Necesarios un camino claro y políticas públicas bien definidas que permitan prevenir suicidio y mejorar atención de salud mental en México

La presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, informó que el Senado de la República trabaja en una estrategia legislativa integral para establecer políticas que ayuden a prevenir el suicidio, mejorar la atención de la salud mental de la población y dotar de herramientas a los especialistas que atienden este problema de salud pública.

En la inauguración del Foro sobre Prevención del Suicidio, la senadora anunció que el próximo 10 de septiembre presentará una iniciativa para añadir un capítulo a la Ley General de Salud respecto esta materia. La propuesta, agregó, será enriquecida con las aportaciones que se hagan en este encuentro.

Señaló que en México no hay un camino claro ni políticas públicas bien definidas que permitan prevenir este mal, que afecta, sobre todo, a la población de entre 15 y 29 años.

Fernández Balboa refirió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que el suicidio es una prioridad de salud pública, pues cerca de 800 mil personas se suicidan cada año a nivel mundial. Estamos hablando de una muerte cada 40 segundos por este motivo, convirtiéndose en la segunda causa principal de defunción en la población de entre 15 y 29 años, abundó.

Las enfermedades mentales como la depresión, el trastorno bipolar, los trastornos por el consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia y los entornos socioculturales se convierten en importantes factores de riesgo del suicidio, agregó.

Ante este escenario, la presidenta del Senado expresó que es obligación de las y los senadores fortalecer las estrategias integrales para la prevención del suicidio, desde un enfoque multisectorial de la salud pública, pues este tipo de actos son prevenibles.

Es indispensable que entre todas y todos visibilicemos este problema, a efecto de poder atenderlo de una manera integral, puntualizó.

La legisladora también informó que el martes 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el edificio del Senado de la República se iluminará de color amarrillo, para unirse a esta conmemoración.

Miguel Ángel Mancera, recordó que una estrategia que funcionó cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, fue el “Hospital de las Emociones”, un espacio dedicado a brindar salud emocional a jóvenes de entre 12 y 29 años.

Destacó que, a partir de su implementación, se logró prevenir la ideación suicida de 3 mil jóvenes. En los últimos 16 años, informó, la capital del país tuvo un incremento de 32% en la tasa de suicidios, siendo la depresión el principal detonante en jóvenes de entre 15 y 19 años.

Se trata de un tema muy sensible que no está tan claro en la toma de conciencia y que puede estar presente en cualquier joven cercano a nuestro núcleo familiar o círculo de amigos”, apuntó. El Senado, agregó, está dispuesto a legislar en la materia para reforzar las tareas de quienes se dedican a combatir esta problemática.

En su participación, el doctor Carlos Valencia Barrera, fundador de EFFETHA KUM A.C., señaló que aunque el suicidio es un problema de salud pública, no suele ser incluido por el gobierno dentro de su agenda. En este sentido, propuso crear un observatorio suicidológico, para atender esta problemática desde los ámbitos sociales, culturales y antropológicos.

Informó que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del año 2000 al 2016, se registraron 83,490 muertes por suicidio; además, la tasa de mortalidad por esta causa va en aumento cada año. Detalló que el 80% es cometido por hombres, mientras que el resto es por mujeres.

En su turno, Lery Marlene Bentancurt Pérez, de la Asociación de Suicidología de Latinoamérica y el Caribe, señaló que en los últimos 23 años el suicido aumentó en México 252%, según lo reportado por el INEGI en 2017.

Indicó que la OMS pidió a los países miembros el compromiso de reducir las tasas de suicidio en 10%, mediante políticas públicas y estrategias nacionales. No obstante, dijo, en Méxicono hemos hecho caso, sino que vamos volando en subirla”, por lo que urgió a generar un plan nacional de prevención del suicidio, ya que más de 90% de los casos son prevenibles si se detectan a tiempo.

La especialista reconoció que en el país se han hecho intentos en esta materia. Puso como ejemplo que en los últimos años en el Congreso de la Unión se presentaron 18 iniciativas para legislar una ley de prevención del suicidio; sin embargo, acusó que todas “han sido vetadas”.

Aunado a ello, dijo que en México no existe una ley de salud mental ni una estrategia de prevención del suicidio. Precisó que sólo algunos estados cuentan con una legislación en la materia, como Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas y Chihuahua.

A su vez, Ángela Beatriz Martínez González, presidenta de la Red Mundial de Suicidólogos México, destacó la necesidad de generar medias legislativas y políticas públicas que contribuyan a la disminución de esta causa de muerte que es prevenible.

En el foro también participaron senadoras y especialistas de diversas organizaciones, donde manifestaron la necesidad de legislar en este tema[.]

Publicaciones relacionadas