Medicamentos genéricos

medicamentos genericos, pobreza, condiciones de salud, primer nive, beneficios a la población, calidad,
Mejorar las condiciones de salud

Con 49% de la población sin servicios de salud pública, más de la mitad de los mexicanos en la pobreza y el país en situación de crisis económica, la presencia en el mercado de medicamentos genéricos intercambiables (GI) es la mejor garantía de que la población seguirá teniendo acceso a mejores condiciones de salud.

Para el Dr. Rafael Maciel, presidente de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Medicamentos Genéricos Intercambiables (AMEGI), los mexicanos además de que pueden sostener sus tratamientos médicos sin afectar más su economía, estos medicamentos a partir de agosto de 2010 contarán con mayor seguridad y certificado de eficacia, cuando culmine la renovación del registro de certificación sanitaria emprendida por la Secretaría de Salud (Ssa).

Para el efecto, desde el 24 de febrero de 2005 en la Cámara de Diputados se acordó que todos los medicamentos deberían de pasar por este proceso, que consiste en aprobar pruebas de intercambiabilidad o bioequivalencia a fin de confirmar su eficiencia, seguridad y certeza, cuyo proceso de revisión y registro quedó a cargo de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismo de la Ssa.

Para el Dr. Maciel lo mejor de la apabullante campaña publicitaria de los productos “Primer Nivel”, es que ahí se explica que llega el día en que los medicamentos innovadores pierden la patente, y al perderla existe la oportunidad de que otro fabricante pueda hacer el mismo medicamento pero a un costo menor, “lo que sin duda es un gran beneficio para el paciente”.

“Después de que termine la renovación de registros, no habrá ningún medicamento en el mercado que no haya pasado las pruebas de calidad certificadas, y el que no la pase no podrá estar a la mano del paciente”.

Y es que contrario a lo que se piensa, de que los medicamentos genéricos son exclusivos de países pobres, y aún peor: sólo para gente pobre, explica que éste concepto “es de países avanzados, y nosotros en México estamos en ese camino, porque esto en Centroamérica no existe, y en Sudamérica, en algunos países con excepción”.

Una encuesta a nivel nacional en Estados Unidos, dada a conocer en agosto, habla de que el 81% de su población prefiere medicamentos GI, mientras que el 82% de las recetas expedidas en ese país ha septiembre pasado, son para adquirir este tipo de medicamentos, en tanto que en Inglaterra es del 76%.

“Canadá que es un mercado farmacéutico de 20 billones de dólares, el 51% son GI, que en valores representan cerca del 18%, es decir, que siempre hay una gran cantidad, pero cuando van a valores es una menor cantidad porque es un precio más accesible”.

Así justificó que sea alto el precio de los medicamentos innovadores, a los que el público llama de “marca”, debido a que para desarrollarlo se invirtieron millones de dólares en investigación, y otros tantos para colocarlo a nivel mundial.

La Cofepris que puso en terceros el análisis para la renovación de registros, estima que de unos 14 mil medicamentos que hay en el mercado, unos tres mil 500 van a desaparecer porque a sus fabricantes ya no les interesa mantenerlos, pero también hay otros miles que ya no resultan atractivos porque hay demasiados de la misma fórmula de genéricos y tampoco van a renovar.

El proceso para aceptar solicitudes de renovación de registro concluye el 24 de febrero de 2010, y en voz del comisionado de Autorización Sanitaria, el Dr. Gustavo Olay Fernández, “no habrá prórroga alguna, al día siguiente se retirarán del mercado todos los medicamentos que no hayan pasado el proceso”.

Imagen cortesía de


Escrito por

Etiquetas , , , , ,

Temas relacionados