Realiza tamizaje auditivo neonatal para prevenir y detectar presencia de hipoacusia o sordera en recién nacidos

En México, de acuerdo con los últimos índices de natalidad del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), se sabe que en 2018 nacieron 2’162,535 niñas y niños, los cuales, en teoría, debieron ser revisados con un tamizaje neonatal para diagnosticar una posible enfermedad metabólica que no puede distinguirse a simple vista, siendo una obligación de todos los centros médicos del país, sean públicos o privados, aplicarla.

Ilustración de dos manos protegiendo un oido
La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que alrededor del 60% de
las pérdidas de audición en la niñez se podrían evitar con medidas de prevención.

Así como esta prueba es de vital importancia, también lo es el tamizaje auditivo neonatal, ya que, con base en los datos del Consejo de Salubridad General, se estima que en el país nacen entre 2 y 6 mil niños y niñas con hipoacusia congénita, asimismo, 3 de cada mil nacidos vivos presentarán discapacidad por hipoacusia si ésta no es detectada y atendida de forma oportuna.

Este examen comenzó a implementarse por ley en los hospitales hasta 2005, pero solo en algunos centros médicos. Fue hasta 2011 que el Senado de la República realizó una reforma a la Ley General de Salud donde se estipuló que esta prueba también era obligatoria en todos los hospitales.

Si bien el tamizaje auditivo neonatal es relativamente joven en el país, es necesario que los padres de familia estén informados para que puedan pedirlos antes de que abandonen el hospital o que les especifiquen el tiempo máximo para realizar las pruebas a sus hijos.

Resulta muy necesario resaltar la trascendencia de la detección y los diagnósticos oportunos de la hipoacusia, por lo que recomendamos a los nuevos padres que a más tardar cuando los bebés cumplan un mes de edad se les realice el tamiz auditivo neonatal, aunque lo ideal es que siempre se haga antes de que los den de alta del hospital, enfatiza el Dr. Fernando Díaz Rojas, Director Comercial de MED-EL México.

Si los neonatos no pasaran la prueba, entonces se deberá solicitar una evaluación completa de audición a más tardar a los 3 meses de edad; además de los recién nacidos, también es necesario que, si existe la sospecha de que una niña o niño más grande está perdiendo la audición, se le realicen pruebas para poder actuar de inmediato.

Dentro del sector salud existen diferentes pruebas auditivas que un médico audiólogo podrá aplicar según sea el caso, las más populares son:

  1. La Emisiones Otoacústicas: estudio durante el cual el paciente puede estar dormido o despierto (pero tranquilo), se coloca una sonda especial en la oreja del paciente y se procede a tomar la muestra, la duración por oído es menor a los 10 segundos.
  2. Potenciales Evocados Auditivos de Tallo Cerebral: durante este estudio el paciente debe de estar OBLIGATORIAMENTE DORMIDO, de lo contrario no se considera válido. Para su realización se colocan 3 electrodos en la cabeza del paciente y una sonda especial en la oreja de éste, la duración aproximada es de un minuto por oído.

La detección temprana y un diagnóstico oportuno, con la solución correcta como un implante coclear, de conducción ósea o de oído, favorecerán a la restitución auditiva y brindará a los infantes la oportunidad de desarrollar una vida normal.

Imagen cortesía de harishmarnad


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste