Cinvestav trabaja en modelo que combina clases a distancia con microambiente para regreso a clases en educación básica

Como una opción para el inicio del próximo ciclo escolar, en el contexto de la pandemia actual, Marcos Nahmad Bensusan, investigador del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Cinvestav, trabaja en un modelo que combina las clases a distancia con un microambiente escolar.

Mujer sosteniendo libros tocando un botón en una pantalla holografica
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), señaló que el cierre de escuelas por la propagación del nuevo coronavirus podría afectar el rendimiento educativo y la productividad económica, ya que madres y padres de familia tratan de equilibrar su actividad laboral con el cuidado de sus hijas e hijos.

La propuesta, dirigida a alumnos de nivel primaria, consiste en conformar núcleos de hasta 4 niños que se reúnan en casa de alguno de ellos y, a través de un sistema en línea, estén conectados en tiempo real con sus maestros, hasta que las condiciones sanitarias permitan la apertura de las escuelas.

Así, un profesor que originalmente estaba a cargo de un grupo de más de veinte alumnos, tendría 5 o 6 núcleos de estudiantes conectados a su clase en línea.

La idea es que los núcleos se roten en las casas de los participantes y sean supervisados, una semana al mes, por alguno de los padres o tutores, quienes apoyarían en la resolución de problemas técnicos o conflictos entre los niños y podrían reintegrarse a sus actividades laborales durante las otras 3 semanas.

Los núcleos de estudiantes, explicó el investigador, están fundamentados en modelos matemáticos de interacción social. A partir de este tipo de análisis es posible simular la cadena de contagio, tras el contacto constante entre un determinado número de personas que comparten ciertas características, como su ubicación geográfica y estructura familiar.

Una de las ventajas de los núcleos, agregó, es que las niñas y los niños podrán interactuar de forma normal, lo que es vital para su desarrollo sicosocial y cognitivo, sin medidas de distanciamiento social, pero siguiendo las recomendaciones de higiene básicas.

La puesta en marcha de este sistema no dependería de que el semáforo epidemiológico se encuentre en verde (condición necesaria para el regreso de los niños a las aulas) y los contagios estarían contenidos porque ante dicha situación, los núcleos afectados se fragmentarían por un par de semanas y se volverían a formar cuando no exista riesgo.

Para dar seguimiento a cada núcleo, se utilizará una plataforma digital (de fácil acceso desde teléfonos móviles), donde madres y padres de cada alumno llenarán diariamente un formulario acerca de la salud de su familia. Esta información será recibida por los administradores de la escuela, quienes tomarán decisiones respecto de cada grupo de estudiantes.

En lo que se refiere a los niños que no cuentan con equipo de cómputo, se propone que la autoridad escolar proporcione una tableta por núcleo y así puedan participar en este programa, “esto contribuiría a disminuir la brecha en el uso de las herramientas digitales en el país”, dijo Marcos Nahmad.

El planteamiento contempla ayudar a los profesores para que impartan sus clases en línea y también capacitar a los padres de familia en la logística y la operación del modelo de núcleos.

El proyecto está en etapa de construcción y varios aspectos deberán ser adaptados a cada comunidad escolar. Por lo que, estudiantes e investigadores del Cinvestav, junto con otros colaboradores de la sociedad civil, se encuentran trabajando en definir los detalles de implementación.

Uno de ellos es cómo formar los núcleos para minimizar las interacciones entre los mismos (tomando en cuenta la distancia de sus domicilios) y a la par favorecer el aprovechamiento escolar de sus integrantes (aspectos académicos, de personalidad y conducta).

De acuerdo con Marcos Nahmad, en algunos lugares no será posible implementar los núcleos de estudiantes, pero el modelo es flexible y puede funcionar si un 60 o 70% de la comunidad escolar trabaja en este sistema y la otra parte de manera individual.

El investigador mencionó que hasta el momento existe un acercamiento con las autoridades educativas y de salud de tres estados. “Buscamos llevar la estrategia de núcleos a un grupo piloto, esto a fin de generar datos para evaluarla con respecto del sistema de educación a distancia Aprende en Casa (que se transmitirá por televisión), propuesto por la Secretaría de Educación Pública”.

Imagen cortesía de ra2 studio


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste