¿Se relaciona la alimentación con el riesgo de desarrollar cáncer de mama?

La alimentación es un componente que se relaciona con la influencia directa del estado de salud de la población; sin embargo se han generado investigaciones que vinculan los hábitos alimenticios y la aparición de cáncer.

Hay evidencia de que tumores como el de mama, ovario, endometrio y próstata pueden estar asociados a factores alimenticios.
Hay evidencia de que tumores como el de mama, ovario, endometrio y próstata pueden estar asociados a factores alimenticios.
Resultado de estas investigaciones se ha encontrado que aproximadamente 35% de los tumores podrían ser prevenidos mediante modificaciones de los hábitos alimenticios. De acuerdo con los alimentos incluidos en la dieta, se puede estar expuesto a un consumo excesivo de grasas saturadas, para las cuales existe una fuerte sospecha de que estén asociados a un mayor riesgo de cáncer.

En el Manual de la Fundación Salvati, Disminución de riesgos de cáncer de mama, la Lic. Norma Ortiz Arellanes, de nutrición oncológica, menciona en su artículo que es necesario evaluar el estado nutricional de los pacientes una vez establecido el diagnóstico de cáncer, ya que un buen estado nutricional tiene impacto directo sobre los resultados y objetivos del tratamiento.

La especialista en nutrición menciona que existe una relación entre la obesidad y el cáncer de mama en la postmenopausia; antes de la menopausia los resultados aún no son claros. La postmenopausia no sólo es considerada un factor de riesgo, sino también de mortalidad y metástasis.

Además, menciona que los mecanismos por los cuales la obesidad está asociada, principalmente tienen que ver con:

  • Estrógenos.
  • Hiperinsulinemia asociada con la acumulación de grasa abdominal y el tejido adiposo.

También los pacientes con diabetes tipo 2 tienen un pronóstico desfavorable, aunmentando su riesgo de muerte en un 49%.

¿Puedo hacer cambios en mi alimentación para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama?

La especialista menciona que ningún alimento por sí solo contribuye a reducir el riesgo y tampoco ningún alimento puede ser responsable de la aparición del cáncer. Pero una dieta correcta es clave para disminuir el riesgo; y para ello debe ser una alimentación que se adapte a las necesidades de energía de cada persona. Se deben incluir en proporción equilibrada todos los grupos de alimentos que son: productos de origen animal, cereales y granos integrales, frutas, verduras y grasas de origen animal.

Para ello podemos establecer las siguientes recomendaciones en una dieta correcta:

  • Consumir como mínimo 2 porciones de verdura al día.
  • Consumir frutas diariamente.
  • Tomar un litro y medio de agua simple.
  • Preferir grasas del aguacate, nueces, almendras… en lugar de grasas de origen animal como la manteca.
  • Variar el consumo de productos de origen animal. Se puede consumir uno diferente cada día: pollo, pescado, queso, res, puerco, huevo y balancearlas con proteína vegetal como leguminosas (frijol, habas, lentejas).
  • Evitar al máximo posible el consumo de productos procesados, ya que contienen diversos aditivos químicos que nuestro cuerpo no reconoce (galletas, panes, enlatados, congelados). En su lugar preferir los alimentos frescos y naturales.
  • Disminuir el consumo de azúcar, refrescos, galletas y dulces que sólo aumentan tu consumo de calorías que se traduce en grasa.
  • Hacer actividad física. No es necesario realizar ejercicio de manera extenuante, con una caminata a paso acelerado podrás notar en pocos meses una mejora en tu condición física y disminuirá tu peso gradualmente.
  • Mantener un peso normal de acuerdo al IMC siempre es recomendable.

Referencias

  • Manual salvati Educar para Salvar: Disminución de riesgos de cáncer de mama.
Imagen cortesía de Jeanette.Dietl


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste