Contaminación en lugares cerrados… ¿más peligrosa que la de afuera?

Hoy en día, debido a la situación ambiental que vivimos en los últimos meses, es más probable que muchas de nosotras hayamos sentido ya los clásicos síntomas de la contaminación: el llorar de los ojos, la tos crónica, carraspeo en la garganta… Es algo con lo que vivimos al permanecer a una urbe como lo es la Ciudad de México y el área metropolitana.

Pero casi nunca pensamos en la contaminación existente en los espacios cerrados; porque creemos que los productos nocivos para la salud sólo los producen las fábricas o los autos, pero en realidad nos hemos preguntado… ¿cómo está la contaminación dentro de mi hogar?”

Luis Manuel Guerra, Presidente del Instituto General de Asistencia en Investigaciones Ecológicas A.C, explicó en conferencia de prensa que la contaminación intramuros puede ser más peligrosa para nuestra salud que la que hay en espacios abiertos; y que esto se debe a los productos que utilizamos como alfombras, tapicería, pinturas y muebles. Y puntualizó que los síntomas que podemos tener al respirar contaminación pueden ser muy peligrosos; desde la tos y el llorar de ojos, hasta provocar asmas crónicas.

Por otro lado, el especialista enfatizó que los formaldehídos son agentes importantes a tratar porque están presentes en la contaminación del aire: “Estos son gases peligrosos liberados a través del uso de ciertos productos contaminantes, o bien, son productos (pegamentos, pinturas) que si están presentes en espacios cerrados, pueden afectar la salud”.

“Normalmente pasamos de un 80% a 90% de nuestro tiempo en lugares intramuros. Resulta que gran parte de la población más vulnerable está dentro de la casa, oficina, hospital o escuela la mayor parte del tiempo y tenemos el formaldehído como un importante contaminante intramuros; pero tenemos además otros contaminantes, como lo son alérgenos, humo de cigarro, ácaros, restos de gato y de cucaracha”.

Los contaminantes que se generan en interiores, se dividen en 3 categorías principales:

  • Contaminantes físicos: fibras, pelo de mascotas, cabello, polvo, partículas finas.
  • Contaminantes químicos: humo, monóxido de carbono, Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs, por sus siglas en inglés), y formaldehídos: estos últimos se encuentran en: humo de cigarro, velas aromáticas, muebles y pisos de madera, productos de limpieza, pintura, pegamento, barnices, cosméticos, etc.
  • Contaminantes biológicos: bacterias, virus, polen, alérgenos, moho, ácaros.

La contaminación intramuros tiene consecuencias graves en la salud, ya que puede provocar enfermedades respiratorias que a lo largo afectan la calidad de vida de las familias.

Bajo 10 años de investigación y 5 patentes internacionales, Rowenta (empresa experta en electrodomésticos) en conjunto con laboratorios franceses, ha desarrollado Intense Pure Air, el único purificador del mercado que filtra hasta el 99.97% de la contaminación intramuros y destruye definitivamente los formaldehídos.  Cuenta con 4 niveles de filtración: Pre-filtro, filtro de carbón activado, Auténtico Filtro HEPA y la tecnología exclusiva y patentada del filtro NanoCaptur, el cual destruye permanentemente los formaldehídos sin liberarlos nuevamente al ambiente.

Estamos introduciendo lo mejor de la tecnología en purificadores de aire para generar un aire saludable en interiores que apoye a mejorar la calidad de vida de los mexicanos. Siempre estimulando tener una vida más sana”, dijo Sebástien Alegre, Dir. General Groupe SEB México.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste