Para evitar que el virus del sarampión mute, es imprescindible la vacunación

brote de sarampión, vacunación, inmunización a través de la vacunación, virus con mutaciones, contagio, inestabilidad, fiebre, conjuntivitis, lesión en la garganta, salpullido,vitamina A,
Inmunización a través de la vacunación

Ante el brote de sarampión que inició en Europa y ahora ha llegado un caso a México, es imprescindible la inmunización a través de la vacunación, con el fin de evitar que el virus mute, se multiplique y adquiera nuevas características que lo conviertan en uno más virulento que ataque a poblaciones no vacunadas, advirtió José Tapia Ramírez, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

El investigador del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav explicó que el sarampión es un virus con un nivel de contagio y mutación alta, muy parecido a la influenza con un material genético de ácido ribonucleico (ARN).

Este virus, señaló Tapia Ramírez, tiene un frecuencia de mutación de 1x 10 (a la cuarta), es decir, una mutación por cada 10 mil bases, lo que significa que en un individuo se pueden generar millones de virus con mutaciones y cada una de ellas presenta variantes; además, en el caso del sarampión, los ciclos de replicación son más frecuentes, lo que favorece la aparición de nuevas cepas que pueden llegar a ser muy virulentas para los seres humanos, aunque este no es el caso.

El también Director del Laboratorio de Bioseguridad del Cinvestav, precisó que esas mutaciones hacen peligroso al sarampión, porque al mutar, los anticuerpos que defienden al organismo y se adquirieron con la vacuna, ya no reconocen este nuevo virus, por lo que ya no sólo puede infectar a niños, sino a adultos mayores de manera más eficiente, aunque se hayan vacunado.

“El factor de mayor riesgo es que la gente no vacunada viaje a zonas donde este circulando el virus, lo que aumentaría la probabilidad de infectarse, o que viajeros infectados lleguen al país, aunque si la población está vacunada, el riesgo de contagiarse es muy bajo”

Este virus, dijo, es altamente contagioso, se transmite mediante las secreciones de la nariz, boca y faringe, de una persona enferma, que pasan al aire cuando respira, habla, tose o estornuda y de aquí a una persona sana.

Sin embargo, comentó que el virus es a la vez muy sensible, ya que su envoltura está formada de lípidos y tan sólo al lavar con detergente común o cloro los objetos que hayan sido tocados por una persona contagiada, éste se destruye, debido a su inestabilidad.

“En el caso de Europa, lo que pasó es que no aplicaron correctamente las campañas de vacunación y los niños no inmunizados se quedaron sin los anticuerpos necesarios para protegerse del virus; al tener un huésped permisivo, el virus se replicó millones de veces”.

Aunque no siempre las mutaciones son a favor de los virus, dijo Tapia Ramírez, ya que en algunos casos al no ser compatibles con su ciclo de replicación los virus no son viables y mueren, pero en otros, adquieren otras características y pueden ser más agresivos, porque al acumular mutaciones es capaz de poderse replicar y evadir el sistema inmune.

Además, aclaró que pese a los síntomas, como fiebre, conjuntivitis, lesión en la garganta o salpullido que se presentan entre la primera y segunda semanas de contraer el virus, desde el principio se es un portador y fuente de contagio.

De hecho, señaló Tapia Ramírez, lo peligroso del sarampión es que suprime el sistema inmune de las personas, lo que permite la entrada de patógenos y bacterias oportunistas que son los que entran al organismo y causan el verdadero daño.

De manera poco frecuente, los enfermos pueden sufrir complicaciones como son: otitis media y encefalitis, además de neumonía y diarrea, que si no se atienden de manera oportuna, pueden llegar a ser fatales.

Entre los cuidados para quienes han contraído sarampión está mantener la piel libre de infecciones, una dieta e hidratación adecuada, tomar suplementos de vitamina A y los medicamentos prescritos para reforzar su sistema inmune, además de aislar al paciente.

En el caso de haber tenido sarampión, el individuo adquiere inmunidad de larga duración y es poco probable que se vuelva a contraer, ya que normalmente los virus de RNA son destruidos, una vez que el organismo enciende sus mecanismos de defensa.

Por último, aclaró que para hablar de erradicación de un virus, es necesario que no haya casos a nivel mundial, algo que no ocurre con el sarampión, ya que sigue habiendo miles, sobre todo en naciones pobres, por lo que México puede caminar en el sentido de seguir sus campañas de vacunación y declararse sólo como un país libre de sarampión.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste