Se busca que educación sexual y reproductiva en México sea confiable, veraz y oportuna

La diputada Geraldina Isabel Herrera Vega planteó reformas a la Ley General de Educación, para que en los planes y programas de estudio que impartan el Estado, sus organismos descentralizados y los particulares, la enseñanza sexual integral y reproductiva, fomente en los educandos la inteligencia emocional necesaria para desarrollar su sexualidad de manera responsable de acuerdo con su edad.

diputada Geraldina Isabel Herrera Vega
Plantean reformas para que la educación sexual y reproductiva sea confiable, veraz y oportuna.

Acciones de concientización, prevención y educación

En una iniciativa que reforma los artículos 26, 30, 78 y 115 de la mencionada ley, remitida a la Comisión de Educación, se busca que dichos planes contemplen aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos; transmitan conocimientos confiables y actualizados sobre el autoconocimiento del cuerpo, y aborden los embarazos infantiles y no deseados.

También, plantea promover entornos escolares libres de violencia sexual, mediante la transmisión de información sobre sus consecuencias físicas y psicológicas y el fomento de acciones de concientización y prevención que involucren a los educandos, padres y madres de familia o tutores.

Se requiere de la participación articulada

En los considerandos, se indica que se requiere de la participación articulada de autoridades, maestras y maestros, padres y madres de familia o tutores y la sociedad, con la finalidad de terminar con “estigmas y tabúes que impiden hablar con niños y jóvenes sobre la sexualidad de manera natural y abordar temas como el uso correcto de anticonceptivos, las enfermedades de transmisión sexual, las consecuencias de los embarazos no deseados o a temprana edad, el placer sexual, la importancia de la planificación familiar, el autocuidado y conocimiento del cuerpo, entre otros”.

Menciona que la adolescencia o pubertad es una etapa que se caracteriza por innumerables cambios psíquicos, físicos y hormonales; sin embargo, la falta de información y educación sobre ellos ha ocasionado que en los últimos años en México se haya mantenido al alza el número de embarazos adolescentes, llegando a registrar casos de niñas de 9 años.

Datos de los nacimientos registrados en México

Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, México ocupa el primer lugar de embarazos adolescentes, con una tasa de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de entre 15 y 19 años, y a nivel mundial se ubica en el segundo lugar; además, en Latinoamérica es el primer lugar en embarazos no planeados y anualmente nacen 390 mil bebés de mujeres entre 10 y 19 años.

De acuerdo con el Censo de 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de cada 100 nacimientos, 17 son de mujeres menores de 20 años. En el informe Características de los nacimientos registrados en México durante 2019, se registraron 2’092,214 nacimientos, de los cuales aproximadamente 8,500 fueron concebidos por niñas menores de 15 años y 339,539 por adolescentes entre los 15 y 19 años.

Representan un problema de salud pública

Expone que los embarazos infantiles y adolescentes representan un problema de salud pública pues la maternidad en edades tempranas implica mayores posibilidades de que se presenten enfermedades congénitas o la mortalidad de la madre y el recién nacido. Además, se asocia a otra serie de problemáticas como: deserción escolar, violencia sexual, matrimonio infantil, pobreza y segregación.

Imagen cortesía de Honorable Cámara de Diputados | México


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste