Estudio sugiere mayor riesgo de depresión y ansiedad en mujeres después de histerectomía

La histerectomía se relaciona con mayor riesgo a largo plazo de problemas de salud mental, especialmente depresión y ansiedad, dicen los investigadores de un estudio de cohorte de Mayo Clinic que abarcó a cerca de dos mil 100 mujeres.

El estudio revisó expedientes médicos de los años 1980 a 2002 e incluyó a mujeres sometidas a la extirpación del útero, pero no de los ovarios. El estudio se llevó a cabo con los datos del Proyecto Epidemiológico de Rochester y consideró solamente los diagnósticos nuevos de depresión, ansiedad, demencia, abuso de sustancias adictivas y esquizofrenia después de la histerectomía, pero excluyó a las mujeres diagnosticadas con anterioridad.

Mujeres posmenopáusicas se sometieron a la histerectomía para evitar o minimizar el riesgo de cáncer de ovario o de mama.

Mujeres posmenopáusicas se sometieron a la histerectomía para evitar o minimizar el riesgo de cáncer de ovario o de mama.

Los investigadores descubrieron un aumento del 6.6 por ciento en el riesgo para depresión y del 4.7 por ciento para ansiedad en el transcurso de 30 años, comenta la autora experta del trabajo  Shannon Laughlin-Tommaso, ginecobstetra de Mayo Clinic. En las mujeres sometidas a histerectomía entre los 18 y los 35 años de edad, el riesgo de depresión fue mayor, con un aumento del 12 por ciento en el transcurso de 30 años.

Nuestro estudio revela que la extirpación del útero puede conllevar más efectos sobre la salud física y mental de lo que anteriormente se pensaba. Debido a que las mujeres con frecuencia se someten a una histerectomía mientras son jóvenes, es importante saber los riesgos que, incluso años más adelante, se relacionan con el procedimiento”, comenta Laughlin-Tommaso.

La especialista dice que para las afecciones ginecológicas benignas, existen varios tratamientos que podrían evitar la histerectomía. “Hay que intentar esas alternativas antes de pasar a la histerectomía, sobre todo en las jóvenes”, añade.

El estudio es uno de dos trabajos de Mayo Clinic publicados en Internet por Menopause: The Journal of the North American Menopause Society (Menopausia: revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia). Ambos estudios examinan la relación entre la histerectomía con y sin extirpación de ovarios y la salud mental femenina.

La segunda investigación también se realizó con datos del Proyecto Epidemiológico de Rochester y descubrió que las mujeres a quienes se les extirpó ambos ovarios sin la justificación de un cáncer eran más proclives a tener de antemano trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad y otros trastornos psicológicos menos frecuentes. La revisión de expedientes médicos de mil 653 mujeres premenopáusicas arrojó que el procedimiento se hizo para evitar o minimizar el riesgo de cáncer de ovario o de mama.

Los investigadores identificaron numerosas afecciones psiquiátricas que posiblemente influyeron sobre las mujeres para que decidieran solicitar la cirugía o para que un médico de cabecera o un ginecólogo la recomendaran o sugirieran.

Se puede decir que las afecciones psicológicas posiblemente desempeñaron una función importante en la decisión de realizar la histerectomía, con o sin la extirpación de los ovarios. Es importante entender las afecciones psiquiátricas que pudieron haber influido antes en la práctica de la histerectomía a fin de delinear estrategias conservadoras en el futuro”, afirma Walter Rocca, neurólogo y epidemiólogo de Mayo Clinic que también es el autor experto del estudio.

El Proyecto Epidemiológico de Rochester consiste en una colaboración de los centros de atención médica de Minnesota y Wisconsin que reúne información de los expedientes médicos de miembros comunitarios participantes para fines investigativos. El proyecto está bajo la dirección de los investigadores del Departamento de Investigación en Ciencias de la Salud de Mayo Clinic y del Programa de Ciencias de la Salud Poblacional del Centro Robert D. y Patricia E. Kern para la Ciencia de Brindar Atención Médica de Mayo Clinic.

Si te sometiste a la histerectomía y eso te ha hecho sentir deprimida o angustiada, no dudes en platicar con tu médico al respecto y buscar alternativas para sentirte mejor. Alguna psicoterapia podría ser de gran ayuda o, incluso, compartir tus sentimientos o preocupaciones con tus amigas será un buen principio. Siempre informándote de la mano de especialistas.

Publicaciones relacionadas