Estigma y problemas de salud mental continúan siendo barreras para alcanzar buena calidad de vida para las personas que viven con VIH en entornos urbanos

La Encuesta de Calidad de Vida de Fast-Track Cities evaluó indicadores clave relacionados con la calidad de vida de las personas que viven con VIH (PVVIH) en 15 ciudades en el mundo, que incluye salud mental, estigma y discriminación, así como perspectiva de vida.

Los hallazgos compartidos identifican barreras críticas para mejorar la calidad de vida, es decir, uno de cada cuatro encuestados han experimentado ansiedad o depresión en el último año y uno de cada tres encuestados informaron haber experimentado estigma y discriminación dentro de sus comunidades locales o en entornos de atención médica. Notablemente, los datos reportados revelan cierta disparidad entre las distintas regiones y ciudades.

Los resultados se presentaron durante la reciente conferencia Fast-Track Cities 2019, realizada en Londres. Se trató de la primera reunión internacional de más de 300 ciudades y municipios del mundo que están comprometidas en acelerar su respuesta ante el VIH, además de tuberculosis (TB) y hepatitis viral. Las Fast-Track Cities tienen el objetivo común de poner fin a las epidemias urbanas de VIH, TB y hepatitis viral para el año 2030.

El estigma y la discriminación se identificaron como desafíos importantes en el bienestar de las PVVIH en diversos grados en todas las ciudades encuestadas. Las tendencias negativas son particularmente altas en África subsahariana y América del Norte, donde el 51% y el 48% de las PVVIH, respectivamente, dijeron haber experimentado sentimientos de estigma y discriminación en su comunidad en los últimos 12 meses. Esta cifra fue más alta en Dar es Salaam (67%), Bamako (56%), Durban (52%) y Miami (50%). Por el contrario, los niveles más bajos reportados fueron en Bangkok (14%) y Salvador de Bahía (17%). En Europa, poco menos de un tercio de los encuestados mencionaron sentirse estigmatizados por su comunidad en el último año.

Las Fast-Track Cities tienen el objetivo común de poner fin a las epidemias urbanas de VIH, Tuberculosis y hepatitis viral para el año 2030.
Las Fast-Track Cities tienen el objetivo común de poner fin a las epidemias urbanas de VIH, Tuberculosis y hepatitis viral para el año 2030.
Kat Smithson, Directora de Políticas y Campañas del National AIDS Trust en el Reino Unido, dijo: “Las experiencias de las PVVIH son variadas en todo el mundo, pero estos hallazgos muestran que el impacto negativo del estigma es un elemento común que está indisolublemente vinculado a la calidad de vida. En todo el mundo, las desigualdades sociales y la discriminación refuerzan este estigma. Estas desigualdades deben abordarse mediante acciones que coloquen a las PVVIH y las comunidades afectadas en el centro, a escala local, nacional y global. El estigma del VIH sigue siendo un desafío global clave a medida que nos esforzamos por alcanzar nuestros objetivos compartidos de acabar con el SIDA como una amenaza para la salud pública y garantizar que todas las PVVIH puedan vivir bien”.

La encuesta también exploró los desafíos emocionales, incluidas las preocupaciones asociadas con la divulgación del estado del VIH. A nivel mundial, el 40% de los encuestados declararon que “casi siempre” o “a menudo” se preocuparon por revelar su estado de VIH a amigos o familiares en el último año. Esta cifra fue particularmente alta en Bamako (65%) y Santiago (49%) y fue más baja en Berlín (9%). Los resultados sugieren que esta preocupación a menudo se extiende a la divulgación del estado a las parejas o cónyuges íntimos, con el 46% de los encuestados en Atenas y más de la mitad de los encuestados en Nairobi. En la ciudad de Nueva York, los encuestados generalmente revelaron niveles más altos de preocupación acerca de revelar su estado a sus parejas íntimas y cónyuges que a amigos o familiares (24% versus 13% respectivamente).

En general, los niveles de estigma reportados por las PVVIH en entornos de atención médica fueron más bajos que los que se originaron en sus respectivas comunidades, pero cuando se experimentan como parte de la vía de tratamiento del VIH, son particularmente sorprendentes. La proporción de participantes que citaron sentimientos de estigma y / o discriminación por parte de un centro de salud o un trabajador de la salud en los últimos 12 meses fue más alta nuevamente en África subsahariana (36%), seguida de Europa (20%), América del Norte (15%), Asia (15%) y América Latina (11%). Las cifras específicas por ciudad alcanzaron su punto máximo en Dar es Salaam (52%), Durban (45%), Nairobi (35%) y Lisboa (26%).

El Dr. José M. Zuniga, Presidente / CEO de la Asociación Internacional de Proveedores de Atención al SIDA, IAPAC, señaló: “El estigma y la discriminación experimentados en el contexto de la provisión de atención médica, aunque no se informa universalmente, es absolutamente inaceptable. Los trabajadores de la salud tienen un papel fundamental que desempeñar para proporcionar un entorno seguro, solidario y compasivo para las PVVIH, lo cual es conocido por apoyar resultados clínicos positivos, respetar su dignidad y sus derechos humanos. Estos hallazgos sugieren que se ha progresado poco en la última década, ya que revelan tendencias similares a las identificadas en nuestra Encuesta Internacional 2010 de Tratamiento del SIDA para la Vida (ATLIS 2010). Como comunidad de trabajadores de la salud encargados del bienestar de las PVVIH, es nuestro deber ofrecer servicios de salud y de apoyo libres de estigma y discriminación”.

Resultados de la Encuesta de Calidad de Vida Fast-Track Cities, también revelaron una amplia preocupación relacionada a la salud mental de las PVVIH. Dicha preocupación fue más prevalente en la África subsahariana y Norte América, un 38% y 36% de los participantes de la encuesta, respectivamente, reportaron experimentar “casi siempre” o “seguido” ansiedad y/o depresión durante los últimos 30 días. Los niveles más altos fueron reportados en Bamako (73%), Durban (45%) y Miami (41%). En promedio, estas condiciones fueron citadas con menos frecuencia en Europa y América Latina (27% y 19%, respectivamente). Los niveles más bajos fuero registrados en Bangkok, con solo el 8% de las PVVIH encuestadas, quienes presentaron “casi siempre” o “seguido” ansiedad y/o depresión en el último mes.i

Robert Remien, Director del Centro de VIH para Estudios Clínicos y del Comportamiento en la División de Género, Sexualidad y Salud, y Profesor de Psicología Clínica en la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, comentó: “Sabemos que hay tasas más altas de salud mental trastornos entre las personas que son vulnerables a contraer el VIH y entre las PVVIH, con determinantes biológicos y sociales de estas afecciones. También sabemos que el estigma y la discriminación social e interpersonal, tanto reales como percibidos, están asociados con la angustia psicológica, mientras que el apoyo social y las relaciones proveedor-paciente positivas se asocian con un mayor sentimiento de bienestar y una mejor calidad de vida. Por lo tanto, es probable que factores estructurales e interpersonales similares que contribuyen a la disminución de la angustia y al bienestar positivo también contribuyan a mejores resultados de salud a lo largo de la continuidad de la atención del VIH, y que haya una sinergia entre mejorar el bienestar psicológico y mejorar los resultados de salud en VIH”.

Adicionalmente, la encuesta evaluó la perspectiva general de la vida entre las PVVIH, lo que también mostró una variación significativa entre las Fast-Track Cities. En Dar es Salaam y Bamako, solo uno de cada cinco encuestados informó tener una perspectiva de la vida “positiva” o “muy positiva” en los últimos 12 meses, en comparación con el 83% de las PVVIH en Nairobi, el 67% en Bangkok y 64. % en Nueva York.

El Dr. Benjamin Young, Líder Global de Directores Médicos de ViiV Healthcare, apuntó: “Asegurar que las PVVIH tengan una buena calidad de vida es esencial para frenar la epidemia del VIH. Los centros urbanos representan catalizadores clave para el cambio, y la iniciativa Fast-Track Cities proporciona un marco vital para abordar los complejos desafíos emocionales que enfrentan las PVVIH a nivel mundial. Juntos debemos expandir urgentemente nuestro enfoque, más allá de la sola intervención médica, para afrontar la gran cantidad de factores sociales y de comportamiento que también pueden afectar el bienestar de un paciente”.

Estos hallazgos específicos y otros de la Encuesta de Calidad de Vida de Fast-Track Cities se pueden encontrar en: www.iapac.org/FTCQoLSurvey

Image courtesy of nito103

Related posts