Estudios acerca de cáncer de mama (Parte I)

Apariencia triste, estudios acerca del cáncer de mama, célula cancerigena, tumor, factor de crecimiento, detectado en estapa temprana, anticuerpo monoclonal, tratamiento de Roche, pronóstico, autocuidado, prevención.
Detectado en etapa temprana

Hace 10 años, entre los estudios más avanzados en cáncer de mama destacaba el de haber encontrado la causa de por qué cierto tipo de sustancia en una célula cancerígena, hacía más agresivo a cierto tipo de tumor en relación a otros semejantes en la mujer.

Esta sustancia identificada como HER-2, que corresponde a una proteína de las células y actúa como receptor del denominado “factor de crecimiento epidérmico”, en los casos donde se encontró en mujeres con un tumor cancerígeno de pronóstico grave, se descubrió que el HER-2 se sobreexpresaba de acuerdo a resultados de laboratorio.

Al paso del tiempo, de manera casi increíble, el descubrimiento del receptor HER-2 se convirtió en un referente médico de que la paciente con ese tipo de cáncer de mama en vez de morirse muy pronto, se puede curar, siempre y cuando también sea detectado en etapa temprana.

En base a medicina biológica molecular, se diseñó un anticuerpo monoclonal, es decir, una molécula capaz de bloquear directamente al HER-2, lo que consigue no sólo frenar el avance tumoral, sino que en etapas tempranas de la enfermedad ayuda a curar ese cáncer.

La Dra. Ana Lluch, investigadora española en cáncer de mama, a cargo del Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Universitario de Valencia, España, explica el hecho en base a su experiencia.

“Antes sabíamos que este tipo de mujeres, que son entre 25 o 30% del grupo de cáncer de mama que expresan esta proteína, el receptor HER-2 que está en la superficie de la célula, lo conocemos de hace mucho tiempo, yo tengo un trabajo publicado de hace 10 años, pero sólo sabíamos que tenía una agresividad mayor, que se comportaba de forma peor en la mujer que tenia ese tumor.

“Recaía mucho más precozmente y además moría más frecuentemente cuando tenían ese tumor. Las terapias que teníamos eran las mismas para todos los tipos de cáncer de mama. No teníamos nada diferente para ese grupo de pacientes.

“Hasta que apareció este tipo de tratamiento de Roche, que lo que hace es bloquear ese receptor para que no actúe en la célula tumoral y que en una paciente que antes le tenias que decir, ‘mire tiene un tumor muy agresivo y tenemos pocas posibilidades’, a decirle hoy en día: ‘es mucho mejor que tenga este tipo de tumor porque en estos momentos contamos con varios tratamientos para poder bloquear la agresividad que tiene’.

“Yo en mi consulta a mis pacientes se los digo, y se los explico así, ‘antes por este tumor yo le hubiera dicho: vamos a tener una evolución mala’. Pero en estos momentos les digo todo lo contrario: prefiero que tenga usted un tumor de este tipo porque su supervivencia es mayor y mis posibilidades para tratarla mucho mejores”.

Entrevistamos también a un especialista mexicano, al Dr. Benito Sánchez Llamas, oncólogo del Hospital de Ginecobstetricia del Centro Médico Nacional de Occidente, de Guadalajara, Jal.

—¿Cómo identifican a esta proteína HER-2 en las pacientes?

— Este es un anticuerpo que pertenece a la familia de receptores del factor de crecimiento epidérmico, esta familia tiene cuatro proteínas, cuatro receptores y este es el HER-2, que quiere decir que es de la proteína numero dos.

“Esta proteína se encuentra normalmente en las células pero se puede sobreexpresar en cáncer de mama en 25% de los casos; es decir, una de cada cuatro mujeres con ese cáncer presenta esta proteína.

“Hay dos maneras de identificar esta sobreexpresión, una es a través de un método de inmuno-istoquímica, que es una reacción como de antígeno-anticuerpo que pinta de un color específico cuando está sobreexpresada, y la otra es a través de un método de fluorescencia in situ, que es como amplificar el gen y ver que está justo sobreexpresado”.

—¿Por qué podemos hablar de que un cáncer altamente mortal ahora se puede curar?

— En efecto, las mujeres con cáncer de mama que expresaban este gen vivían aproximadamente la mitad que las mujeres que no lo sobreexpresaban, al introducir este medicamento revertimos esa tendencia y las mujeres que se exponen a esta nueva droga prácticamente viven igual a las que no lo sobreexpresaban, que era un grupo de mal pronóstico.

Visita la segunda y tercera parte de este artículo

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste