos, declaró.

Explicó que las enfermedades mentales se deben a distintas causas, una de ellas es la predisposición genética, misma sin la cual la persona no estaría expuesta a la enfermedad, salvo que ocurra un evento traumático o causas ambientales que la determinen.

“El puro evento traumático enferma al cerebro y produce alteraciones, igual que el estrés postraumático, consumo de sustancias y las adicciones. Además, si se tiene una enfermedad crónica (como cáncer) es posible que la persona desarrolle un cuadro depresivo, porque se afecta el funcionamiento del sistema nervioso central, expuso.

El especialista destacó que las personas con trastornos mentales viven de 10 a 20 años menos que la población general y que, asimismo, se tiene casi 12 veces más riesgo de cualquier enfermedad quien padece ansiedad.

Señaló la importancia de la difusión apropiada de la información por parte de los medios de comunicación; ya que las noticias deben tratarse adecuadamente para no causar sensacionalismo y morbo. “Una adecuada transmisión de la información referida a enfermedades mentales facilitará la sensibilización y concientización de las enfermedades mentales sin estigmatizarlas”, puntualizó.

 

Sitios de interés

Publicaciones relacionadas