Día Naranja, 25 de julio 2014 abordar la violencia contra mujeres y niñas en economía informal

Llega el día 25 y por séptima ocasión en el año es un día naranja, el momento de usar alguna prenda, objeto o símbolo de color naranja para promover para la eliminación de la violencia contra la mujer, este mes el tema es “Abordar la violencia contra las mujeres y las niñas en la economía informal“.

Mujer sosteniendo fruto naranja en un mercado
El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, proclama que el día 25 de cada
mes se promueva el Día Naranja, representado con un listón naranja como el símbolo para
poner fin a la violencia contra las niñas y mujeres. El objetivo es crear conciencia sobre este
flagelo inadmisible durante todo el año, en lugar de hacerlo sólo el 25 de noviembre, Día
Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Millones de mujeres en todo el mundo están empleados por empresas informales, y por lo tanto viven bajo condiciones no reguladas, o como trabajadores domésticos, recolectores de residuos, vendedores ambulantes y otros empleos, jugando un papel vital en la fuerza laboral mundial. Como trabajadores informales llevan su trabajo en estructuras menos formales, que no gozan de la protección de la ley, ya sea porque sus entornos de trabajo están fuera del alcance de la ley, o porque la ley no se aplica.

En consecuencia, no están protegidos por las leyes laborales, no pueden recibir beneficios como las pensiones, pagos por enfermedad y seguros de salud, y trabajan en condiciones inseguras con los horarios de trabajo imprevisibles y recibir salarios muy bajos en comparación con los trabajadores con contratos formales.

La violencia contra las mujeres en el lugar de trabajo se lleva a cabo en todos los países en todo el mundo y adopta muchas formas, incluido el acoso sexual y la intimidación. A pesar de que afecta a todas las profesiones y sectores, las mujeres y niñas que trabajan en la economía informal están particularmente en riesgo de la explotación y el abuso. El carácter informal de sus entornos de trabajo significa que es poco probable que las políticas de tolerancia cero hacia todas las formas de violencia en el trabajo podrán implementarse, ni existen mecanismos por los que se pueda reportar la violencia.

Las mujeres y niñas que trabajan en la economía informal pueden carecer de la facultad de poder hacer valer sus derecho a poder trabajar libres de violencia, o al miedo a la violencia.

Es esencial para combatir la violencia contra las mujeres en la economía informal es asegurarse de que las trabajadoras conocen sus derechos y tienen el poder para hacerlos valer. Las mujeres que trabajan en la economía informal se organizan cada día más en las organizaciones más grandes a nivel local, nacional y mundial para tener voz y aumentar su poder.

Las organizaciones internacionales como la Federación Internacional de Trabajadores Domésticos y Mujeres en el Empleo Informal (WIEGO) se reunirá con sus afiliados, incluidos los sindicatos y cooperativas de trabajadores para mejorar la situación de los trabajadores en la economía informal para dar más espacios para su expresión y aumentar su visibilidad. Las organizaciones de la sociedad civil también están trabajando con las mujeres en el sector informal economía para apoyar a denunciar y oponerse contra la violencia contra las mujeres en sus lugares de trabajo.

Por ejemplo, la Fair Wear Foundation del Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer, ha desarrollado asociaciones innovadoras con las fábricas de prendas de vestir en la India y Bangladesh, cuyo objetivo es abordar las causas profundas de la violencia en el trabajo a través de una gama de actividades, tales como la formación de trabajadores en leyes contra el acoso, la creación de una línea de ayuda a través del cual los trabajadores pueden encontrar información acerca de su derechos, y el apoyo a la creación de políticas y comités contra el acoso.

Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Inmujeres, llama una vez más a levantar la voz contra la violencia hacia las mujeres y las niñas, formando parte del Día Naranja, en este mes de julio el séptimo del año.

La mayoría de los casos de violencia hacia las mujeres y las niñas no se denuncia ni se reconoce; las sobrevivientes quedan marcadas, invisibles y sufren en silencio, lo cual es intolerable”, sostuvo la funcionaria federal, quien agregó que este tipo de violencia no distingue fronteras, edades, estratos sociales, razas, credos ni culturas. La violencia contra mujeres y niñas constituye una violación a sus derechos humanos y una forma de violencia contra familias, comunidades, naciones e incluso contra la propia humanidad.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha reconocido que la violencia de género es una amenaza para la paz y la seguridad internacional, que exige acciones de todas y todos.

¿Qué puedes hacer?

Imagen cortesía de photography33


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste