Las mujeres con cáncer de mama inician tratamiento 7 meses después de acudir a la primer consulta

La supervivencia a 5 años en cáncer de mama es muy variable dependiendo del nivel de desarrollo de un país. Esto refleja (en gran parte) la capacidad de sistema de salud para poder diagnosticar y tratar adecuadamente a las pacientes.

Es fundamental que las mujeres, ante la sospecha de cáncer, acudan al médico.
Es fundamental que las mujeres, ante la sospecha de cáncer, acudan al médico.
Así lo dio a conocer la Dra. Karla Unger, investigadora del Instituto Nacional de Cancerología, en el Foro “Conociendo las necesidades de las mujeres con Cáncer de mama metastásico, realizado en el Instituto de Cancerología, quien también afirmó que los países más desarrollados tienen supervivencias por arriba del 80% y los países menos desarrollados no alcanzan ni el 50% de supervivencia por cáncer. México tiene un intermedio.

¿A qué se deben estas diferencias en la supervivencia?
La especialista aclaró que fundamentalmente se debe a que se diagnostican en etapas clínicas muy distintas. “En los países más desarrollados tienen más del 90% de los casos diagnosticados en etapas 1 y 2; en cambio, en países como Nigeria o la India, casi el 90% se diagnostican en las etapas más avanzadas”.

Además, Karla Unger comentó que en 885 pacientes, en el intervalo que va desde que ellas identificaron el problema, hasta que iniciaron tratamiento oncológico, hubo una media de 7 meses. Y explica que éste se divide en dos grandes tipos: el del paciente, que es el tiempo en que ella tarda en buscar atención médica e identifica el problema y el intervalos de los servicios, que es entre la primera consulta médica y el inicio del tratamiento.

Las mujeres no postergan tanto la búsqueda de atención, sino que el retraso ocurre una vez que consultan por primera vez a un especialista y los servicios dan un diagnóstico adecuado con tratamiento. El sistema es el que se tarda”, señaló la especialista.

Por otra parte, la quien es también médico cirujana por el Instituto Tecnológico de Monterrey, expuso que Reino Unido y Estados Unidos tienen aproximadamente un mes de intervalo total y recalcó que el de México es 7 veces más largo, el de Brasil 8 veces más largo. “Somos muy similares a otros países subdesarrollados y estamos mucho peor que países desarrollados”, afirmó.

Si comparamos el intervalo de la paciente, vemos que tenemos tiempos muy similares a otros países desarrollados, como Alemania, donde la mediana de la búsqueda de atención es de 15 días. Pero si nos vamos a intervalo de servicios, vemos cómo estamos muy similares a otros países subdesarrollados”.

Factores asociados a que las pacientes sean diagnosticadas en etapas avanzadas:

  1. Las pacientes identifican el problema a través de síntomas, en lugar de con mastografía de tamizaje.
  2. La edad joven puede presentar tumores más agresivos.
  3. No sólo el retraso de la paciente influye sobre el avance de la enfermedad, sino también el retraso de los servicios.
  4. Por cada mes adicional de retraso, la paciente tiene una probabilidad del 1% más de ser diagnosticada en una etapa avanzada.

La especialista también puso especialmente en que la mastografía no tiene el impacto que se piensa sobre la mortalidad. Mencionó que por cada 2 mil mujeres que se tamizan durante 10 años, se estima que se evita sólo una muerte por cáncer de mama y ocurren 200 falsos positivos (200 mujeres tendrán un estudio “anormal”, que cuando se hagan estudios adicionales resultará que no era realmente cáncer). Y de 10 mujeres sanas, que no habrían sido diagnosticadas si no se hubieran hecho la mastografía, van a recibir tratamiento oncológico, el cual no hubieran requerido. “Esto es gravísimo”, subrayó.

En México, el énfasis de la política pública está en la mastografía de tamizaje, en donde los indicadores tienen que ver con mejorar en la atención en población de 40 a 65 años. Con la capacidad de mastógrfos que hay instalados hoy en día, podríamos tener una cobertura de 37% de mastografías de tamizaje. Sin embargo, sólo se utiliza el 40% de la capacidad instalada. Con eso se logra un tamizaje de 15%.”, aseguró la investigadora.

La especialista también agregó que de todas las mujeres que se tamizan, sólo el 16% de las que tienen resultados anormales se les realizan los estudios complementarios; es decir, en 84% de las pacientes tamizadas no hay seguimiento. Y destacó que sólo en el 41% de los casos sospechosos se les hace biopsia, y de los que se confirma cáncer 57% inicia tratamiento.

Hay mucho por hacer en términos de programas de tamizaje, donde si no se pueda diagnosticar y tratar a las pacientes, terminará no sirviendo”, concluyó Karla Unger.

Imagen cortesía de piotr_marcinski


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste