Biomagnetismo médico, una técnica cada vez más reconocida porque sí funciona

El uso del rastreo de campos biomagnéticos en el organismo humano a fin de ubicar alteraciones que causan enfermedades, es cada vez más aceptado y recurrido por médicos altamente especializados.

 

Cada vez es más recurrida por los especialistas gracias a sus resultados.

De acuerdo con el Colegio Mexicano de Biomagnetismo Médico, se trata de un método muy específico donde el terapeuta reconoce a través de imanes los puntos de energía alterados en el cuerpo del paciente que en conjunto están provocando una enfermedad. Con esta nueva disciplina médico terapéutica se logra el equilibrio bioenergético, cuya alteración tiene repercusiones funcionales producidas por microorganismos como virus, bacterias, hongos, disfunciones, parásitos, etcétera.

Los resultados del biomagnetismo con mis pacientes son continuos. Me ha tocado tratar y curar con este método desde migraña, gastritis, colitis, fibromialgia, alergias, y también como terapia complementaria para el control de peso de manera natural y para muchas otras enfermedades”, menciona el médico bariatra Claudio González Pensel.

El biomagnetismo médico es eficaz, indoloro y sin reacciones adversas.
[/media-credit] Un médico está dando terapia de biomagnetismo a una mujer.

Útil para disminuir dolor e inflamación

Entre algunos de los beneficios del biomagnetismo médico está su capacidad de reforzar al organismo para sanarse a sí mismo, mitigar o disminuir dolores e inflamaciones, promover un sueño reparador, equilibrar las energías biológicas y el pH, favorecer la agudeza mental al crear un estado de relajación natural y alcanzar en general una sensación de bienestar.

Aparte de su certificación como médico especializado en Bariatría, el doctor González Pensel es certificado como terapeuta en biomagnetismo, y como tal explica que la diferencia con esta técnica es que como médico “no te vas sobre el síntoma, sino que revisas bien al paciente y de acuerdo con la distorsión que el cuerpo te va indicando, ahí es donde colocas los magnetos para realizar el equilibrio energético y curar la enfermedad,” menciona el especialista.

En entrevista con Plenilunia señala que esta técnica ya no es tan nueva pues viene desde hace más de 20 años, pero su uso y el reconocimiento de su eficacia sí son relativamente recientes. Es un sistema terapéutico desarrollado desde 1988 por el doctor mexicano Isaac Goiz Durán y por su demostrada efectividad se ha ido extendiendo por todo el mundo.

El reconocimiento al paciente mediante esta técnica se efectúa con imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas) que se aplican en diversas zonas del cuerpo como si se tratara de un escaneo biomagnético.

Una vez reconocidos y confirmados los órganos y tejidos que sufren alguna distorsión, el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos durante 10 a 15 min al paciente y generalmente los aplica en forma simultánea reequilibrando la energía y el pH interno. El objetivo es que con su propia energía, el cuerpo supere la enfermedad y logre la capacidad de autocuración que todos poseemos.

Opción eficaz, indolora y sin reacciones adversas

El doctor González Pensel reconoce que sus conocimientos científicos como médico con especialidad en Bariatría, tales como anatomía, microbiología, el estudio del metabolismo, etcétera, definitivamente le apoyan en su labor de terapeuta biomagnético porque tiene mayor respaldo al momento de decidir cómo atender a un paciente para obtener el mejor resultado.

Es una terapia muy eficaz, indolora, económica y sin efectos adversos. Sus únicas contraindicaciones son estar recibiendo quimioterapia o tener marcapasos, pero en general es apta para todo tipo de pacientes y animales”, detalla.

Precisa que el biomagnetismo médico no tiene nada que ver con la magnetoterapia que consiste en el uso de imanes en objetos como colchones, almohadas, plantillas, etcétera. El biomagnetismo, precisa, se enfoca mediante técnicas comprobadas médicamente en colocar pares de imanes en sitios específicos que el médico detecta a través del rastreo en consulta, y los coloca por ciertos periodos de tiempo donde el cuerpo indica que tiene un desequilibrio, pero nunca se llevan puestos.

Una de las grandes ventajas de este método terapéutico es que no tiene consecuencias ni efecto adverso alguno, y es compatible con otras terapias complementarias como homeopatía, naturopatía, flores de bach y reiki, e incluso con tratamientos alopáticos convencionales.

Esto debido a que el proceso médico se apoya de las cargas energéticas dentro del mismo cuerpo para ponerlo en equilibrio y el proceso de autocuración se da de mejor manera.

Más información en http://www.clinicapensel.com/biomagnetismo.html

Imagen cortesía de biomagnetismo médico


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste