Alopecia debe ser considerada como problema de salud integral

La alopecia es percibida como una condición que aparece con mayor frecuencia en la población masculina; sin embargo, también la padecen mujeres y aunque el origen es el mismo, genético o andrógeno, la apariencia entre uno y otro género son diferentes, afirma René Jacobo, médico de la clínica Giovanni BOJANINI.

Conversando sobre tratamientos de cabello con el Dr. René Jacobo, Director Médico de Bojanini

Posted by Plenilunia, Salud para la Mujer on Wednesday, February 13, 2019

La alopecia debe ser considerada como un problema de salud integral, ya que hay pacientes que sufren la pérdida de cabello ocasionada por diversos padecimientos. Estos pueden ser la anemia, disminución de ciertos nutrientes por dietas mal balanceadas, alguna alteración hormonal – desde el hipotiroidismo, menopausia, durante el post-parto o la lactancia, entre otras -, ingesta de medicamentos psiquiátricos e incluso puede ser un síntoma de alguna enfermedad crónica como lo es la diabetes.

Además del tratamiento y la consulta médica, lo recomendable es tener buenos hábitos de salud, una vida relajada y una dieta alimenticia equilibrada, baja en sal, grasas y azúcares y rica en agua y fibra.
Además del tratamiento y la consulta médica, lo recomendable es tener buenos hábitos de salud, una vida relajada y una dieta alimenticia equilibrada, baja en sal, grasas y azúcares y rica en agua y fibra.
Por lo tanto, es un padecimiento crónico que no se cura y debe controlarse como cualquier otro problema de salud para evitar que las personas que la padecen se vean afectadas en su autoestima, trayendo como consecuencia no sólo cambios en su aspecto sino trastornos emocionales que pueden alterar aún más su condición. “Existen dos tipos de alopecia, areata y la androgénica”, nos explica René. “La primera se trata de un componente auto-inmune, es decir, el propio organismo está reaccionando y no reconoce al pelo como algo normal y lo rechaza. En cuanto a la temporalidad de la pérdida del cabello, en este tipo de alopecia se pierde muy rápido y en menos de un mes se pueden registrar ‘parches como monedas’, caída por mechones en varias zonas o inclusive pérdida completa. La recuperación dependerá de un tratamiento integral con productos de cuidado capilar, medicamentos y psicoterapia ya que el impacto para el paciente puede ser muy agresivo”.

En el caso de las mujeres, se presenta cuando hay factores o trastornos propios de este género que ocasionan que los andrógenos se acumulen. Es decir, hay un proceso de androgenización (masculinización) que se traduce, entre otros factores, en la pérdida de cabello difusa, ya sea en la parte central de la cabeza (lineal) o el paciente tiene mucho cabello, pero muy fino.

Existe otro tipo de alopecia, la traumática asociada a actos inconscientes del propio paciente debido a un estado de tensión emocional o trastorno psicológico. Ésta suele presentarse con mayor frecuencia en mujeres.

De la moda, ¿lo que te acomoda?

En este último punto, podemos distinguir la alopecia traumática cosmética, derivada de los estándares que dicta la moda. Procedimientos tales como permanentes, decoloración y el uso de extensiones que pueden afectar la estructura capilar. Este trastorno afecta el bienestar integral de quien lo sobrelleva ya que también implica un problema psicológico, y aunque no es curable, la buena noticia es que ¡la alopecia puede prevenirse y controlarse!

Los especialistas de la Clínica Giovanni BOJANINI recomiendan que la calvicie debe ser tratada de manera permanente con terapias que ayudan a estimular el crecimiento del cabello, el grosor y evitar su caída. Asimismo, es importante comenzar el tratamiento en las etapas iniciales y no esperar hasta etapas más avanzadas.

Nos explican que BOJANINI se utilizan dos tratamientos:

  • Trasplante por micro injerto con el Método FUE, una técnica mínimamente invasiva.
  • Por regeneración capilar tópica.

La aplicación de cualquier de los 2 o ambos, se determina tras una evaluación médica general y capilar del paciente, recordando que la alopecia no se cura, se controla, por lo que son tratamientos permanentes que ayudarán a prolongar la calidad del cabello.

  1. Regeneración capilar AAPE. Tratamiento no invasivo de alta tecnología derivado de células madre que estimula los factores de crecimiento del cabello y aporta proteínas al cuero cabelludo.
  2. Mesoterapia capilar. Aplicación intradérmica de oligoelementos minerales que desinflaman y desintoxican las células. Si la piel se encuentra inflamada o con caída activa o el cabello muy delgado, en un tiempo que va de 1 a 6 semanas, esta terapia comienza a hacer efecto disminuyendo su caída y estimulando su crecimiento.
  3. Electroporación capilar. A través de un electroporador se emiten micro corrientes para administrar el tratamiento de forma simultánea a la estimulación del cuero cabelludo, facilitando la penetración y absorción por el folículo piloso sin necesidad de utilizar agujas o realizar micro incisiones.

Cabe señalar que el micro injerto no sólo es para el cabello sino también es utilizado para el vello facial (barba, bigote y ceja).

Imagen cortesía de Plenilunia | Alejandro Arcos


Sitios de interés


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste