Relaciones que hacen daño

obsesión, estallido emocional, sometimiento, autoconmiseración, relación de codependencia, estado emocional, ¿Esta relación me permite hacer lo que yo quiero ser?, relaciones destructivas,  patrones de conducta, patrones aprendidos, ¿Cómo sé si estoy en una relación destructiva?,
La codependencia

Para la sociedad mexicana resulta “normal” que en la medida en que amas es en la que debes sufrir. “Si amas a alguien tienes que estar dispuesto a dar la vida por esa persona”, ese es el significado de amar, desde ahí estás construyendo una familia: a partir de una muerte encadenada, nociva, con un significado del amor que te daña, que te lastima”, afirma la psicoanalista y maestra en Orientación y Desarrollo de Parejas, Guadalupe González Macías.

Esas actitudes son parte de las relaciones destructivas, patrones de conducta que afectan las relaciones de pareja, las del trabajo, de amistad, de los hijos y, desde luego, las familiares. La sociedad evidentemente lo refuerza, te brinda pocos elementos para vivir de una manera diferente.

Como son patrones aprendidos, “en el momento que nos empezamos a relacionar vamos estableciendo ese tipo de relaciones con personas que se pueden acoplar al patrón”. Es decir, “como aprendiste a relacionarte de esa forma, así crees que son todas las relaciones”, comenta la especialista.

¿Cómo sé si estoy en una relación destructiva?

Pregúntate: ¿Esta relación me permite hacer lo que yo quiero ser? Si tu respuesta es no, estás en una relación destructiva. Lo es también cuando tu estado emocional depende absolutamente de cómo se encuentre tu pareja, explica.

Y todavía más: “cuando te enamoras, hay una parte de la otra persona que tú sientes que te pertenece, de la misma manera que hay una parte tuya que le pertenece a él, y aunque te separes, esa parte que le perteneció le siguirá perteneciendo”.

Pero con una relación de codependencia, es decir, destructiva, no hay esa diferenciación o esa sublimación de la relación de amor; hay temores extremos de que esa persona se pueda ir, pierdes tu felicidad, tu tranquilidad, dedicas la mayor parte del tiempo a estar pensando en qué estará haciendo; haces todo lo posible para que se aleje de personas que te resultan amenazantes y te hacen dudar: amigos, familiares, compañeros de trabajo u otros, convirtiéndose en una obsesión”.

También “cuando hay un daño físico, martirio, depresiones. Cuando hay un fuerte estallido emocional, como intento de suicidio. Cuando por más que te esfuerzas la persona se aleja de la relación en lugar de tenerla cerca y esto hace que te ofusques en conseguir su amor”.

Cuando esto te sucede, debes tener claro que la relación destructiva la estás teniendo primeramente contigo mismo y se extiende a todos los ámbitos de tu vida, asienta la Dra. Guadalupe González: “Éste es un estilo de comunicación desmotivante, poco asertivo, violento, de sometimiento, que tenemos con nosotros mismos, con nuestro yo interior, esta relación de duda constante, de duda continua que establecemos en todos los momentos de nuestra vida, con un concepto pobre de nosotros mismos y somos dados a ser poco responsables, al chantaje, a la autoconmiseración”.

De modo que en todas tus relaciones “sientes que te están haciendo un favor, dudas de que seas capaz de despertar amor en una persona. Y esto sucede en otros espacios, por ejemplo, cuando vas a solicitar un empleo, no crees que te lo darán por tu capacidad, sino crees que te están haciendo un favor o porque sucedió un milagro, vives en un estado de inseguridad, de duda, no crees en ti”.

¿Cómo salir de ella?

Debes tomar conciencia de qué es lo que estás haciendo. Cuáles son esas conductas que te hacen actuar de una manera destructiva y obsesiva. Si has detectado que tu comportamiento es de dependencia, lo mejor es buscar ayuda, añade la especialista.

”Si buscas ayuda debe de ser en un lugar donde no te digan que estás enfermo o “loco” o que estás mal o que tu vida es un fracaso, lo más adecuado es acudir a un lugar donde te den elementos para razonar y reflexionar sobre la solución de tus problemas, que te ayuden a asumir tu persona, que te apoyen para encontrar tu valor como ser humano, que revalides tu yo interno, puntualiza.

Ayuda y apoyo si vives en relaciones destructivas:

Página en Internet: www.relacionesconstructivas.org

Correo electrónico: relacionesconstructivas[arroba]yahoo[punto]com[punto]mx

Tel/fax: 50 49 71 39

VISITA TAMBIÉN:

El amor empieza por mí

Para ser feliz, tú da el primer paso

La vida cotidiana ¿te aplasta?

Historia del día de la mujer

Manda tus dudas a salud[arroba]plenilunia[punto]com

Imagen cortesía de Jessica Pacheco Ramírez | Plenilunia


Avatar

Escrito por

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste