Cirujanos desarrollan plan de respuesta para abordar desafíos únicos en hospitales rurales y sistemas de salud ante COVID-19, , amplían uso de telesalud y agilizan comunicación

Las principales áreas metropolitanas de Estados Unidos como Nueva York, Seattle y Detroit han dominado las noticias del brote de COVID-19. Pero los hospitales rurales y los sistemas de atención médica también deben prepararse para un aumento de pacientes con coronavirus.

Médico tocando pantalla digital
El plan de respuesta COVID-19 aborda desafíos únicos para hospitales rurales y sistemas de salud.

Los cirujanos de un sistema rural de atención médica en ambos lados de la frontera entre Nueva York y Pensilvania han informado sobre su plan de respuesta de preparación para tratar el aumento de COVID-19 en un “artículo en prensa” que aparece en el sitio web del Journal of the American College  1  de cirujanos antes de la impresión. Este plan de cirugía rural tiene en cuenta los desafíos exclusivos de una población y geografía rural, e incluye una mayor utilización de la telesalud y la coordinación de recursos y comunicaciones en centros afiliados distribuidos en una gran área geográfica.

Tenemos una población de pacientes mayores, que tienen una mayor incidencia de condiciones comórbidas de las que se pueden encontrar en un área urbana“, dijo Jean Miner, MD, MHA, MMEL, FACS, cirujano general de la Clínica Guthrie/Hospital Robert Packer en Sayre, Pensilvania y coautor del artículo.

Nuestra población también está muy dispersa, con aproximadamente 77 personas por milla cuadrada -2.589 km2-, y parte de la investigación muestra que hasta el 35% de las personas en las zonas rurales no tienen acceso a internet. Algunos miembros de nuestro personal ni siquiera tienen acceso a Internet“. En comparación, la Ciudad de Nueva York tiene alrededor de 27,500 personas por milla cuadrada.

El Hospital Robert Packer es un hospital de enseñanza terciaria con 267 camas en Sayre, un pueblo de con aproximadamente 5,400 habitantes, a 270 millas al noroeste de la Ciudad de Nueva York. Es la institución principal de la Clínica Guthrie, es un sistema sin fines de lucro de 5 hospitales que atiende a un área de aproximadamente 770 mil personas en 12 condados en el norte de Pensilvania y el lado sur del estado de Nueva York.

Nuestros pacientes mayores corren el riesgo no solo de complicaciones por COVID-19 y las tasas de mortalidad son más altas, también tienen enfermedades crónicas que debemos cuidar para tratar de mantenerlos fuera del hospital en este momento“, dijo el Dr. Miner dijo.

Los componentes clave del plan de preparación incluyen:

  • Implementación de un proceso de detección para visitantes y empleados (que comenzó a principios de febrero) y ajustes de ese proceso a medida que haya más información disponible sobre el coronavirus.
  • Tener personal no esencial trabajando en casa antes de que los gobernadores de cualquiera de los estados establecieran dicho mandato.
  • Conservación de equipos de protección personal (EPP)
  • Posponer procedimientos electivos
  • Tener un plan de contingencia para redistribuir un grupo de médicos voluntarios y profesionales avanzados para cubrir las áreas donde se necesitan durante una oleada de pacientes con COVID-19.

Una parte central del plan de respuesta es contar con una rápida expansión de la telesalud. Al igual que muchos sistemas de salud, la Clínica Guthrie ha limitado el número de visitas clínicas en persona. Con la reciente aprobación de la expansión de telesalud por parte de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, la Clínica Guthrie vio cómo su número de proveedores que participan en telesalud se disparó pasando de 12 antes del brote de COVID-19 a alcanzar 252 proveedores que realizan visitas a consultorios remotos y 450 que tienen acceso a la plataforma posterior al inicio del brote.

El sistema de telesalud funciona a pesar de los límites del acceso a Internet en las zonas rurales, explicó el coautor Burt Cagir, MD, FACS, un cirujano general. La mayoría de las clínicas ambulatorias dentro del sistema -en los Estados Unidos– tienen quioscos de telesalud, y el sistema es flexible para adaptarse a las necesidades de cada paciente. “Permitimos que todos nuestros pacientes se comuniquen con todas y cada una de las modalidades disponibles, como los teléfonos celulares para que puedan hacer videoconferencias“, dijo. Las llamadas telefónicas fijas también se manejan y documentan en los registros de pacientes. El sistema ahora tiene la capacidad de hacer mil consultas de video diariamente, dijo.

Otro elemento importante del plan de respuesta es lo que el Dr. Cagir denomino “el grupo de seguridad del paciente“, presentado por primera vez en 2016. El personal directivo superior se reúne durante media hora cada mañana entre semana para revisar los problemas de seguridad del paciente. Para 2018, se agregó un segundo grupo para identificar tendencias del día o semana anterior y para extrapolar pronósticos para el día o semana siguiente. “Convertimos nuestro grupo de pronósticos y tendencias a un grupo COVID-19 inmediatamente en febrero, y el sistema de grupo de seguridad del paciente se convirtió en el grupo de seguridad del paciente y personal“, dijo el Dr. Cagir. Se agregaron reuniones para el sábado y el domingo.

El Dr. Miner explicó que el grupo trabaja en 4 niveles de personal:

  1. Primera línea
  2. Departamental
  3. Hospital
  4. Todo el sistema

Joseph Scopelliti, MD, gastroenterólogo y presidente de la Clínica Guthrie, explicó que para que los grupos funcionen de manera efectiva, deben ser zonas libres de culpa. “Significa que todos tienen que exponer sus desafíos, por lo que la segunda serie de reuniones que tenemos todos los días es la reunión de seguridad del paciente“, dijo. “Piensa en ello como el grupo donde tienes que responder la pregunta, ‘¿Qué te impide hacer tu trabajo hoy?‘”

El Dr. Cagir explicó que los procesos que adoptó la Clínica Guthrie que se desarrollaron utilizando los principios Lean Six Sigma y el ciclo PDCA (para planificar, hacer, verificar, actuar) que la industria ha utilizado para mejorar la eficiencia y la calidad.

Sin duda, este enfoque es escalable a todos los centros urbanos y rurales“, afirma el Dr. Miner. “La comunicación frecuente ha sido clave“. Señaló que el personal recibe un correo electrónico diario con las noticias, tendencias y expectativas de ese día y que hay varias formas en que el personal puede intercambiar ideas, incluido un lugar de trabajo desde el portal de facebook.

Preparación y preparación del centro de salud rural Respuesta a la amenaza de COVID-19.
Imágenes cortesía de everythingposs y American College of Surgeons


Referencias

  1. ,,,,,; Rural Healthcare Center Preparation and Readiness Response to Threat of COVID-19. Journal of American College of Surgeons. DOI: https://doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2020.04.006; Journal of the American College of Surgeons; Fecha de publicación 03/04/2020; DOI: 10.1016/j.jamcollsurg.2020.04.006; Consultado el 11/04/2020

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados