Convocan a trabajar en atención para todos los recién nacidos, en el momento adecuado y en el lugar correcto

 

 

Un informe de una coalición mundial que incluye a UNICEF y la OMS, reporta que casi 30 millones de bebés nacen demasiado pronto, son muy pequeños o se enferman y necesitan atención especializada para sobrevivir. Por lo que convocan a una mejor atención y una legislación más fuerte para salvar a los bebés al borde de la muerte.

Survive and thrive: transforming care for every small and sick newborn. Key findings
Survive and thrive: transforming care for every small and sick newborn. Key findings
Cuando se trata de bebés y sus madres, la atención adecuada en el momento adecuado en el lugar correcto puede marcar la diferencia“, dijo Omar Abdi, Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF. “Sin embargo, millones de bebés y mujeres pequeños y enfermos mueren cada año porque simplemente no reciben la atención de calidad que es su derecho y nuestra responsabilidad colectiva“.

El informe, “Survive and thrive: transforming care for every small and sick newborn. Key findings“, (Sobrevive y prospera: Transformando la atención de todos los recién nacidos pequeños y enfermos, descubrimientos clave), encuentra que entre los recién nacidos con mayor riesgo de muerte y discapacidad se encuentran aquellos con complicaciones de prematuridad, lesión cerebral durante el parto, infección bacteriana grave o ictericia y aquellos con condiciones congénitas. Además, el costo financiero y psicológico en sus familias puede tener efectos perjudiciales en su desarrollo cognitivo, lingüístico y emocional.

Para todas las madres y bebés, un comienzo saludable desde el embarazo hasta el parto y los primeros meses después del nacimiento es esencial“, dijo la Dra. Soumya Swaminathan, Directora General Adjunta de Programas de la OMS. “La cobertura universal de salud puede garantizar que todos, incluidos los recién nacidos, tengan acceso a los servicios de salud que necesitan, sin enfrentar dificultades financieras. El progreso en la atención de salud del recién nacido es una situación en la que todos ganan: salva vidas y es fundamental para el desarrollo infantil temprano, lo que repercute en las familias, la sociedad y las generaciones futuras“.

Sin un tratamiento especializado, muchos recién nacidos con riesgo no sobrevivirán su primer mes de vida, según el informe. En 2017, murieron unos 2,5 millones de recién nacidos, en su mayoría por causas prevenibles. Casi dos tercios de los bebés que mueren nacieron prematuramente. E incluso si sobreviven, estos bebés se enfrentan a enfermedades crónicas o retrasos en el desarrollo. Además, se estima que 1 millón de recién nacidos pequeños y enfermos sobreviven con una discapacidad a largo plazo.

Con cuidados de crianza, estos bebés pueden vivir sin mayores complicaciones. El informe informa que para 2030, en 81 países, las vidas de 2,9 millones de mujeres, nacidos muertos y recién nacidos se pueden salvar con estrategias más inteligentes. Por ejemplo, si el mismo equipo de salud se preocupa por la madre y el bebé durante el parto, el parto y más allá, pueden identificar los problemas desde el principio.

Además, casi el 68% de las muertes de recién nacidos podrían evitarse en 2030 con soluciones simples como:

  • lactancia materna exclusiva;
  • contacto piel a piel entre la madre o el padre y el bebé;
  • medicamentos y equipos esenciales;
  • y acceso a instalaciones sanitarias limpias y bien equipadas con personal de salud calificado.

Otras medidas, como resucitar a un bebé que no puede respirar adecuadamente, administrar una inyección a la madre para prevenir el sangrado o retrasar el corte del cordón umbilical también podrían salvar a millones.

Según el informe, el mundo no logrará el objetivo global de lograr la salud para todos a menos que transforme la atención para cada recién nacido. Sin un progreso rápido, algunos países no cumplirán este objetivo durante otras décadas. Para salvar a los recién nacidos, el informe recomienda:

  • Brindar atención a pacientes recién nacidos las 24 horas del día, los siete días de la semana.
  • Capacitación de enfermeras para brindar atención práctica en colaboración con las familias.
  • Aprovechar el poder de los padres y las familias enseñándoles cómo convertirse en cuidadores expertos y cuidar de sus bebés, lo que puede reducir el estrés, ayudar a los bebés a ganar peso y permitir que sus cerebros se desarrollen adecuadamente.
  • Proporcionar una buena calidad de atención debe ser parte de las políticas del país y una inversión de por vida para aquellos que nacen pequeños o enfermos.
  • Contar y rastrear a cada recién nacido pequeño y enfermo permite a los gerentes monitorear el progreso y mejorar los resultados.
  • La asignación de los recursos necesarios, como una inversión adicional de US $ 0.20 centavos por persona, puede salvar a 2 de cada 3 recién nacidos en países de ingresos bajos y medios para 2030.

Hace casi 3 décadas, la Convención sobre los Derechos del Niño garantizaba a todos los recién nacidos el derecho a la mejor atención de la salud, y es hora de que los países de todo el mundo se aseguren de que existan los recursos legislativos, médicos, humanos y financieros. Para convertir ese derecho en una realidad para cada niño, dice el informe.

Referencias

  1. ; Survive and thrive: transforming care for every small and sick newborn. Key findings; 2018 (WHO/FWC/MCA/18.11); Consultado el 17/12/2018
Imagen cortesía de WHO


Referencias

  1. ; Survive and thrive: transforming care for every small and sick newborn. Key findings; 2018 (WHO/FWC/MCA/18.11); Consultado el 17/12/2018
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste