Evita el “stealthing”, una peligrosa práctica sexual

Por Montserrat Pedraza Larraguivel, terapeuta y sexóloga en formación, de Vínculo Colectivo.

Joven en la cama con triste expresión
El stealthing es el retiro del condón no consensuado, durante la relación sexual.

Imagina estás teniendo relaciones sexuales con alguien en quien confías, no importa si es tu pareja sentimental, si son amigxs con derechos o es tu amante; tampoco cuenta si llevan muchos años juntxs o es reciente. Es de mutuo acuerdo, para que ambas partes disfruten en confianza. Tiempo después acudes al médico a un chequeo de rutina y descubres que tienes una Infección de Transmisión Sexual (ITS) adquirida por dicha pareja.

¿Cómo pudo pasar?, ¿Tenía conocimiento de su condición al momento de estar juntxs?, o siempre usamos preservativos. ¿Qué sentirías?, ¿Tristeza, enojo, decepción, traición, vergüenza…?

Desafortunadamente, este caso no es inventado, ni es el único; les ha pasado a diferentes mujeres, principalmente en países europeos, algunos han llegado a juicios, teniendo como resultado personas privadas de su libertad y multas económicas. Pero ¿de qué estamos hablando, por qué denunciar y castigar?

Hablamos del Stealthing

Para Alexandra Brodsky, investigadora estadounidense, stealthing es el retiro del condón no consensuado, durante la relación sexual. La abogada experta en delitos sexuales Sandra Paul, opina que se está cometiendo potencialmente una violación, ya que tiene que haber un acuerdo de que se va a usar condón y/o de que se va a retirar, al hacerlo sin el conocimiento de una de las partes, tampoco existe la autorización lo que lleva a una penetración sin consentimiento, es decir, una violación.

El stealthing se puede llevar a cabo en dos momentos del encuentro sexual, ya sea antes de la penetración, en la cual la persona finge haberse puesto el preservativo, o bien, durante la misma, donde en un cambio de posición o un movimiento en el que se retire el pene, sea removido sin que la otra persona se dé cuenta y seguir con la penetración. Incluso en algunos casos, se ha notificado que el sujeto se ha extraído el condón y posteriormente se lo ha vuelto a poner, no siendo evidente para la víctima.

¿Cuáles son las posibles afectaciones?

Sin dejar de lado las emociones que experimenta cada persona que se ha visto en esta situación, no hay que perder de vista que además puede haber un embarazo no deseado, así como la adquisición de alguna ITS.

Al leer estas líneas podemos pensar que se habla de una pareja heterosexual en la cual el hombre es quien se quita el condón. Pero ¿qué hay de las parejas homosexuales tanto hombres como mujeres?, recordemos que una relación sexual no es sólo la penetración con un pene, puede ser con un juguete sexual, dedos, incluso lo es sin haber penetración.

Importante mencionar el sexo oral, tanto la intención como la acción son las mismas, por lo menos a corto plazo una de las partes, con el ideal de sentir más, retira el método de barrera y la otra sin consentimiento es agredida.

Bajo esta premisa, todas las personas, hombres, mujeres, heterosexuales, homosexuales, bisexuales, parejas, tríos, etcétera, pueden ser víctimas, no importa si es su cónyuge; motivo por el cual les invito a hacer visible, llamar las cosas por su nombre, informarse, pero sobre todo a poner un alto a esta y todas las actividades con las que no estamos de acuerdo o sentimos alguna incomodidad.

Imagen cortesía de billiondigital


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste