Cuando la deformación y la rigidez acaba por incapacitar… Cuídate, prevén y trata

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica, ya que tiene un carácter de afección a todo el organismo. Este padecimiento tiene también un origen de tipo autoinmune, es decir que no se conoce claramente cuál es la causa.

Artritis Reumatoide“La artritis reumatoide se caracteriza por dolor, que se debe a inflamación crónica, principalmente en las articulaciones; esto produce discapacidad; pero sabemos que no es una enfermedad rara, los estudios demuestran que afecta del uno al dos por ciento de toda la población del mundo, lo cual nos hace pensar que en México hay un millón de pacientes en nuestro país con artritis reumatoide”, explica Lilia Andrade, especialista en traumatología.

Esta enfermedad es más frecuente en las mujeres, las cifras señalan que alrededor de tres mujeres por cada hombre se afectan con este padecimiento; además no sólo es más frecuente sino también más severa; de modo que el daño en las mujeres puede ser más importante que en los hombres. Son el grupo de la población con artritis más agresiva, expone Lilia Andrade, quien también es médico adscrito al Centro Médico Nacional 20 de noviembre.

Es importante señalar que no es la artritis a la que estamos acostumbrados a escuchar, la artritis reumatoide se da en personas en edad productiva, no sólo en la vejez. Tiene su mayor incidencia entre la cuarta y la quinta década de la vida, cuando las personas tienen entre 30 y 40 años y que ya se presenta dolor, inflamación y rigidez en las articulaciones. Y al ser una enfermedad sistémica, reduce la expectativa de vida entre 3 o 18 años menos que la población general.

No se sabe a qué se debe, las investigaciones actuales han comprobado que se suman en un individuo factores genéticos, aspectos ambientales y hormonales. Es una enfermedad crónica que causa el mayor daño al principio de la enfermedad. En los primeros meses y años de la enfermedad es cuando hay más inflamación y más daño a las articulaciones. Por eso es importante que, conociendo que la enfermedad existe, se diagnostique y se trate inmediatamente.

¿Cuáles son los síntomas más importantes?

  • Empieza con síntomas vagos que a veces no es fácil distinguir en los primeros días en el diagnóstico.
  • El paciente se siente “afiebrado” con calosfríos o febrícula.
  • Mucho cansancio.
  • Inapetencia.
  • Dolor: tanto muscular como articular.
  • Inflamación en las articulaciones: aumento de volumen, aumento de temperatura, enrojecimiento y endurecimiento de éstas.

Puede afectar todo tipo de articulaciones: dedos de las manos y pies, codos, hombros, rodillas, y a veces la columna cervical. Esto es un gran riesgo porque al progresar la enfermedad, las articulaciones comienzan a inflamarse hasta deformar la forma del hueso y provocar incapacidad de movimiento. Lo que se intenta con el tratamiento es que la enfermedad no progrese a las fases de incapacidad para utilizar las partes del cuerpo.

Además de las articulaciones, en casos graves puede haber daños al pulmón, corazón, ojos, trastornos neurológicos, sequedad y una serie de manifestaciones que pueden poner en peligro la vida de los pacientes, como los nódulos en las extremidades, alteraciones en el corazón con crecimiento del mismo y lesiones en la piel.

La Dr. Lilia Andrade, explica que “lo que sucede es que dentro de la articulación proliferan muchas moléculas inflamatorias producidas por células que no deberían estar ahí y que son las que desencadenan todo el daño, inicialmente articular y después a todo el sistema”, y resalta que “actualmente hay tratamientos que evitan que se produzcan todas estas moléculas”.

¿Qué impacto tiene esta enfermedad en México?

  • Aproximadamente 1 a 2% de la población tiene artritis. Puede haber hasta un millón de pacientes en el país. Además, afecta a población en edad productiva, de los 30 años en adelante, que es cuando las personas tienen la mayor capacidad para desarrollarse desde el punto de vista familiar, social, etc…
  • Principalmente afecta a las mujeres. Muchas de ellas son madres de familia y además sostén del hogar.
  • Si no se trata la enfermedad, la mitad de los pacientes a 10 años, ya estarán incapacitados para trabajar.
  • Es una enfermedad que causa muy importante discapacidad, morbilidad y aumenta el riesgo de morir en forma temprana.

Estudios han demostrado que personas que sufren esta enfermedad, tienen una calidad de vida tan deteriorada como los pacientes que tienen osteoartritis, diabetes, insuficiencia renal terminal; y esto se debe a que el paciente con artritis reumatoide, por este proceso tiene destrucción articular, limitación funcional.

Muchas veces hay efectos secundarios al tratamiento, esto hace que los pacientes tengan menor capacidad laboral, y un gran impacto psicosocial; ya que estas personas, por tener una enfermedad sistémica, padecerán de otras como infecciones, osteoporosis y problemas gastrointestinales. De modo que el panorama es complicado.

Desde el punto de vista laboral, se ha calculado que la tercera parte de los pacientes ya están limitados para realizar todas sus actividades, apenas dos años después de que haya comenzado la enfermedad. Y esta incapacidad va progresando en el tiempo y mayor tiempo de la artritis que no se trata, mayor porcentaje de personas que tienen que abandonar el trabajo.

Se ha demostrado también que la población con este padecimiento muere antes que las demás personas, sobre todo en mujeres. Principalmente fallecen en forma prematura por problemas cardíacos y cerebro vasculares.

Desde el punto de vista económico, se ha calculado que el ingreso económico disminuye a una escala importante; si además se generan gastos por la enfermedad, se considera una enfermedad catastrófica; esto quiere decir que para poderla tratar se gastan hasta la tercera parte de los ingresos de una familia. Tiene un alto costo. 70 mil pesos por año por paciente.

Y es que, además de los gastos por medicamentos, hay un alto costo por gastos de transporte, donde la persona debe pagar sumas elevadas para poder moverse, pruebas diagnósticas, procesos de cirugía, necesidad de otras terapias, necesidad de ayuda de enfermería.

Se debe considerar a la artritis como un problema de salud pública, de modo que las autoridades e instituciones faciliten un diagnóstico más pronto y tratamiento oportuno acorde a cada paciente, tener guías de tratamiento con adaptación a la realidad mexicana y capacitar a los profesionales de la salud, que sean médicos de primer contacto que detecten la enfermedad y la canalicen.

Mientras más pronto se diagnostique y se trate, mejor será el pronóstico al paciente.

Acudir con un reumatólogo es la opción más adecuada, primero con el médico de contacto para plantearle las dudas que existen y si es necesario acudir con el especialista.

Referencias

  • Conferencia otorgada por Grupo Pfizer.
Imagen cortesía de suemack


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste