La importancia de la atención psicológica y psiquiátrica; ¿cuál es la diferencia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que cerca de 450 millones de personas en el mundo tienen algún trastorno mental, los cuales abarcan…

Marcelo Valencia Collazos
Dr. Marcelo Valencia Collazos Plenilunia | Elisa Guzmán
  • Depresión: 120 – 150 millones de personas.
  • Alcohol y drogas: 70 a 90 millones de personas.
  • Esquizofrenia: 24 a 25 millones de personas.
  • Demencia: 35 a 37 millones de personas.
  • Suicidio: 1 millón de personas.
  • Intento de suicidio 10 a 20 millones de personas.

Los datos anteriores los dio a conocer en conferencia el Dr. Marcelo Valencia Collazos, Investigador en Ciencias Médicas en el Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente”, quien enfatizó que tener un trastorno mental o un problema emocional limita o afecta el funcionamiento de las personas, que dependiendo los síntomas presentados pueden recibir tratamiento.

“Entendemos por un trastorno mental un síndrome que se caracteriza por perturbaciones clínicas significativas en la cognición, la regulación emocional o de la conducta y que refleja una disfunción psicológica, biológica o en el proceso del desarrollo relacionado con el funcionamiento mental”.

Señaló que es importante enfatizar que las enfermedades mentales están asociadas con discapacidades sociales, ocupacionales, económicas, familiares y otras actividades importantes de una persona y agregó que “lo que es considerado como trastorno mental puede ser del estado de ánimo, personalidad, alimentación, déficit de atención e hiperactividad, fobias, ansiedad, ataques de pánico, trastorno bipolar, esquizofrenia, espectro autista y todo lo que tiene que ver con las adicciones.

Explicó que la salud mental es un estado de bienestar en el cual los individuos reconocen sus habilidades, son capaces de enfrentarse con situaciones estresantes de la vida, pueden trabajar de manera productiva y hacer contribuciones en sus comunidades.

El especialista también indicó que los trastornos psicológicos son problemas emocionales y del comportamiento que tienen que ver básicamente con la conducta, los pensamientos, sentimientos, sensaciones y emociones que puedan tener las personas.

Resaltó que los problemas emocionales son todo lo que tiene que ver con el perfeccionismo, ansiedad, frustración, fracaso, control, manipulación, enojo, agresividad, codependencia, egoísmo, timidez, inmadurez emocional, aislamiento, intento de suicidio, acoso físico o psicológico, miedos, fobias, inseguridad, hipocondría, sexualidad autoestima baja, culpa, desempleo, pareja, celotipia, misoginia, machismo y violencia intrafamiliar.

El Dr. Marcelo Valencia Collazos, quien pertenece a la Coordinación de los Institutos Nacionales de Salud de los Hospitales de Alta Especialidad de la Secretaría de Salud, explicó que hay grandes dificultades para poder definir qué es la salud psicológica. Aclaró que no puede ser definida de una manera precisa porque es subjetiva, pero que tiene que ver con el equilibrio entre deseos o motivaciones y demandas de la sociedad.

“Buena salud psicológica es tener un bienestar interno y tener habilidades para enfrentar los retos cotidianos, además de resiliencia (capacidad de superar la adversidad) y estilos de vida saludables. Reconoció además que la salud psicológica tiene que ver con el grado de felicidad y satisfacción.

“La atención psicológica tiene como objetivo lograr la remisión, disminución o alivio del malestar mental; buscar la resolución de conflictos, aumentar la sensación de bienestar, así como la adquisición de habilidades emocionales para ser una persona más funcional, recalcó.

Explicó que cuando hay un trastorno mental generalmente hay un diagnóstico clínico y atención especializada. “Los pacientes reciben medicamentos, pueden estar internados, se hacen estudios de laboratorio y puede haber otro tipo de intervenciones que son complementarias a los tratamientos farmacológicos. Y comentó que las personas con problemas emocionales no reciben medicamento, no son internadas ni se hacen estudios de laboratorio.

Informó que los medicamentos en casi todos los diagnósticos son muy efectivos y los pacientes reaccionan favorablemente a ellos; aunque existen pacientes que son resistentes al medicamento y hay que modificarlos constantemente. “Lo importante es integrar tratamientos farmacológicos y psicosociales para que los pacientes adquieran habilidades para funcionar mejor en la comunidad”, argumentó.

¿Qué nuevas tendencias hay?

El especialista mencionó algunas de las innovaciones más recientes para el tratamiento de las enfermedades mentales:

  • Evolución del tratamiento farmacológico.
  • Evolución de las intervenciones psicosociales.
  • Integración de varios tratamientos.
  • Revisiones, consensos, guías, meta-análisis.
  • Evaluaciones sobre la efectividad de los tratamientos.
  • Mediciones específicas y cuantificables.
  • Propuestas de definiciones operacionales.

Al finalizar, el Dr. Marcelo Valencia Collazos expuso que aún hay cosas por hacer, mejorar y que se necesitan día con día a la hora de atender a pacientes con enfermedad mental, entre ellas: mayores recursos a la salud mental, atención integral, farmacoterapia, rehabilitación, psicoeducación, promoción de acciones preventivas, participación de la comunidad, pasar de la discapacidad a la recuperación funcional y poder ejercer los Derechos Humanos.

Publicaciones relacionadas