Embarazo en adolescentes, problema de salud pública

Hoy en día el embarazo en adolescentes constituye en México un problema de salud pública que se da en un contexto de pobreza y falta de educación. Imagen: Depositphotos.

En la ciudad de México se llevó a cabo el Tercer Congreso Nacional de Medicina Perinatal, en el que se trataron temas sobre embarazo en adolescentes. Por primera vez en este evento se reunieron 800 adolescentes de zonas populares del D.F. quienes tuvieron la oportunidad de hablar de temas de sexualidad, noviazgo, violencia, anticoncepción, además del uso adecuado del condón y otros métodos anticonceptivos.

Desde hace más de tres décadas el porcentaje de embarazo en adolescentes es muy alto, representando casi el 20 por ciento, reconoció el director del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), Dr. Javier Mancilla Ramírez.

Entrevistado al término de la ceremonia de clausura del Tercer Congreso Nacional de Medicina Perinatal, que en esta ocasión se desarrollo bajo el lema: “Embarazo en adolescentes, vidas en riesgo”, refirió que en los primeros cinco años de esta década disminuyó ligeramente el índice de embarazos en este sector de la población, pero de nuevo se han incrementado; lo cual habla de que “no hemos cuidado la educación para evitar embarazos”.

En este sentido argumentó que “a pesar de que hay disponibilidad de métodos anticonceptivos la gente no los conoce bien y por lo tanto, no los sabe usar; tenemos que insistir mucho en esto”.

Desde hace más de tres décadas el porcentaje de embarazo en adolescentes es muy alto, representando casi el 20 por ciento, reconoció el director del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), Dr. Javier Mancilla Ramírez.

En las caso de las enfermedades de transmisión sexual, refirió que van de la mano con la práctica de sexo seguro, por ello enseñar a los niños y jóvenes a usar el condón, no es una práctica que promueva actividades irregulares o vergonzosas; es todo lo contrario, es enseñarles a cuidarse y, entonces evitar problemas que no solamente representan costos más altos, sino que afectan directamente al individuo, a la familia, tanto en la esfera económica, como físicamente y reduce las posibilidades de desempeñarse en el ámbito económico, laboral, educativo e incluso familiar; de ahí que es una responsabilidad social de todos.

El director del INPer sugirió que es mucho mejor que la mujer se embarace después de los 25 años (en términos biológicos) ya que en las mujeres muy jóvenes que se embarazan incrementan las complicaciones en el embarazo y se presentan más casos de prematuros y malformaciones congénitas, por mencionar algunos.
Y si a ello se le agrega –dijo- el problema de obesidad y diabetes se ha comprobado que es más frecuente la diabetes gestacional en las mujeres muy jóvenes que se embarazan; de ahí que aún falta mucho por hacer, reconoció.

“Se tiene que cuidar que las mujeres tengan un proceso de educación completo para que tengan un desarrollo como ser humano integró, para que puedan educar bien a sus hijos y además verdaderamente seguir siendo factor de cambio en la sociedad”, advirtió el Dr. Mancilla.

“La mujer con educación, la mujer con salud es un factor para mejorar todo su entorno porque influye en todos lo que la rodeamos y hace que la sociedad sea mucho mejor; tenemos que trabajar mucho en eso, en la educación. Hay que educar, hay que educar, hay que educar correctamente porque así podremos garantizar que la población sea saludable; lo que a su vez se va a reflejar en un mejor desarrollo como país”, insistió el directivo.

Al referirse al tema de la anticoncepción señaló que además de ser una cuestión cultural, la gente tiene que estar consciente de que son medidas de prevención que pueden evitar problemas mayores; de tal manera que tenemos que insistir mucho en este aspecto, y a la vez retomar este compromiso que no nada más es del Sector Salud, es un compromiso del Gobierno –federal y estatal- y de la sociedad entera, incluidos los medios de comunicación.

El Dr. Mancilla Ramírez argumentó que es de suma “importancia retomar los procesos educativos, que se pierda el miedo en las casas para educar a los hijos desde pequeños; hay que hablarle de sexualidad de reproducción humana. Hay que hablarles en términos no solamente biológicos, sino también en términos de desarrollo social, de desarrollo psicológico. Incrementar la comunicación al hablarles con propiedad a los hijos, nos acerca con ellos y permite darles oportunidades de un desarrollo más sano, saludable para que no estén expuestos no solamente al embarazo, sino también ha adquirir enfermedades de transmisión sexual, que son perfectamente prevenibles”.

En el marco de este Congreso –que tuvo lugar en la Ciudad de México del 29 al 31 de agosto- y que a su vez albergó la 29ª Reunión Anual del INPer se planteó que hoy en día el embarazo en adolescentes constituye en México un problema de salud pública, que se da en un contexto de pobreza y falta de educación que perpetúa altas tasas de embarazo en este grupo de edad.

Aquí se dio a conocer que de los 23 millones de adolescentes que existen en nuestro país, el 17.8 por ciento de los nacimientos en México son de madres adolescentes, que por no tener una atención –en la mayoría de los casos oportuna- se presentan factores de riesgo en el binomio madre-hijo; que a su vez conllevan a problemas en varias áreas: salud, económico, social, familiar, etcétera.

En el Congreso, los especialistas reconocieron que es alarmante el incremento de los embarazos en adolescentes, sobretodo en áreas marginadas; lo que además de significar una tragedia social que limita el desarrollo de la nación, pone en riesgo la vida de la madre y el hijo.

Durante los tres días que duró el Congreso se desarrollaron simposiums, conferencias magistrales, talleres, presentaciones de libros en temas relacionados con el embarazo en adolescentes, donde participaron ponentes nacionales y extranjeros como:

  • Embarazos en adolescentes, vidas en riesgo;
  • interrupción legal de embarazo en adolescentes;
  • estilos de vida en la adolescentes y sus repercusiones en la salud;
  • anticoncepción de emergencia en adolescencia;
  • derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes en las instituciones de salud;
  • factores de riesgo para la salud del binomio madre-hijo en embarazos adolescentes;
  • calidad en la atención hospitalaria de las adolescentes embarazadas;
  • prevención del cáncer cervical en adolescentes;
  • infecciones de transmisión sexual en adolescentes; apego a la lactancia, impacto psicológico de las madre ante su recién nacido;
  • defectos congénitos en el hijo de la madre adolescente;
  • importancia de los modelos preventivos de salud materno infantil y diabetes, embarazo y adolescencia, entre otros temas relevantes.

    Mención especial requiere el Taller Amor sin consecuencias: los adolescentes y Perinato hablan de sexualidad, donde por primera vez en este Congreso se abrió un espacio para que adolescentes participaran e interactuaran con el equipo de profesionales de la salud, encabezados por la Dra. Josefina Lira Plascencia de la Clínica de Medicina del Adolescente.

 

Mención especial requiere el Taller Amor sin consecuencias: los adolescentes y Perinato hablan de sexualidad, donde por primera vez en este Congreso se abrió un espacio para que adolescentes participaran e interactuaran con el equipo de profesionales de la salud, encabezados por la Dra. Josefina Lira Plascencia que trabajan en la Clínica de Medicina del Adolescente del INPer (única en su tipo en México y América Latina), donde en los 2 días que se realizó el Taller más de 800 adolescentes de zonas populares del D.F. tuvieron la oportunidad de hablar de temas de sexualidad, noviazgo, violencia, anticoncepción, además del uso adecuado del condón y otros métodos anticonceptivos.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste