Fuente

Psicoeducación herramienta que incrementa calidad de vida de pacientes con enfermedad mental y reduce costos de atención

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 3 minutos, 586 palabras

Un estudio realizado por José López-Santiago, presidente de la Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología (AEPCP) muestra que la psicoeducación, que es el proceso de brindar información y educación emocional a las personas afectadas por una enfermedad mental, puede reducir en gran medida las recaídas e internamientos de pacientes.

Grupo de personas tomandose de las manos

De acuerdo con un estudio, con psicoeducación los ingresos a hospitales psiquiátricos se redujeron a más del 60%

El estudio utilizó un modelo integral donde uno de sus principales componentes era “mejorar la conciencia de la enfermedad”, es decir, la psicoeducación, así como otras acciones encaminadas a brindar asesoramiento y una red de apoyo a los pacientes y familiares (similares a las que se llevan a cabo en los grupos de psicoeducación y apoyo que proporciona Voz Pro Salud Mental CDMX), entre otras como:

  • La integración y búsqueda de actividades ocupacionales, laborales y de ocio
  • Intervenciones orientadas a establecer la alianza terapéutica
  • Intervenciones orientadas al cumplimiento farmacológico

Los resultados del mismo mostraron una notable reducción en el número de ingresos hospitalarios (66.26%), los días de internamiento (83.13%) y las urgencias psiquiátricas (81.81%); además de mejorar el funcionamiento psicosocial de pacientes, reducir su sintomatología y aumentar su satisfacción y la de sus familiares.

En el siglo XX, la psicoeducación inició como una terapia individual en países de habla alemana que buscaba empoderar a los pacientes para aceptar y entender su condición, y así, poder lidiar con ella de una manera óptima.

Este instrumento permite al paciente tener conocimiento sobre sus habilidades, sus recursos emocionales y sus limitaciones, lo que le ayuda a enfrentar las dificultades de la vida cotidiana de manera más adecuada, y le brinda una mayor capacidad para trabajar en su bienestar emocional y un mayor control sobre su diagnóstico.

Otros expertos muestran que ayuda a mejorar los síntomas de la enfermedad mental, el funcionamiento psicosocial del paciente, e incrementa su calidad de vida; asimismo, promueve un ambiente familiar adecuado para su tratamiento (lo que evita recaídas o internamientos), refuerza la adherencia al tratamiento, y lo ayuda a romper la barrera del auto-estigma.

Eila Tellervo Pekkala, señala que gran parte de las personas con enfermedades mentales graves son hospitalizadas con frecuencia debido al bajo cumplimiento del tratamiento, pues “muchos pacientes se sienten estigmatizados por su enfermedad y pueden negar su existencia, lo que favorece su interrupción”. Esto resulta aún más problemático cuando el paciente se encuentra en comunidad, y a menudo tiene que ver con la falta de información sobre los medicamentos y el trastorno.

Es por ello que la académica finlandesa subraya la importancia de implementar la psicoeducación en los sistemas de salud, debido a sus altos beneficios y bajo costo.

En ese sentido, Voz Pro Salud Mental CDMX, busca dar a conocer la importancia de herramienta a través de cursos orientados a pacientes (“Tierra a la vista”) y familiares (“Familia a familia”) interesados en beneficiarse del tratamiento integral de las enfermedades mentales.

Estos cursos iniciarán los días 10 y 11 de septiembre. Para mayor información, la organización pone a disposición del público los teléfonos (55) 1997 5040 y 41, el correo: vozpsm [arroba] hotmail [punto] com, así como la página web: www.vozprosaludmental.org.mx. (Entrevistas e inscripciones 3 y 4 de septiembre).

Crédito de la imagen © Depositphotos.com/Wavebreakmedia

Sitios de interés


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
  1 2 3 4 5 6
 7 8 910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !