En seminario “Nueva normalidad, solidaria, justa, feminista, local e igualitaria”, se analizó importancia, retos y necesidades de invertir en mujeres para impulsar progreso econónmico

Mejorar las condiciones laborales de la mujer, generar más fuentes de empleo para ellas, invertir en su educación, incluirlas en el sistema financiero, entre otros aspectos, son acciones necesarias para su desarrollo y el del país, coincidieron expertas en el seminario en internet “Nueva normalidad, solidaria, justa, feminista, local e igualitaria”.

Grafica de la CEPAL de brecha de genero
COVID-19 profundiza brechas de género en el mercado laboral de 21 millones de mujeres desocupadas en 2020, 8 millones más que en 2019

Alicia Girón González, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, aseveró que es necesario priorizar a las niñas y mujeres en el Plan Nacional de Desarrollo.

Es momento de visualizar el trabajo no remunerado que realizan las mujeres, porque somos reproductoras de la fuerza de trabajo, pero también lo somos de los valores de una sociedad y de una nación. Por lo tanto, es vital la educación de las niñas como parte del futuro de nuestro país, y de lo que queremos ser de aquí al 2050”.

Las horas al día que dedican las mexicanas a las actividades sin goce de sueldo son más de 6 con respecto a los hombres, quienes apenas ocupan 2, resaltó durante el cuarto conversatorio titulado “Invertir en las mujeres”, organizado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

La igualdad de género en su relación con muchos objetivos del progreso sostenible, se tiene que lograr a través de políticas públicas y una reforma fiscal que ayuden a acabar con la pobreza, así como a mejorar el bienestar, la salud y educación para toda la población.

Para Girón González es necesario renegociar el servicio de la deuda externa, ya que se destinan recursos importantes que impiden invertir en enseñanza, salud e infraestructura.

En tanto, Graciela Márquez, secretaria de Economía del gobierno federal, consideró que con la pandemia el empleo de las mujeres se precarizó y en algunos casos se perdieron.

Ha sido una contingencia sanitaria y económica con sesgo de género, porque la participación de las mujeres en las ventas y el comercio se vieron más afectadas, por lo que al regresar a las actividades se debe poner énfasis en colocarlas en tareas de alta productividad laboral, porque si no se perpetuará la desigualdad”, aseguró.

Con la educación a distancia tenemos la oportunidad de compartir contenidos con perspectiva de igualdad con niñas y niños, que serán trabajados por la Secretaría de Educación Pública, y también Inmujeres podrá generarlos, añadió.

La funcionaria federal dijo que para lograr su empoderamiento económico se requiere de la inclusión financiera y digital, así como de las 3 ‘R’:

  1. Redistribuir
  2. Reconocer
  3. Reducir el trabajo no remunerado

En tanto, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, afirmó que la COVID-19 ha propiciado la peor contracción económica de los últimos 100 años en la región, y con ello se agudizan desigualdades de género y las necesidades específicas de las féminas son clave para la recuperación económica sostenible.

Esta pandemia –continuó– profundiza brechas en el mercado laboral con 21 millones de mujeres desocupadas en 2020, es decir, 8 millones más que en 2019; mientras que más de la mitad de las ocupadas están en sectores de alto riesgo de ser afectadas por la contracción económica.

En el caso de México, han desistido de buscar empleo principalmente por falta de sistemas de cuidado para infantes, ancianos y enfermos, destacó.

Comentó que para una reactivación sostenible que garantice sus derechos y promueva la igualdad de género, es necesario:

  • Avanzar hacia un pacto fiscal y social, a fin de mitigar los efectos de la crisis hacia este sector
  • Ampliar el espacio fiscal
  • Aumentar la progresividad
  • Reforzar el financiamiento de políticas clave para atención en violencia de género, salud sexual y cuidados
  • Fortalecer su participación en los sectores estratégicos
  • Apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresarias
  • Expandir coberturas de programas de empleo y protección social para las migrantes, afrodescendientes, indígenas, rurales y con discapacidad.

Al presentar esta sesión virtual, Nadine Gasman, titular de Inmujeres, mencionó que se debe trabajar en favor de la reducción de brechas de desigualdad, con el objetivo de salir con mayor fortaleza de este contexto y una forma de hacerlo es mediante el diálogo, en el que a través de varias voces se puede enriquecer esta perspectiva.

Imagen cortesía de CEPAL | UNAM


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste