Reducir contaminación atmosférica en el mundo, puede salvar millones de vidas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone que la contaminación atmosférica en el aire en interiores y exteriores constituye el riesgo ambiental para la salud más importante del mundo.

La contaminación atmosférica constituye el riesgo ambiental para la salud más importante del mundo
La contaminación atmosférica constituye el riesgo ambiental para la salud más importante del mundo
De acuerdo a las nuevas estimaciones acerca de la contaminación atmosférica la OMS informa de que en el año 2012 12.5% de las muertes en el mundo fueron por exposición a la contaminación atmosférica, es decir 7 millones de personas. La cifra es la suma de muertes en dos grupos: 3.7 millones de personas por contaminación del aire; y 4.3, millones de muertes por la contaminación del aire en interiores.

Desglose regional (países de ingresos bajos y medios)

  • Pacífico Occidental 1,670,000 muertes
  • Sudeste asiáticos regiones: 936 mil muertes.
  • Región del Mediterráneo Oriental: 236 mil muertes
  • Europa 203 mil muertes
  • África 176 mil muertes
  • Américas 58 mil muertes

Desglose regional (países de altos ingresos)

  • Europa 279 mil muertes
  • Américas 94 mil muertes
  • Pacífico Occidental 68 mil muertes
  • Países del Mediterráneo oriental 14 mil muertes

Enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cáncer

En particular, los nuevos datos revelan una relación más cercana entre la exposición a la contaminación atmosférica en general, la del aire en interiores y las enfermedades cardiovasculares, como los accidentes cerebrovasculares y las cardiopatías isquémicas, así como entre la contaminación atmosférica y el cáncer. Esto es además de la función que desempeña la contaminación atmosférica en el desarrollo de enfermedades respiratorias, como las infecciones respiratorias agudas y las neumopatías obstructivas crónicas.

Las nuevas estimaciones dan un conocimiento más amplio de las enfermedades provocadas por la contaminación atmosférica, sino también permiten una mejor evaluación de la exposición humana a los contaminantes atmosféricos gracias a mediciones y tecnología más avanzadas. Ello ha permitido a los científicos analizar más pormenorizadamente los riesgos para la salud a partir de una distribución demográfica más amplia que incluye ahora las zonas rurales, además de las urbanas.

En la evaluación se incluye el siguiente desglose de las muertes atribuidas a enfermedades específicas, lo que demuestra que la gran mayoría de las muertes vinculadas a la contaminación atmosférica se deben a enfermedades cardiovasculares:

Muertes debidas a la contaminación atmosférica – desglose por enfermedad:

  • 40%, cardiopatía isquémica
  • 40%, accidente cerebrovascular
  • 11%, neumopatía obstructiva crónica
  • 6%, cáncer de pulmón
  • 3%, infección aguda de las vías respiratorias inferiores en los niños

Muertes debidas a la contaminación del aire de interiores – desglose por enfermedad:

  • 34%, accidente cerebrovascular
  • 26%. cardiopatía isquémica
  • 22%, neumopatía obstructiva crónica
  • 12%, infección aguda de las vías respiratorias inferiores en los niños
  • 6%, cáncer de pulmón

Riesgos superiores a lo previsto

Los riesgos debidos a la contaminación atmosférica son superiores a lo que previamente se pensaba o entendía, en especial para las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares“, observa la Dra. María Neira, Directora del Departamento de la OMS de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud. “En la actualidad hay pocos riesgos que afecten tanto a la salud en el mundo como la contaminación atmosférica; las pruebas apunta a la necesidad de medidas concertadas para limpiar el aire que todos respiramos“.

Tras analizar los factores de riesgo y tener en cuenta las revisiones en la metodología, la OMS estima que la contaminación del aire de interiores tuvo que ver con 4.3 millones de muertes en 2012 en hogares en los que para cocinar se utilizan estufas de carbón, leña y biomasa. La nueva estimación se explica por la mejor información sobre la exposición a la contaminación entre los 2,900 millones de personas que se calcula que viven en hogares en los que se utiliza leña, carbón o bosta como combustibles principales para cocinar, así como por las pruebas de que la contaminación atmosférica está relacionada con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y neumonías, y cánceres.

En el caso de la contaminación atmosférica, la OMS estima que en 2012 se produjeron 3.7 millones de muertes a causa de fuentes urbanas y rurales en todo el mundo.

Referencias

Imagen cortesía de SergeyNivens


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste