¿Cómo llegar al éxtasis en el sexo tántrico?

Preparar un ambiente cálido, Relájense, Tóquense, Bésense, Penetración, Controlen la eyaculación, atmósfera,  respiración,  movimientos suaves, tantristas, control del cuerpo,  control de las emociones
Crear una atmósfera cálida

Preparar un ambiente cálido

Lo primero que vamos a hacer es pensar en nuestra pareja: qué le gusta ver, escuchar, tocar, oler y probar. Ideen una atmosfera muy íntima con detalles suaves y confortables: un poco de música tranquila, telas sedosas, inciensos u olores especiales, pero siempre pensado en las cosas que les gustan a ambos. Una vez teniendo esto claro, prepárense para experimentar un sin fin de sensaciones placenteras a través del sexo tántrico.

Relájense

Siéntense frente a frente y comiencen a respirar pausada y sincronizadamente. Cuando tú inhales, él debe exhalar. Cierren los ojos y sientan cómo se empiezan a conectar, cómo la energía va recorriendo su cuerpo.

Tóquense

Froten algún aceite o bálsamo con la yema de los dedos procurando movimientos suaves.

Exploren todo su cuerpo, prueben algunas texturas como plumas, pétalos, telas y acaríciense durante un largo tiempo. Sustituyan el “no me gusta esto”, por el “me gustaría más que me tocaras así”.

Bésense

El beso tántrico es sumamente íntimo y puede ir desde lo suave y tierno, a lo apasionado. El tantra considera que el intercambio de la saliva le da balance a la energía cósmica del hombre y la mujer. Descubran nuevas sensaciones en el beso, recorran con los labios todo su cuerpo. Recuerda que no hay prisa.

Penetración

Aunque estén sumamente excitados procuren hacer todo lentamente, esto volverá más exquisito el momento del éxtasis. En la primera penetración el pene debe quedarse estático mientras continúan acariciándose, sintiéndose y besándose. La vagina estará relajada pero vibrante y con una temperatura cada vez más cálida. Lo ideal, según los tantristas, es que este preámbulo dure al menos media hora. Se puede, inténtelo.

Controlen la eyaculación

Después de estar tan excitado es obvio que tu pareja querrá buscar el orgasmo de inmediato, aquí es donde deben volver a la respiración y a las caricias suaves. Puedes ayudar a tu pareja a apretar con dos dedos la zona del perineo (localizada entre el escroto y el ano); esto ayudará a detener la eyaculación. Se pretende que esta práctica se repita al menos seis veces, pero si no lo logran no se preocupen, con la práctica tendrán más control sobre su cuerpo, sus emociones y su energía.

Lo mejor es que se den la oportunidad de disfrutar todas las sensaciones que podrán experimentar a través del tantra. Recuerden que no hay un tiempo específico para cada faena, libérense, innoven y disfruten este momento; sientan como su energía se funde con la de su pareja. Ese es uno de los objetivos básicos del sexo tántrico.

Busca nuestra revista impresa número 35 acerca de Sexualidad en locales cerrados como Sanborns, Liverpool, Café Café, autoservicios, entre otros, y en puestos de periódicos.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste