Di adiós a las “patas de gallo”

 alteración de las funciones de las capas profundas de la piel, aparición de marcas, salud de la piel, bienestar, enfermedades de la piel, tratamientos,  prevenir y/o desaparecer las “patas de gallo”, Láser resurfacing de dióxido de carbono, Cremas elaboradas a base de ácido retinoico,
Salud de la piel del rostro

Los estudios en torno a las causas que originan estas marcas demuestran que su aparición se debe a la alteración de las funciones de las capas profundas de la piel. Al disminuir la actividad de éstas se altera su elasticidad y por ende su función, que es la de dar un sostén a la epidermis, por lo que la piel se afloja y arruga. Por ello, el origen de las arrugas no hay que buscarlo en el exterior, sino en el interior del rostro.

Las necesidades de la piel del rostro, sobre todo la que rodea a los ojos, son en un alto porcentaje determinadas por la edad, es decir, la piel a lo largo de los años presenta problemas muy específicos que es necesario conocer con antelación para prevenirlos.

El dermato-oncólogo Javier Ruiz, Director de Dermédica, clínica de diagnóstico de enfermedades de la piel, te dice cómo cuidar la piel del contorno de los ojos para prevenir las “patas de gallo” en las diferentes etapas de la vida.

Es necesario saber que la edad de la piel no siempre corresponde a la edad cronológica, pues si tú eres de las personas que fuman, se desvelan y no ingieren una dieta balanceada, es probable que aparentes más años de los que en realidad tienes.

A los 20 años

El solo hecho de parpadear hace que constantemente exista una fricción de capas de piel, por lo que hay que mantener la zona humectada. A esta edad se recomienda utilizar productos que contengan vitamina C, A, té verde, glicerina y glicina de soya.

A los 30 años

Tanto por predisposición genética como por contaminantes y cambios hormonales, en esta etapa inicia el proceso de pigmentación, ojeras, primeras apariciones de líneas de expresión y flacidez (bolsas), por lo que es importante aplicar productos diseñados específicamente para el contorno de ojos. Dentro de las sustancias útiles están: pantenol, vitamina E, cafeisilane, ácido ascórbico y madecassosido.

A los 40 años

La piel luce menos firme, radiante y joven, se agudizan las líneas de expresión y las arrugas que son visibles en una situación de reposo. Al igual que en la adolescencia, el desequilibrio hormonal que se experimenta en estos años puede llegar a afectar el estado de la piel, es decir, si ésta se deshidrata a causa de la disminución de la producción de sebo, característica de esta etapa, las líneas de expresión que aparecieron años atrás se transforman en “patas de gallo”.

Las sustancias que brindan mejores resultados son: retinaldehido, ácido hialurónico, tocoferil, aminoácidos y antirradicales libres que funcionan como tenso activos.

Tratamientos

A pesar de que en el mercado se pueden encontrar un sinnúmero de productos y técnicas que aseguran tener la fórmula mágica para prevenir y/o desaparecer las “patas de gallo”, un grupo de investigadores del departamento de Dermatología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, llevó a cabo un estudio entre varios productos y sólo tres contaron con la suficiente evidencia científica que avala su efectividad y seguridad: inyecciones de ácido hialurónico, la aplicación de láser resurfacing de dióxido de carbono y las cremas elaboradas a base de ácido retinoico.

Ácido hialurónico. Su principal objetivo es remodelar formas y contornos del rostro y labios, además de dar volumen en áreas modificadas por el envejecimiento. También rellenar surcos y arrugas.

Su aplicación se recomienda cuando menos una vez al año para continuar con sus beneficios.

De acuerdo con los especialistas, en el mercado se encuentran diferentes marcas que brindan una alternativa eficaz y segura para reestablecer la piel dañada por los años. Uno de los productos más utilizado por los dermatólogos y cirujanos plásticos de nuestro país es Surgiderm, un ácido hialurónico de origen no animal parecido al ácido natural que se encuentra en el cuerpo humano, por lo que su aplicación puede realizarse con toda confianza y sin ningún riesgo de rechazo.

Láser resurfacing de dióxido de carbono. Se caracteriza por destruir las capas superficiales de la piel a través de una quemadura ocasionada por un rayo láser. Este método es ideal para disminuir cicatrices y líneas de expresión, para suavizar y reafirmar la piel, así como para eliminar las manchas a causa de la exposición al sol en manos, nariz y brazos (lentigos solares).

Cremas elaboradas a base de ácido retinoico. Son ideales para revertir algunos signos de envejecimiento como las arrugas. Estas cremas deben ser prescritas por un dermatólogo y por lo regular se utilizan en combinación con otros tratamientos antienvejecimiento como Botox (relajantes musculares), Surgiderm (rellenos) y exfoliantes químicos.

La aplicación es muy sencilla, basta con poner una pequeña cantidad de crema en el rostro una vez al día, no más, pues el exceso puede provocar resequedad e irritación.

El dermatólogo Ruiz resalta la importancia de que cualquier persona en busca de algún tratamiento cosmético acuda con el especialista, ya que ésta es la única persona autorizada para valorar y recomendar la mejor opción.

Fuentes

· Dermato-oncólogo Javier Ruiz, Director de Dermédica, clínica de diagnóstico de enfermedades de la piel.

· Enciclopedia Femenina Nauta, La belleza femenina.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste